Nueva guía del ACC sobre las consecuencias cardiovasculares de la COVID-19

El Colegio Americano de Cardiología (ACC) ha emitido un documento de orientación clínica de consenso de expertos.

Denis Carolina Londoño

    Nueva guía del ACC sobre las consecuencias cardiovasculares de la COVID-19

    La guía clínica se publicó en línea el 16 de marzo en la revista Journal of the American College of Cardiology y está enfocado hacia la evaluación y el manejo de adultos con consecuencias cardiovasculares clave de la COVID-19.


    Adicionalmente, su contenido habla sobre cómo evaluar y manejar la miocarditis asociada a la COVID y la COVID prolongada y brinda consejos sobre la reanudación del ejercicio después de la infección.


    "Los mejores medios para diagnosticar y tratar la miocarditis y la COVID prolongada después de la infección por SARS-CoV-2 continúan evolucionando", dijo Ty Gluckman, MD, MHA, copresidente de la vía de decisión por consenso de expertos. "Este documento intenta proporcionar recomendaciones clave sobre cómo evaluar y manejar a los adultos con estas condiciones, incluida la orientación para un regreso seguro al juego para atletas competitivos y no competitivos".


    Los autores de la guía señalan que el COVID-19 puede estar asociado con varias anomalías en las pruebas cardíacas y una amplia gama de complicaciones cardiovasculares. Para algunos pacientes, los síntomas cardíacos como dolor torácico, dificultad para respirar, fatiga y palpitaciones persisten durante meses después de la enfermedad inicial, y también se ha observado evidencia de lesión miocárdica en individuos sintomáticos y asintomáticos, así como después de recibir tratamiento.


    "Para los médicos que tratan a estas personas, existe un número creciente de preguntas relacionadas con la evaluación y el manejo de estas afecciones, así como con la reanudación segura de la actividad física", dicen. Este informe pretende proporcionar una guía práctica sobre estos temas.


    Miocarditis

    El informe establece que la miocarditis ha sido reconocida como una complicación rara, pero grave de la infección por SARS-CoV-2, así como de la vacunación con ARNm de COVID-19.


    Define la miocarditis como: 1) síntomas cardíacos como dolor torácico, disnea, palpitaciones o síncope; 2) troponina cardíaca elevada; y 3) hallazgos electrocardiográficos, ecocardiográficos, de resonancia magnética cardíaca y/o histopatológicos anormales en la biopsia.


    El documento hace las siguientes recomendaciones con respecto a la miocarditis relacionada con COVID:


  • Cuando aumenta la sospecha de compromiso cardíaco con COVID-19, las pruebas iniciales deben consistir en un ECG, medición de troponina cardíaca y un ecocardiograma. Se recomienda la consulta de cardiología para aquellos con troponina cardíaca en aumento y/o anomalías ecocardiográficas. La resonancia magnética cardíaca se recomienda en pacientes hemodinámicamente estables con sospecha de miocarditis.

  • Se recomienda hospitalización para pacientes con miocarditis definitiva, idealmente en un centro avanzado de insuficiencia cardíaca. Los pacientes con miocarditis fulminante deben ser tratados en centros con experiencia en insuficiencia cardíaca avanzada, soporte circulatorio mecánico y otras terapias avanzadas.

  • Los pacientes con miocarditis y neumonía por COVID-19 (con una necesidad continua de oxígeno suplementario) deben recibir tratamiento con corticosteroides. Para los pacientes con sospecha de afectación pericárdica, es razonable el tratamiento con AINE, colchicina y/o prednisona. Se pueden considerar los corticosteroides intravenosos en aquellos con miocarditis por COVID-19 sospechada o confirmada con compromiso hemodinámico o MIS-A (síndrome inflamatorio multisistémico en adultos). También se puede considerar el uso empírico de corticosteroides en aquellos con evidencia de biopsia de infiltrados miocárdicos graves o miocarditis fulminante, en equilibrio con el riesgo de infección.

  • Según corresponda, se debe iniciar y continuar después del alta médica la terapia médica dirigida por las guías para la insuficiencia cardíaca.


  • El documento señala que la miocarditis después de la vacunación con ARNm de COVID-19 es rara, y las tasas más altas se observan en hombres jóvenes después de la segunda dosis de la vacuna. A partir del 22 de mayo de 2021, el Sistema de notificación de eventos adversos de vacunas de EE. UU. observó tasas de 40,6 casos por millón después de la segunda dosis de vacuna entre hombres de 12 a 29 años y 2,4 casos por millón entre hombres de 30 años o más. Las tasas correspondientes en mujeres fueron de 4,2 y 1 caso por millón, respectivamente.


    Fuente consultada aquí



    Mas noticias de Covid-19



    enlacesrecomendados: function (element) { $.get("/bloqueheaderenlancesrecomendados") .done(function (data) { $("#enlacesrecomendados").replaceWith(data); var d = data.replace("dropdown d-inline-block", "dropdown d-none d-md-inline-block"); $("#enlacesrecomendados2").replaceWith(d); }); } ,loultimo: function (element) { $.get("/bloqueloultimo") .done(function (data) { $("#loultimo").replaceWith(data); var myLazyLoad = new LazyLoad({ elements_selector: ".lazy", threshold: 0 }); }); } ,lomasvisto: function (element) { $.get("/bloquemasvisto") .done(function (data) { $("#lomasvisto").replaceWith(data); var myLazyLoad = new LazyLoad({ elements_selector: ".lazy", threshold: 0 }); }); }