Tonsilolitos o piedras en las amígdalas: causas y tratamientos

Aunque pueden no revestir gravedad, los tonsilolitos en la garganta pueden tener su origen en una infección que conviene abordar cuanto antes.

Pedro Felipe Cuellar

    Tonsilolitos o piedras en las amígdalas: causas y tratamientos

    No se debe confundir los tonsilolitos con amigdalitis porque aunque ambas enfermedades se desarrollen en la misma parte de la boca, no son lo mismo. Las amígdalas son ganglios situados en la parte posterior de la boca, una a cada lado, y cuya misión es prevenir enfermedades causadas por bacterias.

    ¿Qué son los tonsilolitos "caseum amigdalar" o cálculos amigdalinos?

    Estos aparecen en las amígdalas como consecuencia de la presencia excesiva de microorganismos en la cavidad oral. Los tonsilolitos son acumulaciones de cálculo debido a diversos agentes patógenos o a restos de comida alojados en estas.

    No es amigdalitis

    La amigdalitis es la inflamación de estos ganglios, una respuesta inmunológica del organismo, sobre todo ante la presencia de una infección. Provoca el crecimiento de las amígdalas, haciendo que parezcan más rojas. Los tonsilolitos presentan un aspecto similar al de pequeñas piedras blancas o incluso al de bolitas similares a granos de arroz.

    ¿Qué causa la aparición de los tonsilolitos?

    1 - Higiene bucal deficiente: Los restos de comida y la presencia de microorganismos van poco a poco acumulándose en la zona de las amígdalas y al final, no retirarlos adecuadamente, hace que se endurezcan y se formen los cálculos.

    2 - Enfermedades periodontales: Las personas que tienen problemas relacionados con las enfermedades periodontales, como gingivitis y periodontitis, tienen mayor probabilidad de desarrollar tonsilolitos gigantes en la garganta.

    3 - Tabaquismo: El consumo habitual de cigarrillos aumenta considerablemente la carga bacteriana de la boca ya que el tabaco desprende sustancias tóxicas en la boca.

    4 - Infecciones: Las infecciones que provocan amigdalitis también pueden promover la aparición de tonsilolitos en determinados casos. Aunque no siempre van de la mano, la respuesta del organismo puede variar en función de cada persona.

    Consecuencias de los tonsilolitos para la salud bucodental

    Los cálculos de la garganta tienen distintos niveles de gravedad, en función de su origen y del tamaño. Aunque hay tonsilolitos que no se ven por estar en una zona posterior de la boca, otros resultan ser visibles.

    Síntomas de tonsilolitos

    • Halitosis o mal olor.

    • Manchas blancas en la parte posterior de la boca

    • Dolor de garganta, especialmente si las amígdalas se han inflamado.

    • Complicaciones al hablar o al tragar: cuando las piedras son demasiado grandes y hay hinchazón, puede resultar difícil abrir la boca con normalidad.

    • Sensación molesta al notar un cuerpo anormal o extraño en la boca.

    • En infecciones agudas acompañadas de amigdalitis, dolor de oídos.

    Fuente consultada aquí

    Mas noticias de Salud Pública