COVID-19 ha impactado adversamente el control sobre las afecciones cardiovasculares en Puerto Rico

Los especialistas indican que el virus sí afecta las condiciones preexistentes relacionadas con problemas cardiovasculares.

Belinda Z. Burgos González Belinda Z. Burgos González
  • Belinda Z. Burgos González  - Correo Electrónico

COVID-19 ha impactado adversamente el control sobre las afecciones cardiovasculares en Puerto Rico

Los pacientes que tienen condiciones preexistentes relacionadas con problemas cardíacos y cardiovasculares han enfrentado las exacerbaciones de sus condiciones tras contagiarse de COVID-19; así lo aseguraron los doctores Edgardo Bermúdez Moreno, cardiólogo intervencional y director del Instituto Cardiovascular San Lucas y Francisco Pérez Gil, cardiólogo y electrofisiólogo presidente y Director del Programa Educativo de Arrhythmia Group. 

Primeramente, el Dr. Francisco Pérez Gil indicó que muchos de sus pacientes se han quejado de palpitaciones tras la vacunación del COVID-19, pero agregó que al contagiarse del virus las consecuencias son más severas. 

"Usualmente, los síntomas por la vacuna son pasajeros y pueden durar dos o tres meses. Desgraciadamente, hasta la fecha no tenemos mucha más información debido a que todo es muy reciente, y lo poco que sabemos hasta ahora es que con el tiempo los pacientes se recuperan y vuelven a la normalidad tras la vacuna", destacó. 

Advirtió que de no mejorar el paciente los médicos deben sospechar de otras condiciones que pudieran presentarse como insuficiencia cardíaca o un corazón débil a razón de la inflamación generalizada que causa el COVID-19. 

Igualmente, el Dr. Bermúdez fue enfático al informar que los pacientes que tienen enfermedades coronarias y que se contagian de COVID-19 son más susceptibles a tener complicaciones. Por ejemplo, un paciente que tiene enfermedad coronaria o que anteriormente tenía un fallo cardíaco o cualquier otra afección; una vez que adquiere el COVID-19 sufre un proceso de inflamación generalizado.

"Este proceso inflamatorio no solo incluye los pulmones, sino otros órganos y entre esos está el corazón; y está infección e inflamación generalizada puede hacer que el pericardio, la capa que cubre al corazón, inflame el endocardio e inclusive puede crear una miocarditis", explicó. 

En este particular el Director del Instituto Cardiovascular San Lucas agregó que esto ocasiona que los fallos cardiacos se exacerben "e inclusive el paciente puede terminar en una sala de emergencia o en un intensivo y que requiera la intubación. Entonces sí, la pandemia nos ha generado una situación y hemos tenido inclusive que cambiar los protocolos para poder establecer un balance entre atender a un paciente de una forma adecuada en un tiempo adecuado y evitar que el personal de salud se vea afectado por un posible contagio". 

El cardiólogo intervencional agregó que este proceso les ha enseñado mucho y ha permitido encontrar otras alternativas de atención a los pacientes, ya que en su opinión el médico primario debe tener las herramientas para que pueda dirigir al paciente a los sitios en la isla en donde pueda tener una alternativa de tratamiento. 

"Por ejemplo la terapia fármaco-invasiva donde se dan medicamentos para destruir el trombo que está obstruyendo esta arteria nos da la posibilidad de no saturar el sistema de salud, que de por sí ya está saturado por la necesidad de atender a los pacientes con COVID-19 y que nos ha quitado el espacio para atender a los pacientes con infartos agudos", explicó. 

Por su parte, el Dr. Pérez Gil agregó que el temor de muchos pacientes durante este periodo hizo que las condiciones primarias se complicaran, "eso a largo plazo aumentó los infartos y otras condiciones cardiovasculares. Nosotros como médicos aprendimos a lidiar con estas condiciones a través de la modalidad virtual y le hemos dado tanto énfasis a eso que nos permite conocer las condiciones del paciente a través de programas a distancia". 

Recalcó que este último pico repitió el proceso en Puerto Rico, ya que los pacientes no acudían a las citas y por ello advierte que en los próximos meses se podrían ver, nuevamente, casos que se pudieran prevenir, pero por falta de acceso y temor al contagio del COVID-19 no permitió la atención. 

El cardiólogo y electrofisiólogo agregó que este proceso no solo afecta a pacientes con condiciones cardíacas, sino a la población en general que padece otro tipo de enfermedades. "Este proceso es universal". 

La periodista Yolimarian Torres colaboró en esta nota. 

Periodista y MPH, Bachillerato en Periodismo y Prejurídico de la Universidad del Sagrado Corazón y graduada de la Maestría en Salud Pública, de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Jefa de Redacción con 11 años de experiencia y líder de Redacción de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP).

Mas noticias de Cardiovascular



enlacesrecomendados: function (element) { $.get("/bloqueheaderenlancesrecomendados") .done(function (data) { $("#enlacesrecomendados").replaceWith(data); var d = data.replace("dropdown d-inline-block", "dropdown d-none d-md-inline-block"); $("#enlacesrecomendados2").replaceWith(d); }); } ,loultimo: function (element) { $.get("/bloqueloultimo") .done(function (data) { $("#loultimo").replaceWith(data); var myLazyLoad = new LazyLoad({ elements_selector: ".lazy", threshold: 0 }); }); } ,lomasvisto: function (element) { $.get("/bloquemasvisto") .done(function (data) { $("#lomasvisto").replaceWith(data); var myLazyLoad = new LazyLoad({ elements_selector: ".lazy", threshold: 0 }); }); }