Nuevo uso de tecnología abre la posibilidad de curación de la infección por VIH

Un grupo de científicos ha utilizado una herramienta de edición genética para identificar los genes que podrían estar involucrados en la forma en la que el virus causa la enfermedad.

Isbelia Farías

    Nuevo uso de tecnología abre la posibilidad de curación de la infección por VIH

    Un grupo de investigadores de Northwestern Medicine, Estados Unidos, ha utilizado adelantos tecnológicos en edición genética para identificar una nueva técnica que podría llevar a tratamientos más eficaces y estrategias terapéuticas novedosas al tratar la infección por el VIH.

    Hasta ahora, aunque han transcurrido más de 40 años buscando la forma más efectiva de abordar el VIH y una cura, los investigadores no han logrado identificar cómo el virus infecta el organismo.  

    Pues, se trata de un virus que tiene solo doce proteínas, pero es capaz de replicarse y propagarse desde las células. Ahora, han tratado de comprender cómo ocurre esto.

    El nuevo estudio fue publicado en la revista Nature y los autores comentan que han utilizado una herramienta de edición genética CRISPR para poder identificar cuáles son los genes humanos más relevantes en la infección del VIH

    Los investigadores hallaron 86 genes que pueden estar involucrados en la forma en la cual el VIH se replica y produce la enfermedad. Este nuevo estudio propone un mapa nuevo para la comprensión del VIH.

    El líder del estudio, Judd Hultquist, afirmó que: "Los tratamientos farmacológicos son una de las herramientas más importantes en la lucha contra la epidemia de VIH y han sido sorprendentemente eficaces en la supresión de la replicación y la propagación del virus. Pero estos tratamientos no son curativos, por lo que las personas con el VIH tienen que seguir un régimen de tratamiento estricto que requiere un acceso continuo a una buena asistencia sanitaria asequible; simplemente, ése no es el mundo en el que vivimos".

    Los modelos para estudiar la forma en la que se replica el VIH en el laboratorio han estado basados en el uso de células humanas cancerosas inmortalizadas, pero estas no son modelos perfectos de las células sanguíneas.  

    Gran parte de los estudios existentes también han recurrido a la tecnología, pero no para desactivar los genes por completo, tal como sucede con CRISPR, lo cual quiere decir que los investigadores no siempre pueden saber a ciencia cierta si un gen preciso participa en la supresión o ayuda a la replicación viral.

    Por ello, Hulquist sostuvo que: "Con CRISPR no hay ningún intermediario: el gen está encendido o apagado. Esta capacidad de activar y desactivar genes en células aisladas directamente de la sangre humana es un cambio de juego: este nuevo ensayo es la representación más fiel de lo que ocurre en el cuerpo durante la infección por el VIH que podríamos estudiar fácilmente en el laboratorio".

    Para llevar a cabo este estudio, los científicos aislaron linfocitos T de la sangre y eliminaron muchos genes usando la tecnología mencionada. Las células eliminadas fueron infectadas con el virus y se estudiaron. Aquellas que perdieron un gen importante que ayuda en la replicación del virus, mostró una reducción de la infección, mientras que las células que perdieron un factor antiviral mostraron más infección.

    Esto llevó a que el equipo pudiese identificar factores importantes hasta encontrar una ruptura en las vías que habían investigado y las que estaban descubriendo.

    Hulquist agregó que: "Se trata de una gran prueba de concepto de que los pasos y procesos que hemos seguido para realizar el estudio son sólidos y están bien pensados. El hecho de que casi la mitad de los genes encontrados hayan sido descubiertos previamente aumenta la confianza en nuestro conjunto de datos. Lo más emocionante es que más de la mitad (46) de estos genes no se habían analizado nunca antes en el contexto de la infección por VIH, por lo que representan nuevas vías terapéuticas potenciales en las que fijarse".

    El grupo de investigadores desea seguir desarrollando dicha tecnología para hacer un cribado de todo el genoma en el que puedan activar o eliminar de forma independiente todos los genes, para así poder identificar qué influye en la recepción del VIH.  

    Fuente consultada aquí


    Mas noticias de HIV