Variante Delta en Puerto Rico: advierten riesgo inminente en los no vacunados

Con preocupación el Departamento de Salud de la Isla arreciará en las medidas de vacunación para prevenir decesos producto de la variante Delta.

Redacción MSP

    Variante Delta en Puerto Rico: advierten riesgo inminente en los no vacunados

    “Nuestra primera prioridad es la vacunación”, así lo aseguró el secretario del Departamento de Salud, Dr. Carlos Mellado tras anunciar la guía de vacunación u ordenamiento para el inicio escolar en Puerto Rico. 

    Es bien sabido que las variantes han trastocado el sistema de salud mundial, puesto que estas han aumentado los casos debido a su facilidad de trasmisión.

    Por esa razón el Dr. Mellado explicó que existe suficiente información para establecer que los pacientes que están hospitalizados por Covid-19 no están vacunados, al igual que la información científica avala que la vacunación es efectiva contra el Covid-19 y las variantes. 

    “”Los efectos de la vacuna son los esperados, no son mortales”, por esa razón cuando las cifras alcanzan el 5.1 por ciento de positividad en los casos en Puerto Rico, el titular del Departamento de Salud indicó que se iniciará una fase de vacunación más estricta para lograr la mayor cantidad de vacunados. 

    Los pacientes no vacunados son los más indefensos ante la variante Delta, “los pacientes no vacunados van a estar en riesgo, por lo tanto seguimos insistiendo en la vacunación”. 

    A continuación 5 de los puntos principales acerca de la variante delta, indicados por la Dra. Armelle Pérez-Cortés Villalobos, especialista en medicina interna e infectología de trasplantes. Tiene una maestría en Ciencias Médicas y Epidemiología. Actualmente presta sus servicios en el Toronto General Hospital, en Toronto, Canadá.

    1. ¿Qué diferencias presenta delta en comparación con otras variantes del SARS-CoV-2?

    La delta (B.1.617.2) tiene más mutaciones que la variante B.1.617, de la que procede, mutaciones que parecen darle una ventaja de transmisibilidad sobre otras variantes.

    Las dos mutaciones principales en la proteína en espiga que presenta delta son: L452R (sustitución de leucina por arginina en el aminoácido 452; impacta en la evasión inmune y la unión de la enzima convertidora de angiotensina de tipo 2) y E484Q (intercambia el ácido glutámico con glutamina en la posición 484; impacta en la evasión inmune y la unión de la enzima convertidora de angiotensina de tipo 2), ambas se han encontrado en otras variantes del virus. Además, presenta otras sustituciones: T19R, (G142D*), 156del, 157del, R158G, L452R, T478K, D614G, P681R, D950N.

    De acuerdo con un comunicado emitido acerca de la transmisión y dispersión global de las variantes de SARS-CoV-2, la delta presenta aumento de 97% en la transmisibilidad (IC 95%: 76 a 117), en comparación con el virus SARS-CoV-2 sin variantes de preocupación.[1] También se ha reportado aumento en el número reproductivo efectivo de la variante delta de 55% (IC 95%: 4 a 68) comparado con la variante alfa (B.1.1.7, identificada originalmente en Reino Unido).

    2. ¿La variante delta induce una enfermedad más grave?

    La investigación sobre esto no es concluyente.

    Según Public Health England, los primeros datos sugieren que delta causa más ingresos hospitalarios que la alfa. Información preliminar de Inglaterra y Escocia sugiere que las personas infectadas con la variante delta tienen el doble de posibilidad de requerir hospitalización frente a la variante alfa. Es decir, hasta este momento hay evidencia clara de que esta variante se transmite más y sugiere que más casos requieren de hospitalización.

    La variante delta también parece producir síntomas diferentes y más graves, como dolor de estómago, náuseas y vómitos, pérdida de la audición y dolor en las articulaciones.

    Un estudio de Singapur mostró que la infección con la variante delta se asoció con mayores probabilidades de requerimiento de oxígeno, ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI) o muerte (odds ratio ajustado [ORa] 4,90; IC 95%: 1,43 a 30,78). Además, el odds ratio ajustado para neumonía fue 1,88 veces mayor (IC 95%: 0,95 a 3,76) para los infectados con delta, en comparación con la infección con linajes de SARS-CoV-2 que no son variantes de preocupación.[2]

    3. ¿Las vacunas tienen actividad contra la variante?

    Según datos del Reino Unido, la vacunación completa con las vacunas de Pfizer/BioNTech o de Oxford/AstraZeneca es en gran medida eficaz contra la variante delta, pero puede ser un poco menos eficaz que contra otras variantes e incluso menos en aquellos con una sola dosis.

    En un estudio publicado en Reino Unido se encontró que haber recibido una dosis de vacuna de Pfizer/BioNTech reducía en 33% el riesgo de desarrollar COVID-19 causado por la variante delta, comparado con 50% para la variante alfa. Sin embargo, en quienes ya recibieron dos dosis de vacuna de Pfizer/BioNTech o de Oxford/AstraZeneca y están completamente vacunados, la efectividad aumenta a 88% y 60%, respectivamente.[3]

    Por esta razón es muy importante que nuestros pacientes completen sus esquemas de vacunación contra la COVID-19 lo más pronto posible, ya que esta evidencia sugiere que los sujetos completamente vacunados tienen importante reducción de la posibilidad de enfermar por esta variante.

    4. ¿Cómo se ha comportado la variante en otros países?

    Al 29 de junio la variante delta se ha identificado en al menos 96 países, datos probablemente subestimados, ya que la capacidad necesaria de secuenciación para identificar variantes es limitada. Varios de estos países atribuyen los aumentos repentinos de infecciones y hospitalizaciones a esta variante. 

    Reino Unido, que ha sido líder mundial en secuenciación del virus, ha reportado aumento en los casos semanales de COVID-19. El 18 de junio Public Health England reportó 33.630 nuevos casos por la variante delta, representando 99% de los casos secuenciados de COVID-19 en el país; el reporte señala que las vacunas continúan siendo efectivas previniendo hospitalizaciones por COVID-19 y que el principal lugar de exposición a la variante delta son entornos educativos.

    5. ¿Qué le digo a mi paciente acerca de la variante?

    Antes que nada, debemos comunicar a nuestros pacientes claramente que seguimos aprendiendo de esta variante, que aún no lo sabemos todo. Sin embargo, con base en la evidencia que tenemos hasta el momento, la variante delta se considera de preocupación, con evidencia de que se transmite de forma más eficiente que otras variantes, que se ha asociado con casos más graves de COVID-19 y las vacunas continúan siendo efectivas.

    Debemos hacer hincapié a los pacientes en que aun cuando estén completamente vacunados es necesario seguir cumpliendo con todas las medidas de salud pública (distanciamiento físico, uso de mascarillas, ventilación adecuada, evitar lugares con aglomeraciones, lavado de manos, etc.) mientras los índices de vacunación continúen siendo bajos.

    Ante la evidencia de que las vacunas son efectivas contra la variante delta, es urgente acelerar la vacunación en Latinoamérica y también es prioritario aplicar las segundas dosis de las vacunas que están pendientes, ya que basados en estos datos, es claro que es relevante tener un esquema de vacunación completo contra la COVID-19 para reducir el riesgo de infección contra las variantes de preocupación.

    Mas noticias de Covid-19