Pruebas de hepatitis C deben hacerse seis meses después de una perforación o pigmentación cutánea

Tatuajes o perforaciones no tienen un alto riesgo de contraer enfermedades e infecciones, sin embargo, es necesario que se tengan en cuenta cuidados salubristas con elementos para este fin

Eduardo Najar

    Pruebas de hepatitis C deben hacerse seis meses después de una perforación o pigmentación cutánea

    Con el propósito de prevenir algunas infecciones o enfermedades virales es necesario que cuando una persona se somete a alguna perforación o pigmentación cutánea, las herramientas que se estén usando como agujas estén totalmente desinfectadas y el lugar de trabajo cuente con las normas sanitarias dictadas para brindar el servicio.

    Sin embargo, en algunos territorios la poca accesibilidad a un servicio de salud óptimo podría promover que las tasas epidemiológicas de agentes infecciosos incrementen, por eso la necesidad de establecer educación sobre el tema como estrategia de prevención, en entrevista con la revista Medicina y Salud Pública (MSP), la doctora Ángeles Rodríguez, epidemióloga e infectóloga, del Centro Latinoamericano de Enfermedades de Transmisión Sexual, explica de qué manera la hepatitis C podría infectarse y ese debe hacer para evitar este fin. 

    “En realidad tanto las perforaciones como los tatuajes no son en sí actividades de riesgo para contraer hepatitis C, pero cuando se hacen en lugares no regulados donde las personas que llevan a cabo esta acción no toman las precauciones apropiadas para evitar la transmisión de sangre, las personas pueden estar en riesgo de infectarse. (...) Este virus tiene una característica y es que necesita un inóculo pequeño para producir infección, es decir,que la cantidad de sangre es más pequeña, pues contiene cargas virales muy altas”, afirma la doctora.

    Tatuajes y perforaciones

    Es necesario que aquellas personas que realizan piercings en la piel o perforaciones, deben tener en cuenta aquellas normas de salud con el fin de evitar que agentes virales pueden propagarse en un grupo de pacientes, asimismo es necesario que las reglas salubristas sean conocidas y aplicadas por cada uno de los establecimientos que brindan servicios de tatuajes o perforaciones.

    “El uso repetitivo de agujas, realizar esta pigmentación en lugares de alto riesgo, uso de tintas no individuales, son actividades que pueden promover este tipo de infecciones, todas actividades donde pueda haber sangre y el equipo que no sea desechable o aseado respectivamente. Hoy las personas que realizan arte corporal o perforaciones usan material desechable, en otros lugares el desconocimiento puede llevar al reuso de tinta de agujas y demás son de alto riesgo”, sostuvo la especialista.

    Recomendaciones

    Como afirma la doctora es importante que las personas que se vayan a realizar algún procedimiento en su piel, acuda a lugares reconocidos y sobre todo aquellos que son notoriamente higiénicos, pues estos factores son esenciales para evitar la infección por hepatitis C.

    “Es importante conocer la reputación del lugar donde se va a hacer el procedimiento, si es un lugar regulado la persona hará todo el proceso en la presencia del usuario y la seguridad será notoria, por el contrario si el lugar no está aseado y el proceso no es el adecuado, no se debe hacer el piercing o el tatuaje allí. (...) Yo recomiendo que la la prueba de hepatitis C se realice seis meses después de que una persona se haya hecho un tatuaje pues el tiempo prudencial donde se puede dar un diagnóstico certero”, concluyó.

    Mas noticias de Infectología