Caso clínico pone al relieve las posibles consecuencias adversas del uso de la marihuana sintética

Dr. Wilfredo J. Cruz Pérez, jefe de los Médicos Internados del Hospital Auxilio Mutuo. Foto: Sonia Carmona.

Pese que existe poca información sobre los daños adversos del uso de la marihuana sintética a la salud de los pacientes, un caso clínico del Hospital Auxilio Mutuo podría convertirse en el precedente clínico que motive a médicos y científicos de la isla a investigar los efectos adversos del uso de la droga.

Se trata del caso clínico manejado por el doctor Wilfredo Cruz Pérez, jefe de los Médicos Internos del Hospital Auxilio Mutuo, donde un joven de 21 años que luego de varias visitas a la sala de emergencia, y una buena prognosis, se arresta por una complicación inesperada asociada al uso de la marihuana sintética.

Grupo de Internos 2015-2016 del Hospital Auxilio Mutuo, dirigidos por el Doctor Francisco Díaz Lozada. Foto por: Sonia Carmona.
Grupo de Internos 2015-2016 del Hospital Auxilio Mutuo, dirigidos por el Doctor Francisco Díaz Lozada. Foto por: Sonia Carmona.

En detalle, en la primera visita del paciente a la sala de emergencia con malestar general y dolores musculares se trató como un cuadro clínico ocasionado por un agente viral y luego se dio de alta.

Una semana luego el paciente vuelve a la sala de emergencia con síntomas similares que se tornaron más agresivos, afectando el área abdominal. Esta vez se trató como una causa viral con complicaciones gástricas y una vez dado de alta, se le ordenan unos laboratorios CBC de seguimiento. Estos reflejaron que tenía las células blancas altas, indicadoras de infección.

Con estos resultados, los médicos le piden al paciente que pase por la sala de emergencia por tercera vez, pero la misma vez el paciente se presenta con un cuadro clínico mucho más deteriorado, donde además del dolor abdominal, tenía fiebre, dificultad respiratoria, cansancio, entre otros.

Le puede interesar:   Nuevos análisis de sangre para diagnóstico de coronavirus

El único historial de referencia que indicó su familia a los médicos en esa visita fue que el paciente realizó un viaje donde consumió agua de un río.

Entre los estudios que nuevamente se le practica al paciente, resultados del CT Scan reflejó émbolos o obstrucciones vasculares en el área del vaso o de los riñones, indicativo de una endocarditis, o agente infeccioso en el corazón.

Mientras se le administraba antibióticos al paciente, un cultivo determinó que la bacteria “Streptococcus agalactiae” fue la causante de la infección en el corazón, dato clínico que sorprende a los médicos pues se trata de un agente infeccioso que no es común que ocasione infección en el músculo del corazón y que puede ocasionar daños graves, pues se comporta de manera agresiva, dañando estructuras, tejidos, que obliga a los médicos a tratarlo mediante intervención quirúrgica en primera instancia.

“No es la bacteria que comunmente causa la endocarditis. Lo más triste de todo es que tiene una prognosis ma la, el tratamiento usualmente es uno quirúrgico y daña la estructuras y válvulas del corazón. Luego de tratamientos de antibióticos y que nuevos cultivos llegaran limpios, se le llevó a sala de operaciones y se le reemplazó su válvula izquierda del corazón”, explicó.

Sin embargo, luego de varios días de notable mejoría hasta el punto de haberse considerado darse de alta, el joven continuaba con fiebres leves y en el día número ocho, el panorama clínico volvió a deteriorarse de manera sorpresiva, que culminó con el fallecimiento del joven.

Le puede interesar:   Puerto Rico contará con plataforma virtual para monitoreo de COVID-19

“Comenzó con un fuerte dolor de cabeza y entró en un arresto cardio-respiratorio. Se resucita el paciente, pero sin embargo, no hay respuesta a nivel neurológico. Al realizársele un CT Scan, se encuentra una hemorragia subaracnoidea masiva (sangrado entre el área del cerebro y los tejidos delgados que lo cubren)”, declaró.

Esta sorpresiva complicación llevó a los médicos a realizar nuevamente un historial previo del paciente, donde se descubre que el paciente era usuario de marihuana sintética.

“Esto fue una complicación no esperada. Era un paciente muy joven, que tuvo una prognosis muy buena, pero a los 10 días fallece. Sus niveles de anticoagulación estaban bajo niveles terapéuticos, por lo que se descarta que la complicación haya sido producida por el medicamento anticoagulante que se le administra a pacientes con reemplazo de válvulas del corazón”, formuló.

“Sospechamos de la marihuana sintética, aunque no tenemos suficiente data sobre la droga. Lo que sí estamos seguros es que esto no vino debido a complicaciones cardíacas. Esto pone en relieve además la importancia de hacer un buen historial del paciente y permitirle que se exprese. El detalle de la marihuana sintética fue a uno de los doctores que recopiló esa información durante las primeras intervenciones y es importante que los médicos tengan todo el historial posible por detalles como este”, reiteró.

Precisamente este caso servirá como precedente para levantar una investigación sobre los daños causados por el uso de la marihuana sintética “porque las consecuencias son reales y están afectando a nuestros jóvenes”, señaló el médico.

Comentarios

X