El déficit de hierro es un elemento clave en la insuficiencia cardiaca

Un estudio perteneciente al Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell), ha identificado el déficit de hierro como un elemento clave en la progresión de la insuficiencia cardíaca.

Javier Erazo

    El déficit de hierro es un elemento clave en la insuficiencia cardiaca

    Un estudio publicado en Cell & Bioscience por el grupo de investigación Bioheart, perteneciente al Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell), ha identificado el déficit de hierro como un elemento clave en la progresión de la insuficiencia cardíaca.

    Los autores recuerdan que las causas de la insuficiencia cardíaca a nivel celular todavía no son muy conocidas y que los fármacos de los que se dispone hoy en día no consiguen "ni la remisión total de los síntomas ni recuperar la esperanza de vida que tenían los pacientes antes de la enfermedad".

    Con todo, uno de los candidatos a nueva diana terapéutica es el hierro, pues se ha visto que más de la mitad de pacientes con insuficiencia cardíaca presentan déficit de hierro y que esta carencia está asociada a una peor evolución de la enfermedad. Además, se sabe que el hierro desempeña un papel importante en el transporte de oxígeno.

    Para conocer mejor la relación del hierro con la insuficiencia cardiaca, los investigadores del Idibell realizaron dos trabajos experimentales, uno con ratones y otro con cultivos celulares, que ayudan a entender los efectos positivos de los tratamientos con hierro intravenoso que ya se dan en algunos pacientes.

    El grupo multidisciplinar Bioheart está liderado por el jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitari de Bellvitge (Barcelona), Josep Comín, y está formado por cardiólogos, enfermeras, biólogos, internistas, médicos de atención primaria y otros especialistas.

     imagen-cuerpo

    ¿Qué es la insuficiencia cardiaca?

    La insuficiencia cardíaca, se produce cuando el músculo del corazón no bombea sangre tan bien como debería hacerlo. Determinadas afecciones, como las arterias estrechadas en el corazón (enfermedad de las arterias coronarias) o la presión arterial alta, dejan progresivamente el corazón demasiado débil o rígido como para llenarse y bombear de forma eficaz.

    No es posible revertir todas las afecciones que provocan la insuficiencia cardíaca, pero los tratamientos pueden mejorar los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca y ayudarte a vivir más tiempo. Los cambios en el estilo de vida (como hacer ejercicio, reducir el sodio en la dieta, controlar el estrés y adelgazar) pueden mejorar la calidad de vida.

    Una manera de evitar la insuficiencia cardíaca es prevenir y controlar las afecciones que la originan, como la enfermedad de las arterias coronarias, la presión arterial alta, la diabetes o la obesidad.

    Síntomas 

    La insuficiencia cardíaca puede ser constante (crónica) o puede comenzar de manera repentina (aguda).

    Algunos de los signos y síntomas de la insuficiencia cardíaca pueden ser los siguientes:

    - Falta de aire (disnea) cuando haces esfuerzos o te acuestas

    - Fatiga y debilidad

    - Hinchazón (edema) en las piernas, los tobillos y los pies

    - Latidos del corazón rápidos o irregulares

    - Menor capacidad para hacer ejercicio

    - Tos o sibilancia constantes con flema blanca o rosa manchada de sangre

    - Mayor necesidad de orinar por la noche

    - Hinchazón del abdomen (ascitis)

    - Aumento de peso muy rápido por retención de líquido

    - Falta de apetito y náuseas

    - Dificultad para concentrarse o menor estado de alerta

    - Falta de aire repentina y grave, y tos con moco rosa espumoso

    - Dolor en el pecho si la insuficiencia cardíaca es producto de un ataque cardíaco

    Causas

    suele manifestarse después de que otros trastornos han dañado o debilitado el corazón. Sin embargo, no es necesario que el corazón esté debilitado para provocar una insuficiencia cardíaca. Esto también puede ocurrir si el corazón se vuelve demasiado rígido.

    En el caso de la insuficiencia cardíaca, las cavidades de bombeo principales del corazón (ventrículos) pueden volverse rígidas y no llenarse de manera adecuada entre los latidos. En algunos casos de insuficiencia cardíaca, el músculo cardíaco puede dañarse y debilitarse, y los ventrículos se estiran (dilatan) hasta el punto en el que el corazón no puede bombear sangre de manera eficiente a todo el cuerpo.

    Con el tiempo, el corazón ya no puede mantener las demandas normales que tiene de bombear sangre al resto del cuerpo.

    Una fracción de eyección es una medida importante de lo bien que el corazón bombea sangre, y se utiliza para ayudar a clasificar la insuficiencia cardíaca y para guiar el tratamiento. En un corazón saludable, la fracción de eyección es del 50 por ciento o mayor, lo que significa que más de la mitad de la sangre que llena el ventrículo se bombea hacia afuera con cada latido.

    Sin embargo, la insuficiencia cardíaca puede producirse incluso con una fracción de eyección normal. Esto ocurre si el músculo cardíaco se vuelve rígido por trastornos como la presión arterial alta.

    La insuficiencia cardíaca puede afectar el lado izquierdo (ventrículo izquierdo), el lado derecho (ventrículo derecho) o ambos lados del corazón. En general, la insuficiencia cardíaca comienza en el lado izquierdo, específicamente, en el ventrículo izquierdo — la cavidad de bombeo principal del corazón.

    Fuente: jano.es

    Mas noticias de Cardiovascular