Las Voces de Rhaiza: la lucha de una madre inspirada en la memoria de su hija

Gracias a esta noble labor que lidera Myra Plumey, hoy en día muchas mujeres hacen parte de las Voces de Rhaiza.

Luisa Ochoa

    Las Voces de Rhaiza: la lucha de una madre inspirada en la memoria de su hija

    Afrontar la pérdida de un ser querido como un hijo es uno de los más grandes dolores que puede vivir una madre, sin embargo, la poderosa frase de Julie Hebert, "que haya consuelo sabiendo que alguien tan especial jamás será olvidado" es una valiosa consigna para Myra Plumey, quien ha continuado el gran legado de las Voces de Rhaiza en memoria de su hija.

    Hace ocho años se apagó la vida de Rhaiza Vélez Plumey, una mujer puertorriqueña de 32 años, madre de 3 hijos, quien no pudo ganarle la batalla al cáncer cervical causado por el Virus del Papiloma Humano, el cual había hecho metástasis en su hígado y pulmones.

    "No quiero que ninguna otra mujer joven como yo pase por lo mismo" "Mi mayor temor es no poder ver a mis hijos crecer", fueron las palabras de Rhaiza que marcaron el comienzo de un legado que hoy persiste con mayor fuerza: el movimiento de las Voces de Rhaiza.

    El espíritu resiliente de Myra Plumey continuó llevando las Voces de Rhaiza a cada mujer, en cada rincón de Puerto Rico, para concienciar sobre las oportunidades de prevención y detección temprana de esta enfermedad, con el fin de que las mujeres sean un testimonio vivo de superación contra el cáncer cervical.

    "El movimiento las Voces de Rhaiza Vélez Plumey y mi unión a este grupo con la coalición de VOCES fue con el objetivo de continuar con la voz de Rhaiza, ella fue diagnosticada con cáncer cervical y quiso hacer pública su historia. En enero de 2015 se publica en un periódico de alta circulación la historia de Rhaiza y ella quiso compartir su historia con el propósito de que ninguna otra mujer viviera lo que ella vivió", relató Myra Plumey.

    Aunque Rhaiza quería llevar este importante mensaje para todas las mujeres, lamentablemente no lo pudo realizar por mucho tiempo. Aun así, su voz sigue existiendo a través de los años, trascendiendo las fronteras entre la vida y la muerte. Su mamá es la líder de este movimiento, su más admirable embajadora.

    "Han transcurrido 8 años desde el fallecimiento de Rhaiza, el 23 de enero se cumplen 8 años y gracias a VOCES y al movimiento, hemos podido llevar un mensaje de concienciación y nuestro objetivo es que seamos muchas más las Voces de Rhaiza, todas somos las voces", expresó Myra.

    Aunque la vida de Rhaiza fue corta, las luchas inspiradas en su memoria no tienen fin. Actualmente, centenares de mujeres han recibido un mensaje de prevención de la infección por VPH y se han orientado sobre la importancia de acudir al ginecólogo para detectar a tiempo el cáncer cervicouterino, que cobra la vida de 48 mujeres puertorriqueñas cada año.

    "A través de las Voces de Rhaiza hemos estado llevando un mensaje de prevención y detección temprana y son dos escenarios que en el caso de ella no existieron. Yo represento la voz de Rhaiza con un objetivo y es que ninguna mujer tenga que volver a vivir lo que ella vivió".

    Y así lo ha hecho, las puertorriqueñas han sido testigo de esas campañas educativas en favor de la salud durante los últimos ocho años. En cada una de ellas vive la voz de Rhaiza, una voz que indudablemente es símbolo de lucha y resiliencia ante el diagnóstico más devastador.

    "A través de estos años se ha hecho compulsorio la vacunación contra el VPH en las escuelas y yo creo en la educación, campañas y múltiples actividades para hacer conciencia, porque yo que había trabajado por muchos años en el área de la salud, no fue hasta que Rhaiza fue diagnosticada, no entendía la importancia de la vacuna, no entendía como el cáncer cervical se adquiere y ese ha sido nuestro objetivo".

    Myra Plumey recuerda con gran amor a su hija, quien le dejó tres nietos, sus mayores adoraciones y motivos para recordar cada día el irremplazable valor de la vida y la familia.

    "Cuando pienso en Rhaiza nunca pienso en ella enferma, pienso en esos momentos de felicidad, de familia, cuando compartíamos juntos con sus niños, con su esposo, las actividades de navidad, yo pienso en ella todos los días. En mi página de Facebook publico fotos de Rhaiza y nunca van a ver una foto de ella enferma, porque así es como la quiero recordar y así quiero que la recuerden".


    Mas noticias de Humanidades Médicas