Nuevos tratamientos de la endometriosis brindarán mejor ayuda tanto a médicos como a pacientes

Existen nuevas pautas para el manejo y tratamiento de la endometriosis en la práctica clínica

Denis Carolina Londoño

    Nuevos tratamientos de la endometriosis brindarán mejor ayuda tanto a médicos como a pacientes

    De acuerdo con un comunicado de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología, emitido en febrero del 2022, existen nuevas pautas para el manejo y tratamiento de la endometriosis en la práctica clínica que podrán ayudar y guiar mejor tanto a médicos como a pacientes.

    Aproximadamente 190 millones de mujeres y niñas adolescentes tienen el diagnóstico de endometriosis durante sus años reproductivos e incluso algunas mujeres siguen con esta condición después de la menopausia. Esta patología tiene un alto impacto en la sociedad debido a los costos de atención a la salud, estos son comparables con los de la diabetes tipo 2, la artritis reumatoide y enfermedad de Crohn.

    Las pautas son la primera actualización sobre el tema de la endometriosis desde 2014 e incluyen más de 100 recomendaciones, según la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE). El público objetivo, según los autores, son los proveedores de atención médica secundaria y terciaria que tratan a las mujeres con endometriosis. Las recomendaciones se basaron en artículos de investigación publicados hasta el 1 de diciembre de 2020.

    Aunque la mayoría de los estudios recientes confirman las recomendaciones anteriores de ESHRE, varios temas reflejan cambios significativos en la práctica clínica.

    En particular, la laparoscopia ya no se recomienda como el estándar de oro de diagnóstico y debe usarse solo en pacientes con imágenes negativas para quienes el tratamiento empírico no tuvo éxito.

    Para el manejo del dolor, los estudios respaldan el uso de antagonistas de la GnRH como tratamiento de segunda línea, mientras que la ablación laparoscópica del nervio uterosacro y la neurectomía presacra ya no se incluyen en las recomendaciones.

    Las pautas incluyen nueva información sobre el embarazo y la preservación de la fertilidad para mujeres con endometriosis. Se agregó el índice de fertilidad de la endometriosis (EFI) para respaldar la toma de decisiones conjunta para las mujeres que buscan un embarazo después de la cirugía. Sin embargo, no se recomienda el uso prolongado del antagonista de GnRH antes de los tratamientos de tecnología de reproducción asistida para mejorar la tasa de nacidos vivos.

    La endometriosis en pacientes adolescentes se incluye en las pautas por primera vez, y las recomendaciones sólidas incluyen realizar un historial cuidadoso y usar ultrasonido si corresponde, pero no se recomienda el uso de biomarcadores séricos para el diagnóstico. Las recomendaciones sólidas para las estrategias de tratamiento para adolescentes incluyen anticonceptivos hormonales o progestágenos como terapia de primera línea.

    Las recomendaciones para el manejo de la endometriosis en la menopausia son más extensas que en las guías anteriores y la actualización más fuerte es en contra del uso del tratamiento con estrógenos solos en estas pacientes. Sin embargo, las pautas continúan recomendando tratar a las mujeres con antecedentes de endometriosis después de la menopausia quirúrgica con una terapia combinada de estrógeno y progestágeno "al menos hasta la edad de la menopausia natural".

    Las recomendaciones ampliadas relacionadas con la endometriosis y el cáncer comienzan con una fuerte recomendación para que los médicos aconsejen a las mujeres que la endometriosis no está asociada con un riesgo significativamente mayor de cáncer en general.

    Otras recomendaciones sólidas incluyen tranquilizar a las mujeres con endometriosis sobre el bajo riesgo de malignidad asociado con el uso de anticonceptivos hormonales y realizar pruebas de detección de cáncer de acuerdo con las pautas existentes basadas en la población sin pruebas de detección adicionales.

    Los datos epidemiológicos muestran que la escisión completa de la endometriosis visible puede reducir el riesgo de cáncer de ovario, pero los beneficios potenciales deben sopesarse frente a los riesgos de la cirugía, incluida la morbilidad, el dolor y la reserva ovárica, dijeron los autores.

    Fuente consultada aquí

    Mas noticias de Ginecología-Obstetricia