Científicos publican un registro inédito de alertas sanitarias

Este registro también informa sobre los brotes epidémicos en los últimos 23 años y demuestra que el factor humano no se puede sustituir, hasta ahora.

Isbelia Farías

    Científicos publican un registro inédito de alertas sanitarias

    Un grupo de científicos publicó un registro de alertas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cual facilita que cualquier médico, en cualquier lugar del mundo, reporte posibles amenazas contra la salud.

    Dicho registro permite observar las amenazas recurrentes a nivel global, tales como la gripe o el cólera, además de las epidemias persistentes, como la enfermedad por el virus del ébola o el MERS-CoV.

    Esta herramienta también facilita analizar cómo son reportadas las enfermedades; por ejemplo, en Egipto hay 115 alertas sanitarias que lo convierten en el quinto país con notificaciones y que hace seguimiento a la fiebre amarilla, a diferencia de lo observado con Libia, quien nunca ha hecho un reporte, evidenciando con ello el colapso de su sistema sanitario.

    La revisión, que abarca desde 1996 hasta 2019, estuvo liderada por la directora del Centro de Ciencias de la Salud y Seguridad Mundial del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, Estados Unidos, Rebecca Katz.

    La información recopilada también visibiliza que China es el país con mayor número de alertas sanitarias, relacionadas con diferentes tipos de gripe. Además, se constató que los brotes peligrosos de gripe son la principal enfermedad reportada en estos 26 años, con 776 notificaciones.

    Katz indica que: “La página de la OMS es la fuente principal de información sobre salud, por eso creemos que el registro oficial debe estar homologado”.

    La investigadora agrega que los especialistas deben “vigilar cada día decenas de miles de señales que pueden suponer un problema grave de salud global, y todo el tiempo deben dilucidar qué es relevante y qué no”.

    Es por ello que, según Katz, es imperativo el diseño de un modelo como el suyo que unifique criterios a lo largo de la historia sobre las alertas sanitarias.

    La importancia del papel humano

    La epidemióloga Susana Monge Corella, quien no ha participó en la investigación, resaltó la relevancia del papel humano a la hora de decidir la gravedad de un brote.

    Monge indicó: “Filtras gracias al conocimiento acumulado, pero no hay comité de expertos donde se decidan alertas sanitarias en el que haya estado en el que no haya discusión, pese a las décadas de conocimiento… Debido a la complejidad de la toma de decisiones, el factor humano es difícil de sustituir”.

    La capacidad de decisión es importante para reportar casos. Monge explica que: “Una familia intoxicada de botulismo por una conserva casera, es un problema concreto; pero si un niño se intoxica de botulismo por una fórmula de leche comercial que se ha vendido en toda España, entonces la misma enfermedad tienen un riesgo completamente distinto, otra dimensión, y si la marca láctea es extranjera ya es un problema internacional”.

    Monge destaca que el papel de la OMS es “delicado, porque debe ser muy cuidadoso a la hora de alertar sobre brotes”, ya que debe “coordinar las comunicaciones” y mediar entre diferentes organismos y países.

    Todo profesional sanitario debe informar de un posible brote infeccioso y reportarlo de forma urgente ante la sola sospecha de un caso. En este sentido, la rapidez en la transmisión de la información es crucial, debido a que el objetivo del sistema de vigilancia epidemiológica es la detección y el control de las enfermedades transmisibles.

    Fuente: aquí

    Mas noticias de Infectología