Estudio sostiene beneficio de descontinuar hormona tiroidea en pacientes con condición leve

Evitaría la sobre utilización del medicamento y sus posibles efectos adversos incluyendo a la salud cardíaca.


Estudio sostiene beneficio de descontinuar hormona tiroidea en pacientes con condición leve

Una revisión sistemática con 17 artículos sostiene que aquellos pacientes con condición de tiroides “subclínica” podrían beneficiarse luego de aplicar el tratamiento con Levothyroxine, podría descontinuarse la misma y continuar con una calidad de vida normal.

Así lo sostuvo en entrevista con Medicina y Salud Pública (MSP) la doctora Nidia Burgos, parte de la Sección de Endocrinología del Recinto de Ciencias Médicas (RCM), y quien figura como parte de los autores del estudio. 

“La hormona de tiroides se usa comúnmente como tratamiento de hipotiroidismo. (...) La levotiroxina, que es una de las diversas hormonas de tiroides que existen, es uno de los medicamentos más recetados a nivel mundial y también en Estados Unidos. Sin embargo, en otros casos se administra sin tener una indicación clara, lo que requiere tener más validaciones”, afirmó.

Sostuvo la diferencia entre condición entre el hipotiroidismo franco e hipotiroidismo subclínico

En el hipotiroidismo franco (clínico), los niveles de hormona estimulante de la tiroides son altos y los de tiroxina libre,  bajos. La mayoría de estos pacientes están sintomáticos, según literatura.

De otra parte, el hipotiroidismo subclínico, raramente sintomático, se caracteriza por niveles altos de la hormona estimulante de la glándula tiroides y niveles normales de tiroxina libre.

“Fuimos más allá del hipotiroidismo, donde tratamos de identificar el tipo condición de la tiroides que tenían estos pacientes en estos estudios. Por ejemplo, identificamos aquellos que padecían hipotiroidismo franco y necesitaban este tratamiento. Así mismo evaluamos aquellos con tiroides de tipos de subclínico, pero que podían estar estables sin la hormona”, sostuvo.

“Entre los resultados más significativos entre los 1,103 pacientes de estos estudios validamos que el 86% eran mujeres que usaban esta hormona. A un ? de estos pacientes con tiroides subclínico se les retiró la hormona y luego de esto, permanecían bien y estables”, detalló.

Aunque recalcó la importancia de continuar haciendo estudios científicos en el campo de la endocrinología que validen precisamente estos datos de esta primera revisión sistemática en Puerto Rico, aclaró a su vez la importancia hacer énfasis en que aún no existen guías específicas para la descontinuación de la hormona de tiroides en pacientes que presentan algún tipo de desnivel en su glándula.

No obstante, reiteró que estos hallazgos son importantes en vías de que también los médicos del País tomen en cuenta que la sobreutilización de este medicamento puede tener efectos adversos que pueden repercutir en la salud cardíaca del paciente y el funcionamiento de otros sistemas. 

“Ahora mismo no hay ninguna guía que te sugiera quitar la hormona tiroidea como tratamiento. Por lo general se inicia el tratamiento cuando se presenta hipotiroidismo y el paciente presenta síntomas. Debemos tener en cuenta los criterios de necesitar un medicamento. En personas mayores el nivel de tiroides erróneo puede promover u originar otro tipo de comorbilidades crónicas”, reafirmó.

“Sabemos que en Puerto Rico hay muchas personas con esta afección y usando hormonas. Tenemos que hacer una investigación de la prevalencia en la Isla, el patrón de práctica de los clínicos al iniciar con terapias e indagar en cómo estos perciben la continuidad de la misma y si es benéfica o no. Este es el principio de la investigación buscamos en un futuro determinar la importancia y necesidad de este tipo medicamentos y sobre todo, promover que cada paciente reciba una atención clínica individualizada para saber cuándo necesita el tratamiento o cuando no lo necesita”, concluyó.

Según la Sociedad Puertorriqueña de Endocrinología y Diabetología (SPED), en Puerto Rico, se estima que un 20% de la población padece de algún trastorno de tiroides y un estudio reciente indica que un 33% de las mujeres puertorriqueñas tienen alguna enfermedad de la glándula tiroidea.

Para ver los detalles del estudio, puede presionar aquí: 

https://www.liebertpub.com/doi/abs/10.1089/thy.2020.0679


Artículos Relacionados