Estudio sugiere relación entre medicamentos para la disfunción eréctil y las afecciones oculares

Los comentarios respecto a los resultados sugieren que las empresas farmacéuticas deben prestar atención a estos efectos en los pacientes que consumen estos medicamentos.

Yolimarian Torres Yolimarian Torres

    Estudio sugiere relación entre medicamentos para la disfunción eréctil y las afecciones oculares

    Las personas que usan una clase de medicamentos recetados, con mayor frecuencia para la disfunción eréctil, corren un mayor riesgo de sufrir afecciones oculares que amenazan la visión, dicen los investigadores, quienes señalan que este estudio abre un debate sobre la responsabilidad de las empresas productoras sobre la relación que tienen sus medicamentos con los problemas oculares en hombres

    Entre los resultados destacan que los pacientes en una base de datos de seguros a los que se les recetó sildenafil, tadalafil, vardenafil o avanafil tenían casi el doble de probabilidades que los pacientes a los que no se les recetaron los medicamentos de tener neuropatía óptica isquémica, oclusión vascular retiniana o Desprendimiento seroso de retina. 

    En 2020, los médicos escribieron alrededor de 20 millones de recetas mensuales de medicamentos para la disfunción eréctil solo en los Estados Unidos, según lo indicó Mahyar Etminan, PharmD, profesor asociado de oftalmología en la Universidad de Columbia Británica, tras comentar sobre el estudio fue publicado en JAMA Ophthalmology.

    Los informes anteriores, incluidos los estudios posteriores a la comercialización realizados por los fabricantes de medicamentos, han documentado eventos oculares. Las monografías de sildenafilo, tadalafilo, vardenafilo y avanafilo advierten a los usuarios sobre la neuropatía óptica isquémica, hallaron los investigadores.

    Las monografías de sildenafilo, tadalafilo y vardenafilo enumeran la oclusión vascular retiniana como un evento adverso potencial, pero no cuantifican el riesgo. Ninguna de las monografías de medicamentos menciona el desprendimiento de retina seroso.

    Investigaciones anteriores han asociado estos medicamentos con la perfusión comprometida del nervio óptico. Algunos investigadores han especulado que los vasos sanguíneos de la coroides pueden sufrir una relajación del músculo liso a través de una vía cíclica de monofosfato de guanosina que puede conducir a la congestión coroidea.

    Los investigadores también encontraron que el riesgo era aún mayor para los pacientes a los que se les recetaron cinco o más de estos medicamentos en comparación con los que recibieron menos de cinco recetas, lo que sugiere una respuesta a la dosis.

    Sobre la base de estos hallazgos, Etminan cree que las compañías farmacéuticas deberían agregar advertencias sobre el desprendimiento seroso de la retina y la oclusión vascular de la retina en las monografías de los medicamentos.

    "Por ejemplo, la neuropatía óptica isquémica anterior no arterítica (NAION, por sus siglas en inglés) es una condición muy rara que ocurre con un mayor riesgo general en la población que generalmente sufre disfunción eréctil (DE), es decir, hombres mayores con enfermedades concomitantes como diabetes, dislipidemia e hipertensión, en comparación con la población general", dice el comunicado.

    Debido a la naturaleza retrospectiva del análisis, Etminan reconoció que los investigadores no pudieron probar que el mayor riesgo de enfermedad ocular estuviera asociado con el uso de los medicamentos y no con alguna afección subyacente. Pero además de ajustar los factores de riesgo conocidos, también analizaron por separado a los hombres sin hipertensión, diabetes o enfermedad de las arterias coronarias y encontraron que el riesgo de las afecciones oculares era aproximadamente el doble para los hombres con recetas de estos fármacos.

    Howard Pomeranz, MD, PhD, profesor de oftalmología en Northwell Health en Great Neck, Nueva York, que no participó en este estudio, dijo que sus hallazgos confirmaron una investigación similar que realizó sobre la neuropatía óptica isquémica.

    Refirió que aunque las personas que toman los medicamentos deben discutir cualquier cambio en su visión con sus médicos, dijo que no deberían preocuparse por un "tipo de tinte azulado en la visión que puede ocurrir de forma transitoria desde unos pocos minutos hasta 40 o 45 minutos. "

    Fuente consultada aquí

    Licenciada en Comunicación Social egresada de la Universidad de Los Andes, Táchira, Venezuela. Locutora Certificada por la Universidad Central de Venezuela. Redactora de Medicina y Salud Pública.

    Mas noticias de Oftalmología