¿Cómo saber si sufres Enfermedad Inflamatoria Pélvica? Qué es, causas y tratamiento

Habitualmente esta enfermedad se produce cuando las bacterias se propagan desde la vagina hasta el útero, las trompas de Falopio o los ovarios.

Redacción MSP

    ¿Cómo saber si sufres Enfermedad Inflamatoria Pélvica?  Qué es, causas y tratamiento

    Se conoce como Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EIP) a la enfermedad de transmisión sexual que provoca la infección en los órganos reproductores femeninos. 

    Habitualmente esta enfermedad se produce cuando las bacterias se propagan desde la vagina hasta el útero, las trompas de Falopio o los ovarios. Esta enfermedad suele tener síntomas leves, por lo que muchas mujeres no se dan cuenta que padecen EIP hasta que intentan quedarse embarazadas o desarrollan dolor pélvico crónico. 

    Los síntomas más habituales de la Enfermedad Inflamatoria Pélvica son dolor en la zona baja del abdomen, flujo abundante y con mal olor, sangrado durante y después de mantener relaciones sexuales, fiebre o dificultad al orinar. 

    Causas de la Enfermedad Inflamatoria Pélvica

    Se puede contraer EIP son diferentes bacterias, aunque las más comunes son la gonorrea o la clamidia, que se contagian manteniendo relaciones sexuales sin protección. 

    Gonorrea, Neisseria gonorrhoeae
    Los expertos recomiendan análisis rutinarios de clamidia y gonorrea en menores de 30 sexualmente activos

    Existen agravantes a la hora de contraer EIP, como mantener relaciones sexuales con varias parejas sin protección, ser una mujer sexualmente activa con menos de 25 años, tener otras enfermedades de transmisión sexual, la implantación de un DIU o ducharse muy frecuentemente, lo que altera el equilibrio entre las bacterias buenas o las malas. 

    Cómo tratar la Enfermedad Inflamatoria Pélvica

    A pesar de poder tratar la enfermedad con medicamentos, no existe manera de revertir los daños causados por esta.

    Habitualmente y en primera instancia se comienza a tratar la EIP con una combinación de antibióticos recetada por el médico. 

    Para evitar la reinfección, la pareja o parejas sexuales de la persona afectada deben ser examinadas y tratas aunque no tengan síntomas. 

    Para completar el tratamiento, lo ideal es abstenerse de mantener relaciones sexuales hasta que desaparezcan los síntomas. 

    Fuente: 20minutos

    Mas noticias de Ginecología-Obstetricia