Síndrome de Guillain-Barré se podría desarrollar a 42 días luego de la vacuna Johnson & Johnson

La entidad federal sostuvo que “la posibilidad de que esto ocurra es muy baja”, pero detalló síntomas ante los cuales la persona tendría que buscar atención médica.

Agencia EFE

    Síndrome de Guillain-Barré se podría desarrollar a 42 días luego de la vacuna Johnson & Johnson

    La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) asoció ayer la vacuna de Johnson & Johnson (Janssen) contra el COVID-19 a un riesgo mayor de desarrollo de síndrome de Guillain-Barré.

    “Los informes de eventos adversos después del uso de la vacuna Janssen COVID-19 bajo autorización de uso de emergencia sugieren un mayor riesgo de síndrome de Guillain-Barré durante los 42 días posteriores a la vacunación”, lee una carta publicada por la entidad federal en la que le informa a la compañía Janssen Biotech, Inc. sobre la determinación de añadir esa información a las hojas informativas sobre la vacuna para proveedores y pacientes.

    El síndrome de Guillain Barré es un trastorno neurológico en el que el sistema inmunológico del cuerpo daña las células nerviosas, causando debilidad muscular y en ocasiones parálisis, describe la carta.

    La comunicación indica que el desarrollo de la condición ha ocurrido “en algunas personas” que han recibido la vacuna de Janssen. “En la mayoría de estas personas, los síntomas comenzaron dentro de los 42 días posteriores a la recepción de la vacuna Janssen COVID-19. La posibilidad de que esto ocurra es muy baja”, enfatizó la FDA.

    De acuerdo con una publicación de The New York Times, los reguladores apuntan a que las probabilidades de desarrollar la enfermedad parecen ser de tres a cinco veces más altas entre los receptores de la vacuna Johnson & Johnson que entre la población general de Estados Unidos.

    Según el medio estadounidense, los funcionarios federales han identificado 100 casos sospechosos de Guillain-Barré entre los receptores de la inyección de esta vacuna, con un 95% de esos casos consideraros graves. La FDA también indicó que, aunque la evidencia apunta a un riesgo mayor, “es insuficiente para establecer una relación causal”.

    La FDA alertó que debe buscar atención médica de inmediato si presenta alguno de los siguientes síntomas después de recibir la vacuna Janssen contra el COVID-19:

    - Sensación de debilidad u hormigueo, especialmente en las piernas o los brazos, que empeora y se extiende a otras partes del cuerpo.

    - Dificultad para caminar

    - Dificultad con los movimientos faciales, como hablar, masticar o tragar.

    - Visión doble o incapacidad para mover los ojos

    - Dificultad con el control de la vejiga o la función intestinal

    Mas noticias de Covid-19