Agotamiento en bebés puede ser alerta de una condición cardíaca

La identificación de determinada sintomatología es esencial sobre todo en aquellas afecciones cardiovasculares congénitas

Eduardo Najar

    Agotamiento en bebés puede ser alerta de una condición cardíaca

    El desarrollo de algunas patologías que comprometen el sistema cardíaco y circulatorio en la población pediátrica tienden a originarse ya a edades tempranas o por causa congénita. Por ejemplo, el agotamiento, falta de aire o desmotivación pueden figurar como alertas tempranas de este tipo de enfermedades.

    En entrevista con la revista Medicina y Salud Pública (MSP), el doctor Edwin Rodríguez, cardiólogo pediátrico del Hospital San Jorge, explica cuales son los casos de alerta en los que los padres deben llevar al niño o bebé a ser evaluado por un médico.

     

    “Pacientes que cuando van al pediatra pueden ver cuando tiene cianosis, y cuando esto sucede específicamente es cuando la piel del niños cambia de pigmentación se pone más oscura. (...) Es bueno hablar o comunicarse al pediatra cuando la madre observa que el niño se pone cianótico alrededor de los labios, los dedos o ojos esto se denomina acrocianosis, sin embargo, se relaciona con un problema del corazón es cuando el infante se pone totalmente azul, síntoma principal”, explicó.

    Además añadió: “Podemos ver otro problema en el chupado, un bebé que cuando tiene hambre y no puede alimentarse o que se ve agotado, puede indicar que posee un problema pulmonar o cardíaco”.

    Otro síntoma que podría servir de alerta cardiovascular es la irregularidad en el peso y talla del bebé, esto lo determina el pediatra cuando se realizan pruebas estandarizadas.

    “Cuando el bebé está más grande, un indicativo de problemas cardiacos es que no está ganando peso, todo lo contrario, estos niños suelen encontrarse muy delgados, se está quedando atrás en crecimiento, son niños que deben evaluarse, ya que puede tener varios problemas: cardiacos, metabólicos o genéticos. (..) Cuando el niño inicia a caminar y a jugar y la vitalidad del niño es reducida o se cansa continuamente, es otro indicativo para visitar al cardiólogo”, sostuvo.

    “La diabetes es una de las condiciones que puede hacer que el paciente tenga problemas del corazón a más temprana edad, es por ende, que estos niños deben ser evaluados también por cardiólogos, (...) otra enfermedad es la hipertensión, una patología que puede presentarse en cualquier persona, muchas veces esta irregularidad requiere de intervenciones quirúrgicas y por otro lado, el colesterol alto es otra comorbilidad que puede afectar este importante órgano”, afirmó.

    Tratamientos y mejoría de pronósticos

    Los avances tecnológicos y los nuevos procedimientos percutáneos han logrado que aquellas patologías que en años anteriores eran irreversibles cuenten con tratamientos y terapias para garantizar un buen pronóstico a largo plazo en aquel paciente pediátrico y a su vez el riesgo de complicación también sea mínimo.

    “Gracias a los avances tecnológicos es posible que aquellas patologías que no tenían terapia, medicamentos o solución clínica, ya cuenten con todas estas herramientas que pueden alargar la vida del paciente y no solo esto sino que ayudan a mejorar su calidad. Las enfermedades congénitas también tienen una solución exitosa donde se intervienen en Puerto Rico y el pronóstico es favorable”, concluyó.

    Mas noticias de Pediatría