Células madres y la importancia de su uso responsable en tratamientos neurológicos degenerativos

En la actualidad se han hecho órganos pequeños de corazón y cerebro gracias a tejido celular bueno extraído de algunos pacientes.

Tania León

    Células madres y la importancia de su uso responsable en tratamientos neurológicos degenerativos

    Para comprender la importancia de las células embrionarias dentro de la comunidad médica, el doctor Miguel Garber, especialista en medicina interna y cardiología, contó en exclusiva a este medio sobre la relevancia del uso debido de las células madre y la responsabilidad que conlleva debido a que un mal tratamiento puede afectar al paciente

    De acuerdo a lo expuesto por la comunidad científica, la idea de usar las células madre como parte de un tratamiento es que el paciente tenga calidad de vida, por lo que debe entenderse como un medicamento que le va a permitir tener en cierta parte alivio a su molestia, más no una cura.

    "Las células madre no curan, lo que hacen es prometerle una mejor calidad de vida al paciente, aliviando sus dolencias. Debemos partir además de que las células son por ahora un medicamento, puesto que su cura aún no está aprobada", explicó el presidente honorífico de la sociedad española de medicina regenerativa.

    La FDA por su parte ha encendido una alerta mundial acerca de estas prácticas clandestinas, las cuales no están avaladas y que prometen en muchos casos a los pacientes resultados que ni siquiera se han aprobado. Para ello es vital identificar que todos los centros estén avalados para ejercer la investigación nueva droga, es decir que tengan viabilidad para hacer determinados estudios.

    "Infortunadamente en la actualidad los llamados actores malos abundan, estas personas inescrupulosas que venden células madre mal elaboradas, lo que ha demostrado que muchos de los pacientes que presentan trastorno son consecuencias de las malas técnicas”, señaló el especialista.

    Regulación y preparación para el uso controlado de las células madre

    Como lo mencionó el especialista en medicina regenerativa, el doctor Garber, respecto a que "sí existe una regulación y cada país lo maneja de una forma distinta”, esto hace referencia a la manera en como los centros y los especialistas deben manipular las células en el momento de la extracción, ya que si manipula en exceso una célula puede causar algún tipo de afectación tumoral.

    Las células de por sí, son un medicamento, para ello es fundamental que dicho tratamiento se haga acorde a las regulaciones estipuladas, esto va desde la no manipulación sustancial, como a su vez que debe estar bajo la norma de que si una célula se extrae de un tejido homólogo debe por lo consiguiente ponerse en otro del mismo tipo.

    En ese orden, es importante considerar que el o los especialistas deben estar entrenados para tratar todo tipo de medicina regenerativa, ya que sin un entrenamiento adecuado es difícil practicar un tratamiento exitoso en el paciente.

    "Todo médico debe estar entrenado, pero sobre todo estar atento a los nuevos avances, comprender el manejo de lo que se debe y no se puede hacer en la medicina regenerativa. No basta con saber pinchar, se debe estar entrenado en ello, ya que  por ejemplo una indebida punción lumbar o en la articulación puede dejar huellas irreversibles en los pacientes”, señaló el galeno. 

    Avances científicos 

    Actualmente se están utilizando las células madre para tratar el cáncer, "también hay una esperanza grande para todos aquellos pacientes con enfermedades neurologías degenerativas, pues se ha apreciado progresos significativos, pero esto son hasta ahora indicios pues no hay un tratamiento aprobado". 

    De acuerdo al especialista, en la actualidad la comunidad científica trabaja arduamente para que en el futuro los trasplantes externos de riñón e inclusive de corazón no sean necesarios, sino que sé realicen por medio del tejido propio del paciente y se puedan crear micro riñones o micro corazones para propia implantación.

    "Actualmente se está trabajando fuerte en la medicina regenerativa para lograr obtener ese órgano del mismo cuerpo del paciente, esto es importante en el sentido de que la persona no va a tener ningún tipo de rechazo, inclusive para el corazón donde por ejemplo se haría un trasplante de micro corazón, creado por medio de las mismas células del paciente", señaló el doctor Garber.

    Inclusive en la actualidad se han hecho órganos pequeños de corazón y cerebro gracias a tejido celular bueno extraído de algunos pacientes, es posible que para el futuro estos estudios logren realizar trasplantes propios.

    En este punto es válido aclarar que las células madre no se crean, lo que existen son tratamientos celulares que se hacen por medio de la extracción de células de la medula ósea o de la grasa con el fin de estudiarlas y cultivarlas en un laboratorio para posterior aplicarlas al paciente que las requiera. Esto conlleva a mencionar también que dichas células extraídas del paciente deben estar sanas para que se puedan usar como tejido propio regenerativo.

    "Primero se regenera ese órgano in vitro, antes de que llegue a la necesidad de un trasplante, para ello es vital que el paciente acuda temprano para empezar a trabajar en ello antes de que sea demasiado tarde, Incluso, de esta detección temprana se puede evitar el trasplante para enfermedades cardiacas, renales y hepáticas", explicó el Cofundador de la Sociedad Española de Medicina Regenerativa y terapia celular.

    El doctor Garber explicó que el origen de las células madre que "datan desde la fecundación, las células madre embrionarias tienen capacidad de transformarse, desarrollando a gran escala tejido embrionario como el de la placenta, a medida que el feto se desarrolla y hasta que es adulto la célula embrionaria pierde su potencialidad convirtiéndola finalmente en una célula madre". 

    Las células madre embrionarias tiene un periodo de formación entre cuatro a cinco días durante el proceso de fecundación, estas se desarrollan a gran número y superan entre sí las 150, eso significa que su tejido es regenerado y reproducido rápidamente, pero a medida que la persona crece la potencialidad de estas células embrionarias va a disminuir, por lo que las posibilidades de encontrarlas dentro del cuerpo  serán limitadas en tejidos como la medula ósea y la grasa. A esta transformación se le conoce como células madre adultas.

    Vea la entrevista completa: 

    Mas noticias de Genética