Acceso a estudios endoscópicos: principal avance del diagnóstico de colitis ulcerativa

El Dr. Gines Martínez explica que la detección de la enfermedad incluye el historial del paciente, el examen de colonoscopia y la biopsia.

Luisa Ochoa

    Acceso a estudios endoscópicos: principal avance del diagnóstico de colitis ulcerativa

    El Dr. Gines Martínez, gastroenterólogo, tiene más de 30 años de experiencia en esta área médica y dialogó con la Revista Medicina y Salud Pública, sobre la evaluación endoscópica e histológica de la colitis ulcerativa, una Enfermedad Inflamatoria Intestinal que tiene alta prevalencia en la población. 

    Al respecto, destacó que "los avances más grandes en la detección y tratamiento de la colitis ulcerativa han sido: el acceso del paciente a los estudios endoscópicos y los nuevos medicamentos para tratar la condición".

    De acuerdo con el especialista, la evaluación de los pacientes con colitis comienza con el historial del paciente, como se realiza en cualquier rama de la medicina. Usualmente, los pacientes presentan diarreas por más de dos o tres semanas, tienen sangrados, dolor abdominal, cólicos y pujos, lo que "motiva al galeno a referirlo al gastroenterólogo" afirmó.

    "Cuando nos enfrentamos a un paciente con colitis ulcerativa, aparte de los exámenes de laboratorio que hay que realizar, los pacientes ameritan una evaluación endoscópica, allí realizamos la colonoscopia, un estudio donde visualizamos el intestino grueso completo y tratamos también de entrar en el hilo terminal" explicó el Dr. Martínez. 

    A su vez, indicó que la colitis ulcerativa tiene diferencias con la enfermedad de Crohn y que por lo general el gastroenterólogo puede identificar un paciente con alguna de las dos condiciones, ya que existen unas características endoscópicas particulares.

    Los pacientes con colitis ulcerativa presentan un envolvimiento del recto y de ahí el resto del intestino se va envolviendo, hacia el lado izquierdo, principalmente, señala el especialista. "Vamos a ver las lesiones del intestino que son básicamente inflamación de las mucosas, esa inflamación por lo general es circunferencial, y hay granularidad del tejido, y evidenciamos una continuidad de esta inflamación que comienza en el recto, a veces está limitada al recto y al sigmoide que es una parte del intestino grueso", añadió.

    Asimismo, enfatiza en la importancia de la parte clínica, en el proceso de diagnóstico de la condición, ya que "en el 90 % de los casos se puede identificar a los pacientes de colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn con el examen clínico", indicó. Sin embargo, resalta que los exámenes de laboratorio contribuyen a diferenciar las condiciones y detectar la enfermedad. 

    Al respecto, explicó que, "nos ayuda mucho la patología, donde vamos a tener una distorsión de las criptas, con abscesos en las criptas que nos dan una idea de lo que realmente tenemos. El problema con todo esto, en cuanto a las biopsias se refiere, es que a veces son hallazgos patológicos que no son específicos y pueden confundirse con condiciones como colitis infecciosa y otras que inflaman el intestino", puntualizó. 

    La diferencia entre las dos enfermedades: colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn es que en pacientes con enfermedad de Crohn, los especialistas, evidencian lesiones intermitentes, inflamación y ulceraciones más profundas que no envuelven el intestino grueso completo y pueden ver mucosa normal intercalada con mucosa anormal, explica el gastroenterólogo.

    Por lo anterior, afirma que la enfermedad de Crohn es "una enfermedad tras mural, donde el paciente puede desarrollar fístulas, perforación y estrechez en el intestino, a diferencia de los pacientes de colitis ulcerativa, que pueden desarrollar inflamación, e inclusive estrechez, pero por lo general aquel paciente que lo desarrolla, hay que pensar que pueda tener una malignidad del intestino grueso".

    En el diagnóstico de la colitis ulcerativa se tienen en cuenta tres procesos que son un complemento: el historial médico del paciente, el estudio de colonoscopia y las biopsias

    Para el especialista, el complementar las biopsias con tinciones especiales como son índigo carmín y azul de metileno, permite pintar el intestino y dirigir las biopsias a ciertos lugares en específico que ayudan a los profesionales médicos a detectar la condición. 

    Con relación a lo anterior, señala que las instrumentaciones actuales tienen unos cambios en la luz y el color, es decir, que "es como una tinción que se hace a través del instrumento y podemos dirigir las biopsias a áreas que son anormales y nos van a ayudar al diagnóstico definitivo".

    "Aquellos que llevamos más de 30 años en la profesión, miramos un estudio de colonoscopia o estamos haciendo un procedimiento y solo con mirar el intestino podemos diferenciarlo. Pero siempre debemos implementar todas las herramientas que tenemos para llegar al diagnóstico" explicó.

    Evaluación clínica del paciente

    Los especialistas categorizan la colitis ulcerativa entre: leve, moderada y severa, y para ello, utilizan unos criterios acordes a una tabla de evaluación. Los criterios están relacionados con la frecuencia de las evacuaciones del paciente, los eventos con sangre y los hallazgos endoscópicos. Para el Dr. Martínez, los pacientes de colitis ulcerativa, pueden tener:

    • Proctitis ulcerativa: enfermedad limitada al recto.

    • Proctosigmoiditis ulcerativa: enfermedad del lado izquierdo del intestino.

    • Pancolitis: inflamación total del intestino.

    Recomendaciones para médicos primarios

    "El médico primario que está evaluando el paciente, debe estar pendiente de sus movimientos intestinales. Esta es una condición bimodal, ya que se puede ver en pacientes jóvenes entre los 18 y 30 años, aproximadamente como se puede ver también en pacientes por encima de los 50 años, sin embargo, es más común verlo a edades tempranas" afirmó el médico.

    Además de eso, el especialista indica que los médicos primarios pueden analizar en un paciente joven la frecuencia de las diarreas, ya que es una de las manifestaciones más comunes, el dolor que genera y las evacuaciones con sangre, "eso va a motivar al galeno a realizar una evaluación de la inflamación del individuo en general y una evaluación de sangre oculta excreta y luego de tener esa evaluación enviarlo al gastroenterólogo".

    Prevalencia de la EII y avances en los tratamientos

    Para el Dr. Martínez, las enfermedades inflamatorias del intestino han aumentado drásticamente en los últimos 30 años, puesto que indica que desde el año 1990, hasta la fecha, se han duplicado. "Hemos notado un aumento en el norte y una disminución en el sur, es decir que generalmente se ve más común en pacientes blancos y judíos, y a medida que llegamos a los pacientes latinoamericanos va disminuyendo la incidencia, pero sigue siendo alta", expresó. 

    Sin embargo, también se ha avanzado en los tratamientos y medicamentos para los pacientes, ya que hoy día existen tratamientos intravenosos, orales e inclusive subcutáneos, que han mejorado la calidad de vida de miles de pacientes. 

    "Uno de los avances que hemos tenido más grandes en el tratamiento de las EII ha sido el desarrollo de diferentes tipos de medicaciones" afirmó. Sobre ello, explicó que se encuentran: 

    • Los inhibidores del Anti-TNF, uno de los primeros que salieron al mercado y se utilizaban contra el cáncer.

    • Anti-Integrin, son proteínas que regulan el movimiento de los leucocitos en el intestino.

    • Inhibidores JAK, trabajan sobre los factores de crecimiento en el intestino y sobre la citoquina.


    Mas noticias de Gastroenterología