Puerto Rico registra el tercer caso de paciente que desarrolló doble tumor de pituitaria plurihormonal

Los adenomas hipofisarios son tumores de crecimiento lento y es raro el registro de doble o múltiples etiologías

Belinda Z. Burgos González

    Puerto Rico registra el tercer caso de paciente que desarrolló doble tumor de pituitaria plurihormonal

    La incidencia de los tumores de adenoma doble o múltiples es de menos de un 0.01% según literatura, y lo más común es hallar que producen las hormonas de crecimiento (GH) y prolactina. 

    Precisamente este escenario clínico no fue el hallado en la Isla. Y es que según médicos puertorriqueños, en el País se registró el tercer caso a nivel mundial de un doble adenoma hipofisario con diferentes histologías, al secretar la hormona GH y, de otra parte, adrenocorticotrópica, hormona (ACTH).

    Los adenomas hipofisarios son neoplasias benignas originadas en células de la adenohipófisis, generalmente benigno y compuesto por células adenohipofisarias. 

    La hormona ACTH controla la producción de otra llamada cortisol, producida por las glándulas suprarrenales, situadas encima de los riñones. Desempeña un papel importante ayudando a responder ante el estrés, combatir las infecciones, regular el nivel de azúcar en la sangre, regular el metabolismo, entre otros procesos. 

    imagen-cuerpo

    Según los autores del caso, quienes son parte de la Sección de Endocrinología del Recinto de Ciencias Médicas (RCM), una mujer de 51 años presentó síntomas de hipercortisolismo y acromegalia durante los últimos 2 años.

    Una evaluación endocrina confirmó acromegalia activa y reveló hipercortisolismo dependiente de hormona adrenocorticotrópica.

    La acromegalia se trata de un trastorno hormonal que se origina cuando la glándula pituitaria produce en exceso la hormona de crecimiento durante la adultez, y como consecuencia estos pacientes desarrollan crecimiento excesivo de los tejidos blandos y en ocasiones, de los huesos.

    La paciente también tenía un historial de diabetes mellitus tipo 2, hipertensión, que había ganado más de 30 libras en un periodo de un año. Su altura era de 63 pulgadas, que entre los síntomas reportados estuvo aumento en su talla de zapato, voz más grave, artralgia, mialgia, disminución de la libido, depresión, y dolor de cabeza durante los últimos 2 años.

    “Durante el examen físico, era una paciente obesa con adiposidad central prominente. Tenía un rostro redondo, manos pastosas, debilidad proximal, hirsutismo (exceso de vellos), caída del cabello, piel grasa, hematomas en las extremidades y deterioro de la memoria a corto plazo. A pesar de los antihipertensivos que utilizaba, tenía un poco alta la presión arterial”, describe el caso. 

    Las imágenes de resonancia magnética preoperatoria de la hipófisis demostraron microadenomas dobles separados con diferente intensidad, mientras el análisis inmunohistoquímico de cada adenoma por separado confirmó un diagnóstico de acromegalia y adrenocorticotropina. Además, se confirmó la enfermedad de Cushing dependiente de hormonas.

    Inmunohistoquímica. (A) Lado izquierdo de la silla turca: tinción positiva para adrenocorticotropina hormona (ACTH) y negativo para la hormona del crecimiento (GH). (B) Lado derecho de la silla turca: tinción positiva para GH y negativo para ACTH.

    La enfermedad de Cushing es provocada por un tumor o crecimiento excesivo (hiperplasia) de la hipófisis, glándula en forma de frijol localizada justo debajo de la base del cerebro. 

    “La manifestación clínica sincrónica de los adenomas dobles son casos raros. Este es el  tercer caso de un paciente con una secreción sincrónica de GH y ACTH que presenta manifestaciones clínicas de acromegalia y enfermedad de Cushing secundaria a los adenomas hipofisarios dobles. Se recomiendan análisis para confirmar un diagnóstico exacto para cada uno de los adenomas hipofisarios dobles”, concluyeron los autores.

    Entre los autores de este caso se encontraron los doctores Naomi Collazo Gutierrez, Orlando de Jesús, María Villamil, Milliette Alvarado, Loida González, Margarita Ramírez y el doctor Víctor Carlo Chévere, del RCM. 

    Mas noticias de Casos-Clinicos