La tríada atópica: rinitis alérgica, dermatitis atópica y asma, condiciones más frecuentes en niños

Es fundamental identificar las causas que exacerban los síntomas para evitar complicaciones.

Luisa Ochoa

    La tríada atópica: rinitis alérgica, dermatitis atópica y asma, condiciones más frecuentes en niños

    La Dra. Damaris Torres, pasada presidenta de la Sociedad Dermatológica de Puerto Rico, dialogó con la Revista Medicina y Salud Pública durante el evento ExpoSalud, un encuentro en el que participaron diferentes especialistas con amplia experiencia en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades, y explicó la importancia de tratar la dermatitis atópica, como enfermedad autoinmune que se presenta con más frecuencia en niños y que no tiene cura. 

    Al respecto explicó lo que se conoce como la tríada de la atopia o atópica, un conjunto de alergias comunes en pacientes con la condición de dermatitis. "La Dermatitis Atópica puede ser hereditaria y se ve en pacientes que tienen la tríada de la atopia. Muchos pacientes tienen rinitis alérgica, asma y dermatitis atópica, eso se considera atopia porque reaccionan exageradamente a alérgenos, olores y sustancias del ambiente" señaló.

    Asimismo, enfatizó que aunque la condición no tiene una cura, las manifestaciones se pueden controlar, siguiendo un tratamiento y aplicando los cuidados necesarios. "En algunos niños que tienen estas alergias cuando llegan a la pubertad se les controlan los síntomas y no tienen esas exacerbaciones, sin embargo, hay que identificar que puede exacerbar esos síntomas y para eso hay que acudir con el dermatólogo", añadió.

    También existen personas que padecen dermatitis de contacto y son más sensibles a las exposiciones a diferentes tipos de materiales, como el níquel, la goma y los metales.

    La Dra. Torres afirmó que el estrés también puede ser un factor que exacerba los síntomas de la dermatitis, sin embargo, es importante hacer el diagnóstico adecuado para identificarlo. "Hay que acudir al médico primario o dermatólogo para hacer el diagnóstico correcto y usar las medicinas adecuadas, para evitar por ejemplo: que vayan a poner un esteroide de alta potencia en la cara, que hace mucho daño".

    Sobre las temporadas altas o épocas de verano, afirmó que los pacientes con condiciones en la piel pueden verse afectados debido a la exposición al sol, por eso, deben mantener la piel humectada, aplicar protector solar mínimo 20 minutos antes de exponerse al sol y evitar horarios entre las 10 de la mañana y 4 de la tarde, ya que son los periodos en donde los rayos ultravioleta tienen mayor intensidad y por consecuencia impacto en la piel. 

    La Dermatitis Atópica afecta a cerca de 300 mil puertorriqueños, quienes están expuestos a diferentes antígenos ambientales, como la vegetación, las industrias y los carros. Los síntomas principales que pueden presentar son: piel seca, picazón (comúnmente en la noche), manchas en las manos, pies, tobillos, cuello o muñecas, protuberancias pequeñas que pueden formar costras, piel escamosa o inflamada por rascarse.

    De acuerdo con el portal Mayo Clinic, los pacientes pueden prevenir episodios o exacerbaciones de la Dermatitis Atópica, aplicando las siguientes acciones: 

    Humectar la piel al menos dos veces por día. 

    Identificar y evitar desencadenantes que empeoren la afección, como el sudor, el estrés, la obesidad, los jabones, los detergentes, el polvo y el polen. 

    Evitar alimentos que puedan ser generadores de estas manifestaciones.

    Usar jabones suaves.

    La American Academy of Dermatology recomienda considerar un baño de lejía para ayudar a prevenir las exacerbaciones; sin embargo, es importante consultar con el dermatólogo.

    Vea el programa completo aquí:


    Mas noticias de Dermatología