Exitosa Cumbre de Psiquiatras puertorriqueños

Dr. Nicolás Hernández, Presidente de la Academia Psiquiatría de Puerto Rico. Foto por Vivian Bueno Brunet

La experiencia profesional de los especialistas en Psiquiatría en Puerto Rico consultados por la Revista Puertorriqueña de Medicina y Salud Pública (MSP), coincidió en que los dos trastornos de salud mental más común entre los adultos puertorriqueños es la depresión y la ansiedad.  Mientras que entre los niños es el déficit de atención e hiperactividad.

La Primera Cumbre de las Asociaciones Psiquiátricas de Puerto Rico incluyó estos temas en su variada agenda de conferencias científicas ofrecida este fin de semana en un hotel en la costa este del país.  El evento superó todas las expectativas de sus organizadores y los participantes recibieron 18 créditos de educación continuada.

“Hace 20 años que la Academia de Psiquiatría de Puerto Rico comenzó la tarea de unificar las asociaciones psiquiátricas del país con la intención de poder, metafóricamente hablando, remar todos hacia una misma dirección.  Y lo logramos.  Estamos hablando desde una misma mesa sobre nuestras preocupaciones, opiniones y debates en relación a la salud mental en Puerto Rico”, manifestó el Dr. Nicolás Hernández, Presidente de la Academia Psiquiátrica de Puerto Rico, especialista en niños y adolescentes.

La Psiquiatría es la rama de la medicina dedicada al estudio de los trastornos mentales con el objetivo de prevenir, evaluar, diagnosticar, tratar y rehabilitar a las personas que lo padecen con el propósito de que el paciente logre su autonomía y adaptación.

“Este evento minuciosamente planificado marca una pauta para los próximos que ocurran en el área de la psiquiatría en el país”, sentenció el Dr. Hernández, con oficina clínica en el Hospital Auxilio Mutuo de Rio Piedras.

El Dr. Jesús Saavedra, Presidente de la Sociedad Puertorriqueña de Hipnosis Terapéutica dictó una charla sobre la hipnoterapia en niños y adolescentes. Destacó que este proceso utiliza el estado de la mente conocido como hipnosis con la intención de causar cambios y transformaciones a su favor, para que el paciente pueda alcanzar sus metas de una manera más positiva.

“La hipnoterapia es una terapia complementaria que brinda beneficios y no posee efectos secundarios.  Ayuda a ser más conscientes del contenido subconsciente y a salir del hábito de vivir como en automático”, afirmó el Dr. Saavedra, especialista en Niños y Adolescentes.

De otra parte, el Dr. Rubén Rivera Carrión y el Dr. Edgardo Prieto, Psiquiatras de Adultos y Adolescentes, presidentes de la Asociación de Psiquiatras Egresados del Instituto de Psiquiatría de Puerto Rico y la Sociedad Puertorriqueña de Psiquiatría, respectivamente, destacaron que la depresión y la ansiedad son los diagnósticos más prevalecientes entre los puertorriqueños.

“Es un diagnóstico que hace eco en otras partes del mundo. El cual debe tratarse con sensibilidad porque redirige la conducta de los pacientes”, declararon los Galenos.

La Dra. Ingrid Casas añadió que en Puerto Rico la prevalencia del diagnóstico en déficit de atención en niños y adolescentes es muy alta.  Muchos de los casos llegan referidos por educadores y cuidadores de los menores en edad escolar. No obstante, la atención de estos casos ocurre desde los tres a cuatro años hasta casi su adultez.

“Tratar este tipo de paciente incluye el entorno completo de la vida familiar, escolar y social del paciente.  El proceso de terapia como de la medicación es ampliamente conversada y tratada con papá y mamá”, comentó la Dra. Casas con oficina en Bayamón.

El Dr. Erik Medica Pi, es el Presidente de la Sociedad Psiquiátrica en el Oeste, recordó que pacientes en crisis por sus trastornos mentales pueden tomar decisiones desacertadas que alteran la vida de sus allegados.  En ocasiones, resultan esos familiares muy afectados por las condiciones de salud mental del hijo, esposo, esposa o hermano.

Aunque el tema del éxodo de psiquiatras no se incluyó en la agenda, en voz baja comentaron que cuatro de cinco psiquiatras recién graduados en Puerto Rico, emigran.  Acontecimiento que les inquieta pero que no afecta su desempeño profesional.

Otras de las conferencias incluyeron temas como la comprensión del alcance del diagnóstico de ADHD en niños y adultos; los desórdenes sucedidos por el uso de substancias; las tendencias de la salud mental en Puerto Rico; la Depresión bipolar; el Rol del Psiquiatra en la vida de un paciente; Ventajas y retos de un diagnóstico a tiempo de Alzheimer; Esquizofrenia, entre otras.

Comentarios

X