Los rostros de la cardiología en Puerto Rico

La atención a las condiciones cardíacas, primera causa de muerte en todo el mundo, ha ocupado un lugar importante a través de grandes mujeres y hombres puertorriqueños.

Luisa María Rendón Muñoz

    Los rostros de la cardiología en Puerto Rico

    Actualmente, en la Isla quedan cada vez menos especialistas que estén acompañando la salud de los puertorriqueños. Sin embargo, quienes están al frente de la salud pública en Puerto Rico hacen todo lo que está en sus manos -literalmente- para llevar la experiencia médica a otro nivel.



    Uno donde el paciente, además de sentir alguna mejoría, sienta la plena seguridad de estar siendo tratado por los mejores en su área. Por eso hoy, en el #DíaMundialFibrilaciónAtrial resaltamos a los encargados de garantizar el correcto funcionamiento de los corazones puertorriqueños: los cardiólogos.  



    Dra. María Ramos, primera Presidenta de la Sociedad Puertorriqueña de Cardiología



    La doctora María Ramos, es la primera mujer que preside el puesto de presidenta de la Sociedad Puertorriqueña de Cardiología, pues antes había ocupado la vicepresidencia de este grupo de destacados médicos. Su pasión en la cardiología surgió en el tercer año, luego de una rotación en el Hospital de Veteranos en la unidad de coronaria, junto a su mentor, el Dr. Esteban Linares.



    "Considero que la cardiología es una especialidad que tiene muchos retos, pero también los tratamientos disponibles hacen que tú quieras ayudar a los pacientes", agrega la doctora María Ramos. 



    Dra. Karen Rodríguez, cardióloga encargada del comité científico del American College of Cardiology



    Desde que terminó sus estudios médicos quiso especializarse en cardiología. La pasión por la ciencia y su vocación de servicio, han sido pilares fundamentales para estar en donde está. 



    "Si volviese a nacer, volvería a ser cardióloga", indicó Rodríguez para la Revista de Medicina y Salud Pública.



    Dr. Aníbal Lugo: el doctor que prefirió la medicina por encima del baloncesto 



    Aníbal Lugo tuvo que decidir desde muy joven qué era lo que haría en la vida. Aunque tenía una gran destreza con el baloncesto, un día, al faltar a un entrenamiento, su coach le dijo: "debes de decidirte por lo que realmente quieres en la vida". En ese instante, sintió que, aunque era muy bueno en la práctica de este deporte, no era lo que deseaba ser para siempre.  Ahora, es un doctor especialista en medicina interna y cardiología.



    "Mi padre siempre me decía que el deporte, la enseñanza y el trabajo iban de la mano. Que uno podía combinar todo eso y lograr buenos resultados. Y bueno. Aquí estoy haciendo lo que me apasiona y soy bueno." Puntualizó el doctor Anibal.



    Dra. Ana Finch: La cardióloga que cuida el corazón de los más pequeños



    La doctora Ana Finch, es cardióloga pediátrica. Sin lugar a dudas, esta doctora lleva en su sangre la pasión por el servicio y por la medicina. Además, fue la primera mujer puertorriqueña en estudiar cardiología en Estados Unidos. 



    "Al principio fue duro, muy retante. Las mujeres confiaban mucho más en varones que en las mismas mujeres. Poco a poco me fui ganando el respeto y demostrando que nosotras somos igual de capaces que un varón" agrega la doctora Ana Finch.



    Dr. Arturo Medina: maestro por muchos años en la Isla



    El Dr. Medina es autor de más 50 artículos científicos en revistas médicas, locales, nacionales e internacionales que incluyen estudios clínicos hechos en Puerto Rico. Su dedicación a la enseñanza ha permitido el desarrollo y crecimiento de cientos de catedráticos y cardiólogos entrenados por él en el Centro Cardiovascular de Puerto Rico y del Caribe. 



     "La verdad es que me siento bien ´humble´ (humildemente honrado) porque yo he tenido tres carreras profesionales en mi vida: fui un militar muy exitoso en la Marina de Guerra de los Estados Unidos, he tenido una carrera profesional muy productiva, he tenido una carrera en la Escuela de Medicina por 46 años y además de eso, mi pueblo de Yauco me reconoció como Hijo Distinguido en el 1993", manifestó el médico galeno.



    Dra. Sharlene Medina: con las manos más cuidadosa para las arterias



    Sharlene Medina es cardióloga intervencional del Hospital Damas en Ponce. Desde muy joven sintió la necesidad de ayudar a los pacientes más allá de lo convencional. 

     "Decidí hacer esta subespecialidad, porque me gustaba hacer el procedimiento y se puede ver la mejoría del paciente instantáneamente, cuando enfrentas un infarto agudo el paciente se siente bien automáticamente tú lo tratas, y eso es gratificante", agrega la doctora.



    Los hombres cardiólogos también se han ganado el corazón de los puertorriqueños, sobre todo por su compromiso por la Isla y por el amor que desempeñan en sus funciones. Aquí les contamos quienes conforman el grupo de cardiólogos.



    Ernesto Soltero Oliveras: pionero en Puerto Rico por cirugía Maze IV en fibrilación atrial 



    Ernesto Soltero Oliveras realizó, por primera vez en Puerto Rico, el Maze IV. Cuando los medicamentos no son suficiente para controlar o no solucionan la fibrilación auricular o atrial, la cirugía Maze IV es la opción que ofrece la ciencia hace 30 años para corregirla, y fue el doctor Enersto Soltero quien la lideró en la isla. 



    "La cirugía, que se conoce como Maze IV debido a que el procedimiento es de cuarta generación pues ha sido revisado tres veces para simplificarlo, trabaja en las paredes de las cámaras superiores o atrios del corazón, donde se realizan incisiones pequeñas", agrega el doctor Oliveras. 



    Antonio Orraca: el especialista comprometido con la fibrilación atrial



    El doctor es miembro de la junta directiva de la Sociedad Puertorriqueña de Cardiología.  Como especialista, uno de sus objetivos es que los medicamentos se sumen a un estilo de vida, disminuyendo los riesgos en los pacientes. 



    El doctor Orraca también ha estado muy comprometido con la fibrilación atrial, en especial, en procesos pedagógicos de la enfermedad. 



    "Tenemos que escuchar al paciente, evaluarlo y dedicar el tiempo a esa intervención. Eso muchas veces nos lleva a saber qué tipo de pruebas vamos a hacer para llegar al diagnóstico" agregó el doctor Orraca en una entrevista exclusiva para MSP. 

    Hoy en el día mundial de la Fibrilación Atrial, queremos aprovechar el momento para agradecerles a los cardiólogos que están siempre ingeniándose la manera para lograr el correcto funcionamiento de los corazones de los puertorriqueños. A todos, ¡muchas gracias!



    Mas noticias de Cardiología