Fatiga por cuarentena: un padecimiento cada vez más común en los puertorriqueños

Durante la pandemia de COVID-19 se han desarrollado otros trastornos psicológicos que están incidiendo en la salud mental de la población mundial.


Fatiga por cuarentena: un padecimiento cada vez más común en los puertorriqueños

César Fuquen Leal
Agencia Latina de Noticias de Medicina y Salud Pública

Durante la pandemia de COVID-19 se han desarrollado otros trastornos psicológicos que están incidiendo en la salud mental de la población mundial. Uno de ellos es la fatiga de cuarentena que se define como el agotamiento asociado al nuevo estilo de vida restrictivo que se ha adoptado para frenar la propagación del nuevo coronavirus.

Frente al anterior trastorno, el Dr. José Antonio Vargas Vidot, senador de Puerto Rico, expuso en entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública (MSP) la incidencia de la fatiga de cuarentena en la población boricua.

“Ahora mismo ya existe una mentalidad alterada y eso tiene que tomarse en consideración, la conducta del pueblo ya está alterada por una experiencia que provocó lo que se llamó fatiga de cuarentena. La fatiga de cuarentena no se puede obviar cuando uno planifica salud pública. Uno tiene que considerar que ya el estado de ánimo de la gente no es el mismo, se debate entre la credibilidad, el escepticismo sobre la epidemia porque como no es tan evidente para mucha gente se debate entre la capacidad que ha tenido la cuarentena de desbancar la economía, desacelerar el progreso y se debate en la capacidad que tienen los políticos eleccionarios en poder manifestar sus espectáculos para hacer prosélitos para las próximas elecciones, esos tres elementos hay que tomarlos en consideración”, dijo Vargas Vidot.

https://www.youtube.com/watch?v=Jh8tUI7msMI&feature=youtu.be

Cómo incide este fenómeno en la población

Igualmente, el senador Vargas Vidot hizo referencia al análisis que el gobierno debe tomar en cuenta para reabrir la economía y que la fatiga de cuarentena no incida negativamente en la salud mental y psicológica de los puertorriqueños.

“Yo sí diría que se tiene que hacer un análisis bueno. Un grupo de personas bien selecto debe hacer un análisis de cuál fue la experiencia reflexiva de la cuarentena, qué aprendimos de ella y luego entonces reconocer que si volvemos a una cuarentena, esa cuarentena no puede ser igual que la primera. Tiene que adjudicarse esa estrategia todo lo que aprendimos. Posiblemente esa cuarentena no sea tan rigurosa, posiblemente hayan elementos que la gente señaló desde el principio como ridículos porque no se sabía por qué cerraron, a lo mejor alguien lo leyó en Wyoming y alguien copia las cosas así en el gobierno. Esa segunda vuelta que ya lo está haciendo, de hecho ayer ya california volvió a un lockdown, lo que pasa es que ellos hicieron lo que yo estoy diciendo, hicieron una consideración reflexiva de lo que aprendieron en la primera experiencia, lo que no hizo Florida, ahora mismo florida es el estado crítico desde punta a punta”, advirtió el senador.

Con respecto a este tema de la reapertura, Vargas Vidot hizo una crítica al Gobierno Nacional debido a que considera que la reapertura podría cobrar vidas de cientos de personas que salen a ejercer sus funciones diarias.

Hay que reconocer que la reapertura fue desmedida, que la apertura obedeció un planteamiento financiero y como siempre pasa en la salud pública, el ser humano es centro. Entró en consideración las finanzas, cuánto me voy a ganar, a cuenta de qué, porque si yo voy  a perder personas, ya he hablado con neumólogos y me han dicho que hay efectos cardíacos por montones, aunque no se produce la muerte pero en personas muy jóvenes afectadas por COVID. Es decir, el perfil de las personas afectadas por COVID en Puerto Rico ha cambiado considerablemente. ¿Nosotros estamos dispuestos a pagar ese precio por abrir un negocio o por abrirlo mal? son preguntas que hay que hacerse, cuánta capacidad tiene el Estado para lograr que en una reapertura prudente tengamos los elementos de vigilancia correctos para evitar los excesos”, finalizó el senador Vargas Vidot.


Artículos Relacionados