Guillain-Barré: síntomas inician en extremidades inferiores de los pacientes

Hasta el momento, no hay una cura para el síndrome de Guillain-Barré, pero varios tratamientos pueden aliviar los síntomas y reducir la duración de la enfermedad.

Redacción MSP


Guillain-Barré: síntomas inician en extremidades inferiores de los pacientes

El Dr. Carlos Luciano, neurólogo y catedrático del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de Puerto Rico, explicó de manera exclusiva para Medicina y Salud Pública, los síntomas, tratamiento y posibles causas del Guillain-Barré

En principio el galeno explicó que la condición se debe a la inflamación de los nervios periféricos que pertenecen al sistema nervioso y es atacado por sistema inmunitario de nuestro organismo. 

En cuanto a las posibilidades de padecer este síndrome, el experto indicó que puede afectar a los niños, aunque es menos frecuente, y es más benigno. En el caso de los adultos, es más común que pueda darse, pero si se trata a tiempo los resultados son positivos. 

El experto indicó que el síndrome tiene una “condición monofásica, es decir, no empeora más allá de las 4 semanas, todo depende del individuo.  No es una enfermedad crónica, pues el proceso inflamatorio cesa, aunque pueden quedar secuelas de debilidad o falta de fuerza”, explicó el Dr. Luciano. 

El médico explicó que los primeros síntomas suelen ser debilidad y hormigueo en las extremidades, y que estas por lo general inician en las extremidades inferiores y luego pasan a afectar manos, brazos, cuello y cabeza. 

“Estas sensaciones pueden propagarse rápidamente y, con el tiempo, paralizar todo el cuerpo”, es por ello que, el Dr. Luciano precisó que la manifestación más grave del síndrome de Guillain-Barré se considera una emergencia médica.

“La mayoría de las personas con esta afección, que por lo general afecta los pulmones, deben ser hospitalizadas para recibir tratamiento.  Es una condición progresiva, y varía de acuerdo a la salud del paciente” explicó el galeno, quien indicó que en aproximadamente el 10% de las personas con el trastorno, los síntomas comienzan en los brazos o la cara. 

El síndrome de Guillain-Barré no tiene cura, sin embargo existen tratamientos que pueden acelerar la recuperación y reducir la gravedad de la enfermedad:

Intercambio de plasma (plasmaféresis). La porción líquida de parte de la sangre (plasma) se extrae y se separa de las células sanguíneas. Luego, las células sanguíneas se vuelven a colocar en el cuerpo, el cual produce más plasma para compensar lo que se extrajo. La plasmaféresis puede funcionar liberando al plasma de ciertos anticuerpos que contribuyen al ataque del sistema inmunitario a los nervios periféricos.

Terapia de inmunoglobulina. La inmunoglobulina que contiene anticuerpos sanos de donantes de sangre se administra a través de una vena (por vía endovenosa). Las dosis altas de inmunoglobulina pueden bloquear los anticuerpos perjudiciales que podrían contribuir al síndrome de Guillain-Barré.

Factores de riesgo

El síndrome de Guillain-Barré puede afectar a personas de todas las edades. Sin embargo, el riesgo aumenta a medida que envejeces. También es más común en hombres que en mujeres.

Los desencadenantes del síndrome de Guillain-Barré son los siguientes:

*Con mayor frecuencia, la infección por campylobacter, un tipo de bacteria que se encuentra con frecuencia en las aves de corral poco cocidas

*Virus de la influenza

*Citomegalovirus

*Virus de Epstein-Barr

*Virus del Zika

*Hepatitis A, B, C y E

*El VIH, el virus que causa el SIDA

*Neumonía por micoplasma

*Cirugía

*Traumatología

*Linfoma de Hodgkin

*En raras ocasiones, las vacunas contra la gripe o las vacunas infantiles.

Infección por COVID-19

Escuche la entrevista completa: 


Artículos Relacionados