Estilo de vida recomendado para pacientes de esclerosis múltiple

Una dieta cetogénica parece ser decisiva para tener una buena calidad de vida.

Isbelia Farías

    Estilo de vida recomendado para pacientes de esclerosis múltiple

    Los pacientes con esclerosis múltiple que han seguido una dieta cetogénica han experimentado menos fatigas, mejores síntomas de depresión y una mejor calidad de vida, según un estudio.

    Aunado a ello, los pacientes que siguieron esta dieta demostraron tener unos niveles reducidos de marcadores inflamatorios en las muestras de sangre.

    El mieloma múltiple es un cáncer de las células plasmáticas, un tipo de glóbulo blanco en la médula ósea. Aunque es una afección que no tiene cura, si cuenta con amplios y efectivos tratamientos, así lo aseguró el Dr. Joel López, hematólogo oncólogo del Hospital Auxilio Mutuo.

    "Hoy en día estamos tratando a estos pacientes de una forma mucho más personalizada, el tratamiento se ha ido definiendo de acuerdo a la forma en que se desarrollan los factores de riesgo que tienen estos pacientes", explicó.

    De acuerdo con la fuente consultada con Medicina y Salud Pública, una dieta cetogénica consiste principalmente en la ingesta de alimentos como carne, pescado, huevos, crema espesa, mantequilla, aceites y vegetales sin almidón, tales como guisantes, zanahorias, brócoli y pimientos, y esta puede ser segura para las personas con esclerosis múltiple (EM).

    Al menos esto es lo que ha arrojado un estudio preliminar que salió a la luz el primero de marzo del presente año, presentado en la 74 reunión anual de la Academia Estadounidense de Neurología, que se llevará a cabo presencialmente en Seattle del 2 al 7 de abril de 2022.

    La dieta cetogénica y una mejor calidad de vida

    En dicho estudio preliminar se encontró que las personas con EM pueden experimentar menos fatiga y depresión, así como reportar una mejor calidad de vida, mientras siguen la dieta.

    El autor del estudio, adscrito a la Universidad de Virginia en Charlottesville y miembro de la Academia Estadounidense de Neurología, J. Nicholas Brenton, acotó que: "Una dieta cetogénica, que es alta en grasas, adecuada en proteínas y baja en carbohidratos, permite que el cuerpo utilice la grasa como fuente principal de energía en lugar de azúcares, imitando así un estado de ayuno".

    Además, señaló que: "Una dieta cetogénica ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, en personas con diabetes tipo II, y mejora el control de las convulsiones en personas con epilepsia. Sin embargo, no ha sido bien estudiado en personas con EM".

    El estudio y los resultados

    Lo cierto es que los cambios en la dieta pueden ser una forma económica de mejorar la salud en general. El estudio en cuestión exploró si llevar este tipo de dieta es seguro, beneficioso y tolerable para las personas con EM. Para ello, se inscribieron 65 personas diagnosticadas con EM remitente recurrente, la forma más usual de la enfermedad y caracterizada por brotes de síntomas seguidos de períodos de remisión.

    Los participantes consumieron la dieta cetogénica por seis meses. La adherencia a la dieta se controló mediante análisis diarios de orina para medir las cetonas, un metabolito que produce el cuerpo cuando quema grasas.

    Los investigadores encontraron que los participantes no solo tenían menos grasa corporal después de seis meses, sino que también tenían menos fatiga y depresión. Ante ello, Brenton concluyó afirmando que: "Nuestro estudio proporciona evidencia de que una dieta cetogénica puede ser segura y beneficiosa, reduciendo algunos síntomas de las personas con EM, cuando se sigue por un periodo de seis meses".

    No obstante, se requiere de mayor investigación, ya que existen riesgos potenciales asociados con este tipo de dietas, tales como los cálculos renales, problemas digestivos y deficiencias de nutrientes. Antes de realizar cambios en la dieta, los pacientes deben consultar con su médico y un nutricionista para que le realicen un control regular.

    Ingerir alcohol y tabaquismo

    De igual modo, ingerir alcohol a diario podría acelerar la pérdida de células nerviosas en el cerebro de los pacientes, mientras que las personas que fuman tienen más probabilidad de ser diagnosticadas con esclerosis múltiple y beber alcohol les hace perder células nerviosas.

    En el caso de las personas que con Esclerosis Múltiple (EM) que consumen alcohol a diario, tienen más probabilidad de mostrar neurodenegeración de una forma más rápida, según un nuevo estudio.

    Los hallazgos sugieren que dejar de fumar y reducir el consumo de alcohol sería beneficioso para las personas con EM, aunque los científicos enfatizaron la necesidad de realizar más investigaciones.

    El estudio, que fue publicado en JAMA Network Open, se tituló: "Relaciones de consumo de alcohol y tabaquismo con riesgo de enfermedad y neurodegeneración en individuos con esclerosis múltiple", y destacó que fumar tabaco es un factor de riesgo para la EM, aunque los efectos del alcohol sobre los riesgos de esta enfermedad son menos claros.

    En este estudio se recurrió a un grupo de individuos sanos como grupo de control y los resultados indicaron que los fumadores tenían más riesgo a padecer de EM, en comparación con aquellas personas que nunca habían fumado. 

    Fuente consultada aquí


    Mas noticias de Neurología



    enlacesrecomendados: function (element) { $.get("/bloqueheaderenlancesrecomendados") .done(function (data) { $("#enlacesrecomendados").replaceWith(data); var d = data.replace("dropdown d-inline-block", "dropdown d-none d-md-inline-block"); $("#enlacesrecomendados2").replaceWith(d); }); } ,loultimo: function (element) { $.get("/bloqueloultimo") .done(function (data) { $("#loultimo").replaceWith(data); var myLazyLoad = new LazyLoad({ elements_selector: ".lazy", threshold: 0 }); }); } ,lomasvisto: function (element) { $.get("/bloquemasvisto") .done(function (data) { $("#lomasvisto").replaceWith(data); var myLazyLoad = new LazyLoad({ elements_selector: ".lazy", threshold: 0 }); }); }