CDC: Vacunados podrán quitarse la mascarilla en lugares con poca afluencia de gente

El organismo señala que todos los que cumplan con el esquema de vacunación tendrán más libertad para no usar tapabocas en ciertos lugares.

Redacción MSP

    CDC: Vacunados podrán quitarse la mascarilla en lugares con poca afluencia de gente

    Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés) dieron a conocer este jueves una nueva guía para el uso de mascarillas en interiores para las personas completamente vacunadas, lo que les permitirá dejar de usarlas de forma segura en la mayoría de los lugares.

    Es importante resaltar que el Gobierno de Puerto Rico ha mantenido como obligatorio el uso del tapabocas en la isla, todo esto con el propósito de frenar los contagios y evitar exponer a la población a riesgos que consideran innecesarios en vista de que no se ha logrado la inmunidad colectiva. 

    La nueva guía continúa exigiendo el uso de mascarillas en entornos interiores abarrotados como autobuses, aviones, hospitales, prisiones y refugios para personas sin hogar, pero podría aliviar las restricciones para reabrir lugares de trabajo, escuelas y otros lugares, incluso eliminando la necesidad de tapabocas o el distanciamiento social en ciertos casos para quienes están completamente vacunados.

    Los CDC tampoco recomendarán que las personas completamente vacunadas usen mascarillas al aire libre cuando se encuentran entre multitudes. 

    El anuncio se dio justo cuando los CDC y la administración de Biden han enfrentado presiones para aliviar las restricciones sobre las personas completamente vacunadas, personas que han pasado dos semanas de la última dosis requerida de la vacuna COVID-19, en parte para resaltar los beneficios de recibir la inyección.

    Las cifras en Puerto Rico señalan que 2, 23 millones de personas ya se vacunaron y de ese número solo 934 mil ya tienen el esquema de vacunación completo. 

    La nueva guía llega cuando la agresiva campaña de vacunación de EE.UU. comienza a dar sus frutos, pues los casos en el país están en su tasa más baja desde septiembre, las muertes están en su punto más bajo desde abril pasado y la tasa de positividad de la prueba está en el punto más bajo desde que comenzó la pandemia.

    Hasta la fecha, aproximadamente 154 millones de estadounidenses, más del 46% de la población, han recibido al menos una dosis de las vacunas COVID-19 y más de 117 millones están completamente vacunados.

    La tasa de nuevas vacunas se ha ralentizado en las últimas semanas, pero con la autorización el miércoles de la vacuna Pfizer para niños de 12 a 15 años, se espera un nuevo estallido de dosis en los próximos días.

    Mas noticias de Covid-19