Úlceras en el estómago: causas, síntomas y tratamiento

Para proteger los tejidos del cuerpo de este ácido, también secreta una capa espesa de mucosidad.

Javier Erazo

    Úlceras en el estómago: causas, síntomas y tratamiento

    Las úlceras gástricas son llagas en el revestimiento del estómago o del intestino delgado. Ocurren cuando la mucosidad protectora que recubre el estómago deja de funcionar como debe.

    El estómago produce un ácido fuerte que ayuda a digerir los alimentos y protege contra los microbios. Para proteger los tejidos del cuerpo de este ácido, también secreta una capa espesa de mucosidad.

    Si esta capa se desgasta y deja de funcionar eficazmente, el ácido puede dañar el tejido del estómago y causar una úlcera.

    Se estima que una de cada diez personas en los países occidentales tendrá una úlcera en el estómago o el intestino delgado en algún momento de su vida.

    Las úlceras gástricas son relativamente fáciles de curar, pero pueden causar problemas importantes si no se tratan.

    Datos básicos sobre las úlceras gástricas

    *Las úlceras gástricas son comunes en los países occidentales y fáciles de tratar, pero pueden volverse graves.

    *Las causas más comunes son las bacterias y el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINE).

    *El síntoma clásico de una úlcera gástrica es la indigestión.

    *El tratamiento para las úlceras gástricas normalmente se enfoca en eliminar la causa.

    Síntomas

    El síntoma clásico de una úlcera gástrica es la indigestión, también llamada dispepsia.

    La indigestión causa dolor o malestar en el área del estómago. Este síntoma puede confundirse con la acidez estomacal, que puede presentarse al mismo tiempo.

    La acidez estomacal puede ser causada por reflujo ácido o enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Ocurre un poco más arriba del estómago y se siente en la parte inferior del pecho.

    Cabe señalar que no todas las úlceras gástricas causan indigestión.

    Los síntomas de la úlcera gástrica tienden a ser diferentes a los de la acidez, pero los síntomas pueden no ser claros.

    Una úlcera tiende a producir ardor o dolor sordo en la zona del estómago. Este dolor a veces se describe como un dolor tipo "mordida" o "punzante". Algunas personas describen una sensación de hambre.

    Otros síntomas incluyen:

    *pérdida de peso

    *náuseas y vómitos

    *dejar de comer debido al dolor

    *eructos

    *hinchazón

    *el dolor puede aliviarse al comer, beber o tomar antiácidos

    Algunas úlceras gástricas pasan desapercibidas y no muestran los dolores típicos de la indigestión. Estas úlceras son menos comunes y tienden a diagnosticarse después de que la úlcera ha comenzado a sangrar. Algunas úlceras pueden causar un orificio en la pared del estómago. Esto se conoce como perforación y es una afección grave.

    Los síntomas de la úlcera gástrica suelen cambiar con el tiempo y pueden ser difíciles de detectar.

    Dieta

    Las personas con riesgo de desarrollar úlceras de estómago deben incluir más de los siguientes nutrientes en su dieta:

    *Frutas y vegetales: comer una variedad de frutas y vegetales es clave para un revestimiento del tracto digestivo saludable. Estos alimentos son ricos en antioxidantes, inhiben la secreción ácida y contienen propiedades citoprotectoras y antiinflamatorias. Un estudio de 2017 indica que todos estos son factores importantes para prevenir y tratar las úlceras.

    *Fibra: las dietas ricas en fibra dietaria soluble reducen el riesgo de desarrollar úlceras gástricas.

    *Probióticos: los alimentos con contenido bacteriano activo, como el yogur probiótico, pueden ayudar a reducir una infección por Helicobacter pylori (H. pylori). Se ha demostrado que los probióticos mejoran ligeramente los síntomas de indigestión y los efectos secundarios de los antibióticos.

    *Vitamina C: este poderoso antioxidante puede ser eficaz para ayudar a erradicar el H. pylori, especialmente cuando se toma en pequeñas dosis durante un período prolongado. Las frutas, legumbres y vegetales, como las naranjas y los tomates, contienen altos niveles de vitamina C.

    *Zinc: este micronutriente es importante para mantener un sistema inmunitario saludable y para curar heridas. Las ostras, las espinacas y la carne de res contienen altos niveles de zinc.

    *Selenio: este puede reducir el riesgo de complicaciones por infecciones y también puede promover la curación. Es recomendable consumir nueces de Brasil, atún de aleta amarilla y el fletán (halibut) por su alto contenido de selenio.

    Evitar el alcohol y la cafeína también puede ayudar a reducir el riesgo, ya que ambos hacen que el cuerpo produzca más ácido gástrico. Esto puede provocar úlceras gástricas.

    Es importante utilizar la dieta para respaldar un plan de tratamiento y poder así obtener el resultado más efectivo, en lugar de depender solo de la dieta.

    Causas

    Las dos causas principales de las úlceras gástricas y del intestino delgado son:

    - Bacteria H. pylori

    - Una clase de analgésicos llamados antiinflamatorios no esteroides (AINE)

    Estas son algunas causas menos comunes de úlceras estomacales:

    - Exceso de acidez estomacal o hiperacidez: Esto puede ocurrir por una variedad de razones, incluyendo la genética, fumar, el estrés y algunos alimentos.

    - Síndrome de Zollinger-Ellison: Esta es una enfermedad poco común que provoca la producción de un exceso de ácido en el estómago.

    Factores de riesgo: 

    Ciertos comportamientos y factores aumentan las posibilidades de desarrollar una úlcera gástrica.

    Estos incluyen:

    - Uso frecuente de esteroides

    - Fumar

    - Producción excesiva de calcio o hipercalcemia

    - Genética

    - Consumir alcohol con frecuencia

    Las úlceras gástricas son más comunes en personas mayores de 50 años. Es posible desarrollar una úlcera gástrica a cualquier edad, pero son mucho menos comunes en los niños. El riesgo en los niños es mayor si sus padres fuman.

    Medicamentos AINE y úlceras de estómago

    Un grupo de analgésicos conocidos como AINE conlleva un riesgo de desarrollar úlceras de estómago. Los dos AINE más conocidos son la aspirina y el ibuprofeno.

    El riesgo de úlceras aumenta si los medicamentos se toman en dosis altas o de manera regular durante un tiempo prolongado.

    Los AINE más fuertes, como los que necesitan receta médica, presentan más riesgo de desarrollar úlceras gástricas que los que se pueden comprar sin receta (OTC, de venta libre).

    Es importante siempre revisar las etiquetas y hablar con un farmacéutico o un médico sobre cualquier inquietud relacionada con el uso de analgésicos. Él o ella puede recomendar una alternativa como el paracetamol.

    Tratamiento

    Si el médico cree que hay una úlcera gástrica, puede tratar de eliminar la causa haciendo lo siguiente:

    - Cambiando el tipo de analgésico si considera que la causa son los AINE

    - Usar la estrategia de "diagnosticar y tratar" si considera que la causa es la bacteria H. pylori

    Una vez eliminada la causa, los síntomas de las úlceras gástricas se pueden tratar protegiendo la úlcera del ácido mientras sana. Los medicamentos que un médico podría recetar incluyen:

    - Inhibidores de la bomba de protones (IBP) que bloquean las células que producen ácido

    - Antagonistas de los receptores H2, que evitan que el estómago produzca un exceso de ácido

    - Antiácidos o alginatos. Puedes comprar estos medicamentos sin receta o en línea.

    - Medicamentos que protegen el revestimiento del estómago, como Pepto-Bismol, que puedes comprar en línea

    Los síntomas suelen desaparecer rápidamente después del tratamiento. Sin embargo, el tratamiento debe continuarse, especialmente si la úlcera se debe a una infección por H. pylori. También es importante evitar beber alcohol, fumar tabaco y consumir cualquier alimento desencadenante durante el tratamiento.

    Tratamientos quirúrgicos

    En ciertos casos, la cirugía puede ser una opción. Por ejemplo, si la úlcera sigue reapareciendo, no se cura, sangra o no permite que los alimentos salgan del estómago.

    La cirugía puede incluir:

    - Eliminar la úlcera

    - Atar vasos sanguíneos sangrantes

    - Coser tejido de otra área del cuerpo en la úlcera

    - Cortar el nervio que controla la producción de ácido gástrico

    Las complicaciones de las úlceras gástricas, como hemorragias o perforaciones, son poco comunes. Cualquiera de estas complicaciones requiere atención médica urgente.

    Fuente consultada aquí

    Mas noticias de Gastroenterología