Diferencias claves entre la dermatitis por contacto y la sarna según áreas afectadas en la piel

Las manifestaciones cutáneas de la dermatitis de contacto suelen aparecer minutos u horas después del contacto con el alérgeno, y desaparecen entre 2 a 4 semanas después.

Alexander Triana Yanquén

    Diferencias claves entre la dermatitis por contacto y la sarna según áreas afectadas en la piel

    El huracán María, dejó una serie de enseñanzas para los especialistas de diferentes áreas de la salud. En tanto, para los profesionales de la piel, se desató en su momento la aparición de brotes de Sarna, pero esto finalmente sirvió para la realización de una encuesta en la que se concluyó que no se trataba de esta patología, sino que, en su mayoría, los casos eran diagnosticados como dermatitis por contacto

    Esto se debe, quizás, al momento de la consulta, donde los pacientes manifestaron a los médicos que tenían ardor y picazón en ciertas partes del cuerpo, así como los horarios y antecedentes familiares. En contraste con ello, la ubicación y algunos síntomas sirvieron para establecer rápidamente que no se trataba de Sarna, regulando los índices y retornando la calma sobre posibles contagios múltiples. 

    La Dermatóloga Dra. Eneida De La Torre, explicó lo que es esta particular patología conocida como sarna: "A ese organismo le gusta esconderse... es bien común que se vea entre los dedos, el ombligo, las axilas. Áreas donde le cuesta salir... Mientras que la dermatitis por contacto se presenta en áreas expuestas". Asimismo, explica las características de la dermatitis de contacto, y añade que "es bien común que salga en las manos, pero no vemos que está escondidito, sino que vemos que está en la superficie, en los dedos; a las personas se les empiezan a abrir mucho los dedos porque están expuestos a detergentes, a tanta limpieza, o todo el sucio", concluye. 

    Síntomas y momento para consultar al médico

    Como ya lo mencionamos previamente, esta patología se presenta ante la exposición directa de la piel a ciertos agentes que pueden generar hinchazón y sensibilidad, picazón, enrojecimiento del tejido, manchas ásperas de un color más oscuro que el habitual (hiperpigmentadas) que suelen ser más frecuentes en pieles morenas o negras; piel seca, agrietada y escamosa (esto es más frecuente en pieles blancas); bultos y ampollas (a veces con secreción y costras).

    Sin embargo, hay otros factores que son de consideración para que atienda a su médico. Por ello, es importante que tenga en cuenta si el sarpullido pica tanto que interfiere con el sueño o con las actividades diarias, es grave o está muy extendido, si afecta ojos, boca, rostro o los genitales y si no presenta mejoras en un periodo de tres semanas; estas patologías son un aviso de alerta, pero no propiamente de alarma. 

    Eso sí, cuando empiece a presentar fiebre, secreciones purulentas de las ampollas, dificultad para respirar tras inhalar hierba (maleza) que se quema, siente dolor en los ojos o los conductos nasales después de inhalar humo de hiedra venenosa que se quema, si nota que una sustancia ingerida ha dañado el revestimiento de la boca y el tubo digestivo, debe acudir al centro médico más cercano, pues esto es un factor de riesgo para usted o algún allegado que presente esta enfermedad.

    La dermatitis por contacto aparece en la piel que ha estado directamente expuesta a la sustancia que origina la reacción. Por ejemplo, el sarpullido puede aparecer en una pierna que rozó hiedra venenosa. El sarpullido puede desarrollarse entre minutos y horas después de la exposición y puede durar de 2 a 4 semanas.

    Tipos de dermatitis por contacto

    De momento se ha logrado establecer la existencia de dos tipos de dermatitis de contacto: irritativa y alérgica. 

    La dermatitis irritativa por contacto es el tipo más frecuente. La reacción cutánea no alérgica ocurre cuando un irritante daña la capa protectora externa de la piel. Algunas personas reaccionan a irritantes fuertes después de una única exposición, otras pueden presentar un sarpullido después de exposiciones reiteradas a, incluso, irritantes leves como el agua y el jabón. Y algunas personas tienen tolerancia a la sustancia con el tiempo.

    Los irritantes más frecuentes a los que estamos en exposición son los solventes, guantes de goma, detergentes y jabones, artículos para el cabello, sustancias aero virales, fertilizantes y pesticidas. 

    Por otro lado, la dermatitis alérgica por contacto ocurre cuando una sustancia a la que se es sensible (alérgeno) desencadena una reacción inmunitaria en la piel. Suele afectar únicamente al área que estuvo en contacto. Pero alguna sustancia que ingresa al cuerpo a través de alimentos, condimentos, medicamentos o procedimientos médicos o dentales (dermatitis sistémica por contacto) puede ser el desencadenante. Una vez que tiene alergia a una sustancia, incluso una pequeña cantidad de esta, puede provocar una reacción.

    Los alérgenos comunes que pueden producir reacción suelen ser algunas joyas, perfumes, cosméticos, tintes para el cabello, algunas plantas, insecticidas, medicamentos. Es decir que estos productos varían directamente con la composición y reacción del organismo a dichos compuestos químicos o del entorno.

    Algunos niños presentan dermatitis alérgica por contacto a causa de los factores desencadenantes habituales y también por el contacto con pañales, toallitas húmedas para bebés, joyas que se usan para perforaciones en la oreja y ropa con broches a presión,  tintes, entre otros.

    Complicaciones y Prevención

    La dermatitis de contacto puede provocar una infección si el paciente se rasca constantemente la zona afectada, lo que provoca que se humedezca y supure. Esto genera un entorno propicio para que las bacterias o los hongos crezcan y puedan causar una infección.

    Las recomendaciones que hacen los especialistas tienen que ver directamente con evitar irritantes o alérgenos, lavar la piel, usar ropa o guantes de protección para la manipulación de insumos químicos, uso de cremas humectantes o geles de barrera y prevenir la acumulación de agentes externos en el pelaje de nuestras mascotas, que puedan exponernos a hongos.

    Para tratar satisfactoriamente la dermatitis por contacto, es necesario identificar y evitar la causa de la reacción. Si se evita la sustancia que causa la reacción, el sarpullido generalmente desaparece de 2 a 4 semanas. Para calmar la picazón en la piel, puedes aplicar un paño frío y húmedo y tomar otras medidas de cuidado personal.

    Nota construída con información de Mayo Clinic



    Mas noticias de Dermatología