¿Es posible evitar el envejecimiento? Conozca la teoría del científico David Sinclair

Para el científico son variados los factores que influyen y pueden servir para retrasar el envejecimiento: alimentación, ejercicios y medicamentos.

Tania León

    ¿Es posible evitar el envejecimiento? Conozca la teoría del científico David Sinclair

    Retrasar el envejecimiento o en su defecto afirmar que es posible curarlo, es sin duda una teoría esperanzadora para la gran mayoría de personas que, durante siglos han estado esperando resolver, y es justo en este propósito que el biólogo de origen australiano David Sinclair ha venido trabajando durante sus últimos 25 años.

    Sinclair es sin duda un estudioso abnegado de la genética humana y su funcionamiento, sus trabajos en organizaciones dedicadas a biotecnología enfocadas en prevenir el envejecimiento y sus 35 patentes así lo demuestran.

    Para el científico son variados los factores que influyen para retrasar el envejecimiento, la manera como nos alimentamos, el ejercicio regular que realizamos, medicamentos idóneos y hasta la manera en como pensamos y concebimos el envejecimiento son vitales para postergar una etapa que hasta el momento se creían inevitable en el curso de la vida.

    Sinclair es considerado uno de los pocos estudiosos en el envejecimiento en el mundo, su disciplina investigativa es tanta que lo llevó a publicar para el año 2019 su libro “Alarga tu esperanza de vida”, en este, el profesor de genética de Harvard señala que, “La vejez es una enfermedad (...) Y no solo eso: es la madre de todas las enfermedades y todos la sufrimos”.

    El a su vez encargado de un laboratorio en la Universidad de Harvard investiga el por qué envejecemos, enfatizando como lo hizo en su libro que el envejecimiento no es inevitable. Sus adelantos actuales se centran específicamente en el pensamiento y la concepción de envejecer que como personas tenemos de este proceso, ya que indicó que este debe verse como otra enfermedad posible de tratar o en su defecto curar.

    En entrevista con la BBC Brasil, el profesor de genética explicó todo lo referente a lo que significa cimentar sus bases acerca de las investigaciones genéticas adelantadas para tratar y curar el envejecimiento.

    Causas del envejecimiento

    A la pregunta ¿Por qué envejecemos?, el científico la abordó desde la perspectiva de la información, la cual se hereda por parte de los padres, puesto que indicó que la información "digital", el código genético, y la analógica y/o  el epigenoma, son en conjunto un grupo de células que controlan los genes que tenemos, produciendo involuntariamente una reacción mecánica que nos indica identidad— y cómo se supone que debe funcionar.

    Dicho en otras palabras, envejecer es hasta el momento para los seres humanos como una reacción normal del cuerpo en determinada etapa de la vida y no se hace nada para contrarrestarlo, el molde genético que tenemos nos lleva involuntariamente a aceptarlo, obligando a las células que pierden su capacidad de activar los genes correctos en el momento adecuado, y en ese sentido señaló el experto,"Creo que esa es la razón por la que envejecemos".

    ¿No deberíamos entonces envejecer?

    "No hay ninguna ley en biología que diga que debemos envejecer. No sabemos cómo detener esto, pero estamos mejorando para reducir la velocidad “, indicó el científico respecto a los adelantos que se están realizando en su laboratorio en Harvard, donde junto con su equipo de investigadores descubrieron que si es factible revertir el proceso de envejecimiento.

    La forma como pensamos, pero también como vivimos influye notablemente en proceso como el envejecimiento, ya que como lo señaló el profesor, todas las personas guardamos dentro si un reloj que calcula nuestro periodo de vida y depende de los anteriores factores prolongar su marcación o ralentizarlo.

    "Hacer las cosas bien puede ralentizar drásticamente el envejecimiento del reloj, y hoy podemos medir ese reloj, tenemos análisis de sangre y saliva para eso", explicó.

    En el laboratorio de Sinclair se están realizando pruebas con ratas, ratones y ballenas, elefantes como a su vez en personas, con la intención de medir sus diferentes estilos de vida para constatar que más del 80 por ciento de su prolongación a futuro dependerá de la manera en como vivan más no de su ADN.

    "Se ha demostrado que las personas que viven mucho tiempo, es gracias a que comen los tipos correctos de alimentos (un buen lugar para comenzar sería la dieta mediterránea), comer menos calorías y con menos frecuencia. El ejercicio físico también ayuda”, complementó el científico.

    ¿Entonces que nos ayudaría para prolongar el envejecimiento?

    Tener una vida sana como regla general es sin duda lo que todo medico recomienda a sus pacientes, sin embargo, para el investigador de Harvard la ingesta de alimentos adecuados para robustecer el cuerpo es la clave para ralentizar el reloj del envejecimiento.

    La idea de lo que comemos nos puede hacer fuertes y por lo consiguiente hacer vivir más tiempo, reafirmó que es importante estimular también nuestras defensas de manera natural por medio de otras acciones estimulantes como el ejercicio y la manera de pensar.

    Una aliada a la adecuada alimentación y el ejercicio regular es sin duda la tecnología, utilizada hoy en día para resolver problemas internos que aceleran el envejecimiento. La tecnología ha evolucionado tanto que permite inclusive cambiar el curso de la salud que hemos heredado.

    El envejecimiento es una enfermedad natural que no debe aceptarse

    El escogido por la revista Time como una de las personas más influyentes del mundo, el Científico David Sinclair propone en ese sentido un enfoque diferente para tratar o en su defecto curar el envejecimiento, ya que, "Una enfermedad es un proceso que ocurre a lo largo del tiempo y resulta en discapacidad y/o muerte. Esto es lo mismo que envejecer”.

    Por lo consiguiente el envejecimiento es una enfermedad común, qué si bien es cierto es natural no debe aceptarse. Pues que es factible tratarla a base de medicamentos y darle una esperanza de vida prolongada a las personas al igual que sucede con otro tipo de enfermedades como el cáncer en otras.

    "Si queremos lograr avances significativos en la medicina y la longevidad, incluso si curamos todas las enfermedades hoy, la mejora promedio en la esperanza de vida será de poco más de dos años. Necesitamos hacerlo mejor”, reiteró Sinclair.

    En los estudios que adelanta el biólogo australiano, se han logrado revertir de manera exitosa tres genes que producen el envejecimiento, dichos genes fueron extraídos de la piel humana y las células nerviosas.

    Sin embargo, los estudios continúan a gran escala para lograr llegar a la certeza absoluta de la teoría del profesor, quien mencionó, "Los ensayos en roedores han sido prometedores y pasaremos a los primeros ensayos en humanos en los próximos dos o tres años para ver si podemos curar la ceguera en las personas”.

    Existen moléculas de origen natural y sintético que han resultado prometedoras para retrasar el envejecimiento y prolongar la vida de los animales, lo que significa que los estudios son esperanzadores en humanos.

    ¿Están las personas preparadas para vivir más del tiempo establecido?

    "La diferencia es que estamos llegando a las raíces de las causas de las enfermedades, en lugar de ponerles un vendaje a esas enfermedades una vez que ocurren". 

    Para el biólogo muchas personas por ejemplo pasan la vida tratando de salvar su corazón, y esto es un indicador que desean una vida más duradera, pero están descuidando una parte fundamental de su existencia, su cerebro.

    "No deberíamos simplemente ralentizar el envejecimiento del corazón y dejar que el cerebro envejezca, porque terminamos con más personas con la enfermedad de Alzheimer". Señaló el científico.

    Muchas de las personas que tiene en la actualidad periodos de vida prolongados y de manera saludable, demuestra que pueden realizar múltiples tareas y que estas las disfrutan. Para el investigador sus trabajos se centran el hacer que las personas tengan una vida más larga, pero ante todo beneficiosa.

    "Existen los beneficios individuales de estar sano a los 90 años y más, poder tener múltiples carreras, poder jugar con los bisnietos, no ser una carga para los hijos", concluyo Sinclair.

    Fuente consultada aquí:

    Mas noticias de Genética