Llega la tecnología a la enseñanza de la medicina en Puerto Rico

Dr. Segundo Rodríguez, rector del Recinto de Ciencias Médicas. Foto: Servicio de Noticias Científicas de Medicina y Salud Pública de Puerto Rico (MSP).

La práctica quirúrgica y anatómica en cadáveres ha sido medular en la práctica de la medicina mundialmente. Hoy día, la evolución ha traído consigo la tecnología robótica que ha permitido la incursión de simuladores que le han abierto un nuevo espacio de taller a estos futuros investigadores y cirujanos.

“El futuro de la educación, especialmente de los estudiantes de la Escuela de Medicina (del Recinto de Ciencias Médicas y residentes del Programa de Cirugía) están en el uso de simuladores (Hand-off Education). Es hacer procedimientos altamente tecnológicos que pueden ser representantes de distintos sistemas del ser humano”, aseguró en primera instancia el Dr. Segundo Rodríguez, jefe del Programa de Cirugía del Recinto de Ciencias Médicas (RCM).

Los “GI Simulators” son los simuladores que les permite a estos nuevos expertos en el bisturí practicar endoscopías, colonoscopías, la remoción de vesículas a través de cirugía laparoscópica, extracción del colon, cirugía pélvica, procedimientos urológicos, entre otros, explicó el cirujano especializado en cáncer de colon.

Actualmente, el Programa de Cirugía del RCM contempla la apertura de un Laboratorio de Simuladores -y que cuentan con la adquisición de nuevos equipos- el mismo permita que la tecnología sea el nuevo aliado de las prácticas quirúrgicas en Puerto Rico.

“Nosotros tenemos ya una máquina de simulación para los residentes en el área cirugía. Tenemos planes de adquirir otros simuladores para la Escuela de Medicina y también dirigida para médicos que estén haciendo distintas subespecialidades. La ventaja es que una vez el estudiante pasa la fase de cirugía de simulación, pasa a la fase de cirugía en animales, particularmente los cerdos o en cadáveres y finalmente, logren trabajar con los pacientes en la vida real”, estipuló.

Asimismo, Rodríguez indicó que aunque continúan en el proceso de que en los próximos tener la apertura del nuevo laboratorio para los futuros médicos, son equipo altamente costosos que pueden rondar hasta los $100 mil.

“La que nosotros tenemos es para procedimientos en vesícula y cirugía laparoscópica. Fue adquirida hace más de ocho años. Estos simuladores también sirven para cirujanos de la comunidad que quieran mejorar sus procedimientos y practiquen”, abundó.

A preguntas de la Revista de Medicina y Salud Pública (MSP) sobre si esto reemplazaría la utilización de cadáveres para prácticas quirúrgicas, el galeno sostuvo que “serían técnicas complementarias. Quizás algunas cosas se tengan que hacer más en cadáveres por ser algo más real”.

“Las cirugías más complicadas que necesitan práctica son los trasplantes de hígados, hepatobiliar, pélvica y otras. En países como México esta tecnología ha beneficiado a los nuevos médicos”, indicó.

“No creo que se acabe el uso de cadáveres, seguirá siendo necesario”, concluyó.

Comentarios

X