Madre contra todo pronóstico

El milagro de la vida llegó al vientre de la Dra. Arelis Febles, quien decidió que sería madre y este domingo lo celebra con dos pequeños en su vientre que llegarán a darle las mayores alegrías que toda mujer espera.


Madre contra todo pronóstico

Contra todo pronóstico Arelis Febles, infectóloga puertorriqueña, lleva en su vientre el milagro que deseó con toda la fuerza de su corazón.

Con dos bebés en su vientre, celebra su primer Día de Madres, convirtiéndola en una vencedora de todo pronóstico, al no poder concebir su más anhelado de convertirse en dadora de vida de manera natural.

Desde que tenía 30 años, la especialista con práctica en el Hospital Universitario y Hospital Auxilio Mutuo se preparó para ser madre, pero la vida le reveló un hallazgo no esperado. 

Y es que, junto a colegas médicos, descubrió que tenía un problema en sus trompas de falopio que impedía la concepción de manera natural, razón fue intervenida quirúrgicamente y las mismas fueron removidas.

Siendo madre soltera por elección, no se dio por vencida. Aquella noticia no paralizó sus sueños de convertirse en madre. El proceso, difícil, tanto desde el aspecto físico como emocional de una fiel creyente en la ciencia y medicina, pero no imposible.

En el 2016 inició todo el proceso para que sus óvulos fueran retirados y esperar el momento oportuno de su gestación. Decidió estimar la fecha de iniciar el proceso de reproducción asistida a finales del 2019.

Sin embargo, la llegada de la pandemia y su posición en la primera línea de combate frente “al enemigo” como especialista en infectología, postergó una vez más su sueño, en beneficio de su familia extendida: sus pacientes. 

Casi un año después, su corazón le dictó que se lanzara contra todo pronóstico. Luego de pasar por el proceso de recibir servicios clínicos de reproducción asistida de la mano del  el Dr. Nabal Bracero, endocrinólogo reproductivo, el 28 de diciembre de 2020 recibió la mejor noticia de su vida, pues el examen arrojó el resultado positivo a su estado de embarazo, hecho que le dio un giro 180 a la nueva mujer en la que se convertía Arelys, sin importar los temores, y con toda la valentía de esperar con ansías que la concepción fuera exitosa.

El 2021, en medio de todo un mundo cambiante por el COVID19, Febles lo recibía con el hecho de que en ese año se convertiría en todo lo que soñó: ser madre.

Para el 5 de enero se convirtió su milagro fue concretado, ya que ese supo que los dos óvulos fecundados e introducidos el 14 de diciembre del 2020 se convertirían en dos seres humanos que le llamarían mamá.

En medio de la encrucijada física y emocional, Arelis contó la importancia del apoyo de su familia y amigos durante todo el proceso.

Sobre todo, como infectóloga recibía con gran anhelo las aprobaciones de las vacunas contra el coronavirus, incluso cuando en estos momentos se ha visto que aquellas madres inoculadas podrían pasar anticuerpos contra el virus a sus bebés.

En el Día de las Madres, la Dra. Febles sigue soñando. Las ansias de ver el rostro de los seres humanos más soñados en su vida, el que ambos, una niña y un niño, sean personas de bien, que cuenten cómo fueron héroes desde el vientre de mamá, el ser testigos de que si no hay lucha, no hay sueño cumplido, es el mayor deseo de la infectóloga para sus retoños. 

Felicidades, mamá. 


Artículos Relacionados