Gastroenterólogo explica los principales factores de riesgo de la insuficiencia pancreática exocrina

Pese a que la mayor causa de esta afección es la pancreatitis crónica, existen otros factores que pueden desencadenar el daño del páncreas.

Luisa Ochoa

    Gastroenterólogo explica los principales factores de riesgo de la insuficiencia pancreática exocrina

    De acuerdo con el Dr. Carlos Micames, gastroenterólogo intervencional y pasado presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Gastroenterología, la insuficiencia pancreática exocrina es el resultado de varios problemas que ocurren en el sistema digestivo, más específicamente en el páncreas. 

    Primero el especialista explicó cómo se origina a nivel interno esta condición. "Hay que reconocer que el páncreas tiene dos funciones, tiene la función endocrina y la otra es la función exocrina, que se compone de unas enzimas digestivas que produce el páncreas para ayudar a digerir ciertos alimentos, particularmente las proteínas, grasas o carbohidratos. Cuando existe algún tipo de problema que causa que las enzimas no puedan cumplir con su función normal es que se va a manifestar la insuficiencia pancreática exocrina". 

    Pancreatitis y su relación con la insuficiencia pancreática exocrina

    El desencadenante principal de esta condición es la pancreatitis crónica, una inflamación que no mejora y conlleva a un daño permanente en este órgano. "La causa mayor para la insuficiencia pancreática exocrina es la pancreatitis crónica, cualquier persona que tenga pancreatitis crónica tiene un riesgo aumentado de desarrollar insuficiencia pancreática exocrina", puntualizó el Dr. Micames.

    Los síntomas pueden ser inespecíficos 

    Además de ello, hay otro factor a tener en cuenta y es que los síntomas de esta condición suelen ser un poco inespecíficos, por eso el especialista enfatiza en conocer con precisión los síntomas del paciente y su durabilidad. 

    "La insuficiencia pancreática exocrina se puede confundir con muchas otras causas, por eso hay que tener un alto grado de sospecha para poder hacer el diagnóstico", afirmó.

    Cabe mencionar que cuando los pacientes se encuentran en etapas tempranas, pueden no presentar ningún tipo de síntoma o incluso manifestar señales que pueden ser de cualquier condición digestiva, como la sensación de gas, flatulencias y malestar estomacal.

    "Los pacientes manifestarán una serie de síntomas que en algunos casos pueden ser un poco inespecíficos", añadió el médico.

    Por otro lado, cuando la condición ha progresado severamente, los pacientes pueden tener síntomas diferenciadores como diarreas crónicas, pérdida de peso, mala absorción y a consecuencia de ello pérdida de visión nocturna, al igual que una deficiencia de vitaminas A y D.

    Principales desencadenantes de la condición 

    Con relación a los factores de riesgo de la insuficiencia pancreática exocrina, el especialista indicó que hábitos nocivos como fumar e ingerir alcohol en exceso contribuyen a precipitar una pancreatitis crónica y como consecuencia la insuficiencia. 

    "Hay ciertos hábitos que pueden ser dañinos para el páncreas, por ejemplo con el consumo de cigarrillo, y quizás uno no se da cuenta al momento porque no se tiene ese episodio bien marcado de pancreatitis, uno va desarrollando daño y progresivamente va a afectando el páncreas hasta esa etapa terminal que se conoce como pancreatitis crónica", afirmó. 

    El gastroenterólogo también mencionó que existen condiciones genéticas que pueden resultar en una pancreatitis crónica, autoinmune, recurrente. "Una persona que tenga múltiples episodios de pancreatitis puede terminar con pancreatitis crónica e insuficiencia pancreática exocrina".

    "La otra causa es de obstrucción, si una persona tiene un tumor o se ha sometido a una cirugía del páncreas, puede desarrollar insuficiencia por la estrechez en donde le hicieron la conexión del páncreas con el tracto digestivo", añadió.

    Además de los factores mencionados, esta condición tiene un componente genético, es decir, que existen ciertas condiciones genéticas que la pueden desencadenar, como en el caso de la fibrosis quística, la cual en voz del experto es la causa más común de insuficiencia en la población pediátrica.

    Por lo anterior, el especialista señaló que, "al día de hoy aún no existe un tratamiento que pueda prevenir o revertir los daños del páncreas por causa de las mutaciones genéticas".

    Finalmente, en Puerto Rico no existen datos suficientes de la población diagnosticada con insuficiencia pancreática exocrina o con pancreatitis crónica. 

    Vea el programa completo aquí.

    Mas noticias de Gastroenterología