Fundación Mirta Enid, su lucha por prevenir el cáncer de pulmón en la Isla

Este tipo de cáncer se ha convertido en la segunda causa de muerte en hombres y tercera en mujeres en la isla, por ello, entidades como la Fundación Mirta Enid, trabajan en el apoyo a pacientes.

Medicina y Salud Pública


Fundación Mirta Enid, su lucha por prevenir el cáncer de pulmón en la Isla

Marcela Moreno Wilches
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública


Este tipo de cáncer se ha convertido en la segunda causa de muerte en hombres y tercera en mujeres en la isla, por ello, entidades como la Fundación Mirta Enid, trabajan en el apoyo a pacientes, familiares y amigos que se enfrentan a un diagnóstico de cáncer.

La señora Mirta Castro y el señor Oswaldo Rodríguez fundadores de Fundación Mirta Enid, son una pareja que se ha dedicado a promover la educación y la concienciación de esta enfermedad.

En entrevista con la Revista Medicina y Salud Pública, el fundador explicó, “nace de una experiencia que vivimos a través del proceso de enfermedad de nuestra hija, que a los 42 años tiene un diagnóstico de cáncer de pulmón, cosa que nos impactó grandemente, porque hablar de cáncer es una cosa, pero sentirlo cerca es distinto”.

Su experiencia como padres, les permitió sentir lo que viven otras personas, por lo que decidieron tomar su experiencia como medio para poder ayudar a más pacientes que se enfrentan al proceso.

Desde el diagnostico hasta el fallecimiento de su hija trascurrieron solo 18 meses, lo que refleja que la prognosis de la condición es acelerada. “A Ella se le descubrió que tenía un tumor en el pulmón, y comenzaron los tratamientos pero ya le había cogido parte del corazón, que había subido por la parte de atrás y los médicos acá decían que no podían hacer nada, y entonces ella decidió, luchadora como siempre, ir a Estados Unidos para tratarse a ver si la podían operar pero tampoco pudieron hacer nada”, relató la señora Mirta.

En el caso particular de su hija, ella nunca fumó y durante su estadía el hospital siempre pedía a sus padres ayudar a los pacientes de cáncer porque mencionaba que sufrían mucho.

La señora Mirta señala que perder a un hijo es un dolor indescriptible y demasiado grande, por eso, esto les dio fuerza para apoyar a más personas.

Resaltan que su legado es seguir ayudando rápidamente porque el cáncer no se detiene y es agresivo “un día es un año prácticamente y se lleva vidas rápido y eso nos movió mucho a ayudar a otras personas”.

La Fundación para pacientes y familiares con cáncer de pulmón, ofrece servicios de prevención y a base de ayuda cubren deducibles o medicina que ellos no pueden cubrir.

La enfermedad del cáncer es muy costosa, y solo quienes la tienen saben lo que representa asistir a tratamientos como quimioterapia, comprar medicamentos y seguir un control.

Prevalencia es muy alta en Puerto Rico, un cáncer que refleja la segunda causa de muerte en hombres y tercera en mujeres en la isla “El cáncer de pulmón es muy agresivo, y es silente, cuando se evidencia ya es muy tarde, porque generalmente carece de síntomas, entonces cuando la persona lo detecta ya es muy tarde, por eso, por su agresividad hay que tratarlo”

Por eso el trabajo y la lucha se centra en la prevención a través de seminarios, conferencias, para llevar consejo y apoyo no solo físico sino psicológico, para que la gente se eduque y actué tempranamente ante cualquier síntoma.

La Fundación Mirta en diciembre cumple cuatro años, y sus fundadores se sienten orgullosos de su trabajo con el que han logrado mejorar la calidad de vida de muchas personas.


Artículos Relacionados