Los síntomas de insomnio podrían provocar problemas de insuficiencia cardiaca, según estudio

El insomnio crónico es uno de los trastornos del sueño más comunes y afecta aproximadamente al 15% de la población.

Sergio Nicolás Ortiz Cortés Sergio Nicolás Ortiz Cortés
  • Sergio Nicolás Ortiz Cortés - Correo Electrónico

Los síntomas de insomnio podrían provocar problemas de insuficiencia cardiaca, según estudio

Los síntomas de insomnio comúnmente aumentan y disminuyen con el tiempo, y el trastorno de insomnio crónico se diagnostica cuando estos síntomas están presentes al menos tres noches a la semana durante por lo menos 3 meses a pesar de tener la oportunidad adecuada para dormir.

Se estima que entre el 30% y el 40% de los adultos informan síntomas de insomnio en algún momento de un año determinado.

Cada vez hay más pruebas que vinculan el trastorno de insomnio con varias deficiencias relacionadas con la salud, incluida la reducción de la calidad de vida, los trastornos mentales, la hipertensión, y enfermedades cardiovasculares.

Los síntomas del insomnio también son muy frecuentes en pacientes con insuficiencia cardíaca, sin embargo, pocos estudios han investigado si el insomnio se asocia prospectivamente con una mayor incidencia de insuficiencia cardíaca entre sujetos libres de insuficiencia cardíaca al inicio del estudio.

En el ensayo epidemiológico más grande hasta la fecha, se recopilaron datos de referencia sobre los síntomas del insomnio en 54.279 participantes.

Sus resultados destacaron una asociación dependiente de la dosis entre el número de síntomas de insomnio y el riesgo de insuficiencia cardíaca recién diagnosticada durante 11 años de seguimiento después de un ajuste completo de los principales factores de riesgo cardiovascular.

Sin embargo, los síntomas del insomnio se midieron solo una vez al inicio del estudio; por lo tanto, no se consideraron los efectos potenciales de los cambios dependientes del tiempo en la gravedad de los síntomas del insomnio, lo cual es importante porque estudios previos sugirieron que los síntomas del insomnio pueden seguir múltiples trayectorias a lo largo del tiempo.

Entre los síntomas de insomnio que varían en el tiempo y la insuficiencia cardiaca incidente en 12.761 adultos de mediana y edad avanzada, los síntomas de insomnio se definieron como la mayoría de las veces, como la dificultad para iniciar el sueño, la dificultad para mantener el sueño y el despertar temprano en la mañana, y rara vez un sueño no reparador.

Sus resultados muestran que 38% de los participantes informaron tener al menos un síntoma de insomnio, lo cual es consistente con la literatura existente.

Los autores encontraron que cada síntoma de insomnio tomado individualmente se asoció con un mayor riesgo de insuficiencia cardíaca incidente en comparación con no experimentar el síntoma durante el seguimiento en 16 años. 

Los mecanismos subyacentes que explican la asociación entre el insomnio y el aumento de la insuficiencia cardiaca incidente siguen siendo en gran parte desconocidos. 

El trastorno de insomnio induce un estado de hiperactividad y puede haber una relación bidireccional con un estilo de vida poco saludable. 

De hecho, una dieta desequilibrada y la inactividad física se encuentran entre los comportamientos disfuncionales que aumentan los síntomas del insomnio, mientras que el insomnio puede estar asociado con un deterioro diurno por ejemplo, fatiga, atención y, más específicamente, somnolencia que podría favorecer el comportamiento sedentario.

Los mecanismos fisiopatológicos subyacentes incluyen desregulación del eje hipotalámico pituitario suprarrenal que conduce a un mayor riesgo cardiovascular junto con resistencia a la insulina, diabetes y depresión; aumento de la actividad del sistema nervioso simpático a través de la activación de hormonas implicadas en la excitación, tales como cortisol y norepinefrina, que conduce a un aumento de la frecuencia cardíaca en reposo, presión arterial elevada y variabilidad alterada de la frecuencia cardíaca.

La principal fortaleza y el aspecto innovador de este gran estudio poblacional es el uso de análisis que permite el ajuste de los síntomas de insomnio que varían en el tiempo y el sesgo de selección, mientras que los estudios poblacionales anteriores sólo consideraron los síntomas al inicio del estudio.

Algunas otras preguntas quedan sin respuesta. En particular, aunque en el estudio actual se tuvieron en cuenta los síntomas de insomnio que varían con el tiempo, no es posible evaluar si las personas que muestran un patrón de insomnio creciente y menguante tenían un riesgo similar de desarrollar insuficiencia cardiaca, que las personas con insomnio crónico.

En general, el estudio proporciona pruebas sólidas de que las quejas de insomnio no son síntomas menores en una población de mediana a mayor edad, sino que también pueden tener graves consecuencias cardiovasculares a largo plazo.

Además, los síntomas del insomnio son fácilmente reconocibles y modificables, pero muchas personas con insomnio permanecen sin tratamiento a pesar de la efectividad de las opciones que hay en la actualidad.

Aunque la capacidad de los tratamientos para el insomnio para prevenir la insuficiencia cardíaca sigue sin demostrarse, el estudio recomienda a los médicos generales y cardiólogos que consideren las molestias del sueño al realizar una evaluación clínica del riesgo cardiovascular. 

Fuente consultada aquí.

Comunicador Social y Periodista egresado de la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá. Periodista y Redactor en la Revista de Medicina y Salud Pública.

Mas noticias de Investigación