Hirsutismo, cuando el exceso de vello en la mujer puede ser una señal de varios problemas de salud

El excesivo crecimiento del vello corporal, producto de esta afección, suele aparecer en zonas poco comunes de la mujer como el pecho, la espalda, las manos y el rostro.

Luisa Ochoa

    Hirsutismo, cuando el exceso de vello en la mujer puede ser una señal de varios problemas de salud

    El hirsutismo es una afección en las mujeres caracterizada por un crecimiento excesivo del vello oscuro o grueso en zonas corporales como la cara, el pecho y la espalda. Con frecuencia puede aparecer por un exceso de hormonas masculinas, como la testosterona.

    Esta condición puede ser causada por el Síndrome del Ovario Poliquístico (SOP), que suele comenzar con la pubertad y genera un desequilibrio de las hormonas sexuales. Con el paso de los años, el SOP puede provocar lentamente un crecimiento excesivo de vello, períodos irregulares, obesidad, infertilidad y a veces múltiples quistes en los ovarios.

    También existen otras causas como el Síndrome de Cushing, que ocurre cuando el cuerpo está expuesto a niveles altos de cortisol; la Hiperplasia suprarrenal congénita, una condición hereditaria caracterizada por la producción anormal de hormonas esteroides por parte de las glándulas suprarrenales y en raras ocasiones el hirsutismo puede ser una señal de tumores que segregan andrógenos en los ovarios o en las glándulas suprarrenales.

    Además de esas causas, algunos medicamentos puede desencadenar esta afección, estos son el minoxidil; el danazol, que se utiliza para tratar a mujeres con endometriosis; la testosterona (Androgel, Testim); y la dehidroepiandrosterona (DHEA). No obstante, el hirsutismo ocurre sin una causa identificable.

    Medicamentos y procedimientos para el hirsutismo

    Actualmente, existen diferentes opciones de tratamiento que son eficaces para tratar esta condición. Uno de ellos son los medicamentos, que funcionan cuando los métodos cosméticos o de cuidado personal como la depilación no funcionan en las pacientes.

    Se estima que con los medicamentos el proceso para evidenciar un cambio significativo en el crecimiento del cabello es de seis meses. Algunas opciones son: 

    Anticonceptivos orales: las píldoras anticonceptivas o anticonceptivos hormonales que contienen estrógeno y progestina, tratan el hirsutismo causado por la producción de andrógenos. 

    Los anticonceptivos orales son un tratamiento común para el hirsutismo en mujeres que no quieren quedar embarazadas, sin embargo, los posibles efectos secundarios incluyen náuseas y dolor de cabeza.

    Antiandrógenos: estos tipos de medicamentos impiden que los andrógenos se adhieran a sus receptores en el cuerpo. A veces se prescriben después de tomar anticonceptivos orales por seis meses si estos no son lo suficientemente eficaces.

    Crema tópica: la eflornitina (Vaniqa) es una crema de venta con receta médica que se usa específicamente para el vello facial excesivo en mujeres y se aplica directamente en la zona afectada dos veces al día. Ayuda a retardar el crecimiento del cabello nuevo, pero no elimina el cabello existente. 

    Cabe mencionar que existen métodos de depilación cuyos resultados pueden durar más tiempo que las alternativas de cuidado personal y pueden combinarse con terapia médica, incluyen:

    Terapia con láser: se pasa un rayo de luz altamente concentrada (láser) sobre la piel para dañar los folículos pilosos y evitar que el vello crezca. Para las personas cuyo vello no deseado es negro, castaño o castaño rojizo, la fotodepilación suele ser una mejor opción que la electrólisis.

    Electrólisis: este tratamiento consiste en insertar una pequeña aguja en cada folículo piloso. La aguja emite un pulso de corriente eléctrica para dañar y, eventualmente, destruir el folículo. 

    Síntomas

    Cuando los niveles altos de andrógenos causan hirsutismo, otras manifestaciones pueden presentarse con el tiempo, en un proceso llamado virilización. Los signos de virilización pueden ser:

    • Engrosamiento de la voz

    • Calvicie

    • Acné

    • Disminución del tamaño de los senos

    • Aumento de la masa muscular

    • Agrandamiento del clítoris

    Generalmente, los especialistas en endocrinología (para trastornos hormonales) tratan esta afección, o también los dermatólogos, (para los problemas de la piel).

    Pese a que no se puede prevenir el hirsutismo, estudios han identificado que evitar el sobrepeso puede ayudar a reducir la probabilidad de padecerlo, especialmente si las pacientes tienen síndrome de ovario poliquístico.

    Diagnóstico

    Los exámenes que miden la cantidad de ciertas hormonas en la sangre, incluidas la testosterona u hormonas similares, podrían ayudar a determinar si los niveles elevados de andrógenos están causando el hirsutismo. Además, el médico también podría examinar el abdomen de las pacientes y hacer un examen pélvico para buscar masas que puedan indicar la presencia de un tumor.

    Fuente consultada aquí.

    Mas noticias de Ginecología-Obstetricia