Contaminación del aire se asocia a trastornos vasomotores coronarios en pacientes con isquemia miocárdica

Estos resultados incluyen a los pacientes con arterias coronarias no obstruidas.

Belinda Burgos Belinda Burgos
  • Belinda Burgos - Correo Electrónico

Contaminación del aire se asocia a trastornos vasomotores coronarios en pacientes con isquemia miocárdica

El material particulado respirable presente en la atmósfera en forma sólida o líquida (polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento y polen, entre otras) se puede dividir, según su tamaño, en dos grupos principales. 

Las de diámetro aerodinámico igual o inferior a los 10 µm o 10 micrómetros (1 µm corresponde a la milésima parte de un milímetro) se las denomina PM10 y a la fracción respirable más pequeña, PM2,5. Estas últimas están constituidas por aquellas partículas de diámetro aerodinámico inferior o igual a los 2,5 micrómetros, es decir, son 100 veces más delgadas que un cabello humano

Estas medidas, según un grupo de investigadores, se asociarían con anomalías vasomotoras coronarias en pacientes con isquemia miocárdica y la Enfermedad Coronaria No Obstructiva (NOCAD, por sus siglas en inglés). De acuerdo con los resultados, una mayor exposición a PM2,5 y PM10 en pacientes con isquemia miocárdica y enfermedad arterial coronaria no obstructiva se asocia con anomalías vasomotoras coronarias en una muestra de pacientes de 287. 

Unos 161 estaban diagnosticados con isquemia miocárdica y unos 126 con NOCAD.

Aseguraron que el PM2.5 es un factor de riesgo independiente para la aparición de espasmo epicárdico como presentación clínica. Así lo indicaron los autores, quienes indican que las anomalías vasomotoras coronarias son causas importantes de isquemia miocárdica en pacientes con enfermedad arterial coronaria no obstructiva. 

"Nuestro objetivo fue evaluar la asociación entre la exposición a largo plazo a partículas 2.5 (PM2.5) y 10 (PM10) y los trastornos vasomotores coronarios en pacientes con enfermedad arterial coronaria no obstructiva. Se estudiaron prospectivamente pacientes con isquemia miocárdica y enfermedad arterial coronaria no obstructiva sometidos a angiografía coronaria y prueba de provocación intracoronaria con acetilcolina", sostiene el reporte. 

Es importante mencionar que la isquemia miocárdica ocurre cuando el flujo sanguíneo al corazón se reduce, lo que impide que el músculo cardíaco reciba suficiente oxígeno. 

Mientras que la enfermedad de las arterias coronarias está catalogada como una afección cardíaca común, donde los principales vasos sanguíneos que suministran sangre al corazón (arterias coronarias) tienen dificultad para enviar suficiente sangre, oxígeno y nutrientes a los músculos cardíacos.

Acceda a la investigación aquí.

Periodista y MPH, Bachillerato en Periodismo y Prejurídico de la Universidad del Sagrado Corazón y graduada de la Maestría en Salud Pública, de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Jefa de Redacción con 11 años de experiencia y líder de Redacción de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Investigación