Dr. Galib-Frangie: su pasión lo llevó a presidir la organización médica más antigua del país

Para el Dr. Yussef Galib-Frangie Fiol su ruta hacia una transformación de la Asociación de Médicos de Puerto Rico (AMPR) la cual presidirá hasta el 2023 está llena de grandes retos.

Bruni Torres

    Dr. Galib-Frangie: su pasión lo llevó a presidir la organización médica más antigua del país

     Recientemente asumió con mucho entusiasmo el mando de la organización más antigua en la isla, fundada en 1902 con el propósito de formar y fortalecer el conocimiento médico en el paísGalib-Frangie reconoce y mira con mucho respeto la gran aportación que han hecho a esta centenaria organización destacados profesionales en el campo de la medicina

    "Yo creo que la Asociación Médica es patrimonio nacional porque fue la institución que generó muchas de las grandes conquistas para la medicina en nuestro país. Por ejemplo, el establecimiento de la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica, anteriormente conocido como el Tribunal Examinador de Médicos, la fundación del Colegio de Médicos, la fundación de Triple S como el primer plan de salud privado en Puerto Rico, por médicos, para médicos y para los pacientes. Igualmente, las múltiples apuestas por la salubridad pública como lo fueron todas las campañas de vacunación, campañas de sanidad que surgieron a partir del 1902. Es decir, la AMPR siempre se constituyó como un lugar de reunión de médicos para discutir los problemas que atañen a nuestra profesión y que afectan a nuestros pacientes y sobre todo contribuir a la solución de todos esos problemas mediante la participación de todos los médicos. Me enorgullece sentir que yo sea parte de ese esfuerzo y es un imperativo moral para mí", sostuvo el galeno.

    Este joven sangermeño se graduó de la Escuela de Medicina de Ponce en 2005 y cuenta con 16 años de experiencia como internista. Es además director de medicina del Hospital de la Concepción y con mucho entusiasmo narró a MSP cómo desde niño descubrió su pasión por la medicina.   

    "Desde niño me gustaban los hospitales y escogí medicina interna porque es la rama de la medicina que se ocupa del diagnóstico de enfermedades complejas en adultos. A mí me gusta mucho el diagnóstico, soy una especie de detective de la medicina. De hecho, de pequeño leía historias de Sherlock Holmes, un personaje emblemático para mí y de pequeño leía estas historias y cómo llegaba Holmes a la conclusión de las cosas, pues eso hago yo. Lo aplico probablemente a la medicina en la búsqueda de un buen diagnóstico. Creo que la especialidad de la medicina que me permite hacer eso es la medicina interna, particularmente en el ámbito intra hospitalario", explicó.

    Entre sus múltiples compromisos se destaca además su deseo de aportar a la enseñanza de las nuevas generaciones de médicos por lo que es miembro de grupo de profesores del programa de residencia de medicina interna, faceta que reconoce a MSP se disfruta al máximo. 

    Desafíos que enfrenta la clase médica 

    Sin duda alguna mejorar las condiciones laborales y retener el talento médico en Puerto Rico es uno de los grandes retos que enfrentan las organizaciones que representan a este grupo profesional y que están en la agenda del Dr. Galib-Frangie al mando de la AMPR

    "Creo que la legislación del tope del cuatro por ciento en contribuciones fue muy exitosa, pienso que eso debe mantenerse y hay que defenderlo ante la Junta de Supervisión Fiscal. Además, pienso que algo similar debería hacerse extensivo a nuestros compañeros en el cuidado del paciente como lo son los enfermeros y enfermeras y los terapistas respiratorios, entre otros profesionales de la salud. Otro aspecto importante es que tenemos que asegurar el suplido de futuros especialistas y subespecialistas en la isla mediante las residencias que tenemos disponibles y las que se puedan establecer. Los médicos en general nos vamos poniendo viejos y tenemos que asegurar la enseñanza de los futuros médicos en áreas de escasez. Otro aspecto importante es que tenemos que ofrecerles protección a los médicos en los tribunales", sostuvo el galeno.

    Este joven médico sorprende con sus múltiples facetas porque a pesar de sus numerosas responsabilidades procura sacar tiempo para otra de sus grandes pasiones, la música. "Uno de mis grandes pasatiempos es la música, soy el fundador y codueño de una banda llamada The Come Backs en donde toco el bajo junto a otros amigos entre los que se encuentran médicos", explicó entusiasmado. 

    En su agenda al mando de la Asociación de Médicos

    Entre los esfuerzos en su agenda liderando la AMPR y con el propósito de reconocer y exaltar figuras ilustres e instituciones emblemáticas de la salud en Puerto Rico, el doctor Galib-Frangie creó recientemente el llamado Salón de la Fama de la Medicina Puertorriqueña junto a un grupo de médicos y a la empresa Brios Network

    "Hay que reconocer a este grupo de personas que fueron fundamentales para el desarrollo de la medicina contemporánea. Tenemos que hacerlo porque tenemos que celebrarlo, los médicos tenemos que celebrarnos a nosotros mismos. Tenemos que partir de aquellos que hicieron posible que pudiésemos nosotros ejercer esta profesión. La medicina que se practica en Puerto Rico es buenísima y se debe en gran medida a estos pilares e instituciones", detalló. 

    Igualmente, Yussef Galib-Frangie aspira a dejar como legado una AMPR robusta y vibrante en donde los médicos se sientan que pueden ir, que pueden disfrutar y discutir todos los tópicos posibles, honrando el pasado y que sean parte de la vida pública puertorriqueña y de la solución de los problemas que enfrenta la clase médica. "Igualmente quiero revivir el Boletín de la AMPR que fue por más de 100 años la revista de mayor preminencia médica en Puerto Rico", aseguró. 

    Sobre el puertorriqueño como paciente 

    Entre las condiciones que más ve en su práctica se encuentran la hipertensión y la diabetes. "Es un elemento genético y junto a la indisciplina hacen que pacientes pre dispuestos sin duda se afecten. Por ello mi recomendación es el cuidado preventivo, buenos hábitos de alimentación, actividad física y por ende evitar el sedentarismo, la disciplina es fundamental", señaló. 

    Añadió que, "en términos generales nuestro paciente es uno muy jovial y agradable, pero típicamente es muy indisciplinado en el aspecto de la salud. Es importante que asuma la responsabilidad de su salud, que sean los protagonistas de su propia historia clínica. Que sean pro activos en sus pruebas de cernimiento, que pregunten a su médico y aclaren dudas, eso es parte de ser un buen paciente", sostuvo el también diplomático de la Junta Americana de Medicina Interna. 

    Se describe como un apasionado de la conservación del patrimonio nacional

    El Dr. Galib-Frangie siente mucho orgullo de sus raíces, habla con pasión sobre su crianza en su natal San Germán en donde se quedó al servicio médico de sus compueblanos desde el Hospital de la Concepción. Es un defensor de la conservación de nuestra historia y junto a su esposa la licenciada María del Pilar Fas restaura la casa de sus abuelos, en donde creció y que mantiene como su residencia, una casa antigua que desea conservar y mantener como patrimonio nacional. "Esa es otra de mis aspiraciones y la que deseo dejar como legado", concluyó.  


    Mas noticias de Humanidades Médicas