Manejo de los centros de salud durante la pandemia fue exitoso en Puerto Rico, según estudio

Los resultados del estudio están enfocados en seis categorías dirigidas a conocer los aspectos esenciales de atención.

Denis Carolina Londoño

    Manejo de los centros de salud durante la pandemia fue exitoso en Puerto Rico, según estudio

    La pandemia de la COVID-19 ha traído diferentes cambios y sobre todo retos en temas de salud pública, durante los años se ha podido observar una evolución en manejo de pacientes, tecnologías, cuidados y demás, por lo cual, es un fenómeno que se puede estudiar para poder determinar cómo los hospitales y personal médico han enfrentado esta situación.

    El profesor Heriberto Marín, catedrático de la Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto Médicas de Puerto Rico, en una entrevista con Puerto Rico Public Health Trust, habló de un estudio sobre el impacto de la pandemia de la COVID-19 en los centros 330 en Puerto Rico durante el año 2020 y las recomendaciones para el fortalecimiento de sus operaciones.

    El equipo investigador se encuentra conformado por el Dr. Heriberto A. Marín Centeno, Dra. Elba C. Díaz Toro y el Dr. Ralph Rivera Gutiérrez, quienes sostienen que a pesar de la reducción general del 11,2% en el total de pacientes atendidos en el 2020, los Centros 330 fueron exitosos en mitigar la reducción en el acceso a los servicios para los pacientes más vulnerables. De igual manera, en materia de dotación de los recursos humanos, la gerencia de los centros fue efectiva en reducir el riesgo de contagio de la COVID-19 entre el personal clínico y no clínico, implementando protocolos de seguridad y de salubridad efectivos.

    En los gastos operacionales, suministros e ingresos, se evidenció que ante una reducción del 11,3% en total de pacientes atendidos y de 16,7% en el total de visitas, los centros lograron aumentar sus ingresos totales en un 11,3% con respecto al 2019, así mismo, los centros lograron aumentar los ingresos provenientes de la facturación a los planes médicos en $21, 8 millones equivalentes a un aumento de 12,8% al año 2019.

    En cuanto a la participación comunitaria, la existencia de una Junta de Directores con participación y representación amplia de miembros de la comunidad y pacientes en los Centros 330 propició y facilitó la comunicación y toma de decisiones, dirigidos a garantizar el acceso a los servicios de salud durante la pandemia.

    Desde la perspectiva de visitas y telesalud, los centros lograron realizar un total de 341.890 visitas virtuales, a través de plataformas de telemedicina o teleconsulta, lo cual representó un 28,5% del total de visitas realizadas en el año 2020.

    En cuanto a las pruebas de la COVID-19, estos centros asumieron un rol protagónico y proactivo, en darle acceso a las comunidades y sectores más vulnerables y aislados del país a las pruebas de la COVID-19, colaborando con los municipios, el Departamento de Salud y organizaciones comunitarias.

    De igual manera, desde la satisfacción de los pacientes, tanto pacientes, líderes comunitarios y miembros de la Junta de Directores demostraron una gran satisfacción con las estrategias, medidas y esfuerzos hechos por la gerencia y personal clínico de los Centros 330.

    Hallazgos de retos y debilidades

    Entre los hallazgos se encuentran los retos y debilidades de los Centros 330 durante la pandemia, con los planes de continuidad de operaciones, algunas de las personas entrevistadas de la gerencia y del personal médico-clínico participantes en este estudio, no parecían conocer y entender muy a fondo lo que es un "plan de continuidad de operaciones".

    Desde la población atendida, se ha visto una reducción de más de un 25% en el número de pacientes pediátricos entre las edades de 0 a 17 años, atendidos en el 2020 relativo al 2019, representa un reto potencial de salud para la población servida por los Centros 330.

    En materia de dotación de recursos humanos, el personal y recursos humanos en los centros del estudio, demostraron ser vulnerables a situaciones como la pandemia y otras potenciales emergencias, en las cuales puedan ocurrir una interrupción prolongada en la provisión de servicio de salud.

    Entre los retos de gastos operacionales, suministros e ingresos, los Centros 330 evidenciaron ser vulnerables a las disrupciones y vaivenes en los mercados locales e internacionales de suministros y equipos de protección personal, así mismo, el 62% de los ingresos de estos centros depende de los ingresos provenientes del paciente, la estabilidad financiera de los centros se puede afectar grandemente ante interrupciones en la provisión de los servicios.

    En cuanto a las visitas realizadas y telesalud, la gerencia de los centros confrontó retos y dificultades en la implementación de la telesalud, en vista de los problemas de infraestructura de telecomunicaciones y acceso adecuado a la internet.

    Recomendaciones

    Fortalecimiento del Sistema de Informática de la ASPPR.

    Negociar como Grupo la Compra de suministros y EPP.

    Crear un fondo de emergencia para los Centros 330.

    Desarrollar un plan de continuidad de operaciones.

    Fortalecer la telesalud.

    Desarrollar acuerdos de colaboración, reglamentos y prácticas gerenciales para agilizar el compartir de los datos.

    Objetivos del estudio

    Identificar el efecto de la pandemia de la COVID-19 en la continuidad de las operaciones

    Identificar cambios financieros como resultado de la pandemia de la COVID-19

    Identificar las mejores prácticas y estrategias implementadas durante la pandemia de la COVID-19

    Desarrollar recomendaciones de política pública que permitan fortalecer los esfuerzos para la continuidad de operaciones de los Centros 330 y atender los cambios para futuras emergencias.

    Metodología

    Esta investigación utilizó una metodología mixta, cualitativa y cuantitativa. En la parte cuantitativa, el 81% de los centros que participaron en el estudio compartieron la información financiera, uso de servicios, empleo de recursos humanos entre los años 2018 al 2020.

    Por otro lado, en la parte cualitativa se entrevistaron a 68 personas, entre las que se encuentran el personal gerencial, personal médico-clínico, pacientes, miembros de la junta y líderes comunitarios.

    Conclusiones:

    Aunque se puede evidenciar que queda mucho trabajo por hacer para superar la pandemia de la COVID-19, el momento actual ofrece una oportunidad para que líderes políticos, locales y estatales utilicen la creatividad, las innovaciones y las lecciones aprendidas de la respuesta a esta emergencia realizadas por los Centros 330, con el fin de mantener y fortalecer un sistema de salud primario equitativo, resiliente y accesible al futuro.

    Vea el programa completo: 

    Mas noticias de Salud Pública