Funciones cognitivas: Experto analiza la capacidad de liderazgo de Biden y Trump ante próximas elecciones

El psicólogo reconoce las contribuciones y la experiencia de ambos candidatos, pero también resalta la importancia de evaluar su capacidad para desempeñar el rol más alto de la nación, especialmente en un mundo cada vez más complejo y exigente.

Katherine Ardila

    Funciones cognitivas: Experto analiza la capacidad de liderazgo de Biden y Trump ante próximas elecciones

    En el contexto de las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos, el análisis del estado cognitivo de los candidatos se ha convertido en un tema de interés y preocupación tanto para los votantes como para los expertos. Para abordar este tema, contamos con la perspectiva del Dr. José Pons Madera, profesor de psicología clínica y psicólogo clínico.

    El experto comenta, a modo de análisis, sobre la idoneidad presidencial de los candidatos en términos de sus funciones cognitivas, su capacidad para manejar el estrés asociado al liderazgo político de alto nivel y sobre la coherencia en sus discursos.

    Evaluación de los candidatos: Diferencias entre inteligencia y funciones cognitivas

    El Dr. Pons Madera comentó que ambos candidatos, el presidente Joe Biden y el ex presidente Donald Trump, presentan un perfil con fortalezas y debilidades marcadas. La salud cognitiva de los candidatos es de particular interés debido a las implicaciones que tiene la política estadounidense a nivel internacional.

    El análisis se centra inicialmente en la diferencia entre la inteligencia general y las funciones cognitivas específicas, como la memoria de trabajo, esencial para la capacidad de recordar, organizar y articular información de manera efectiva en tiempo real. Es crucial para actividades como seguir instrucciones, resolver problemas, tomar decisiones y planificar acciones futuras.

    Este tipo de memoria está compuesta por varios componentes interrelacionados, como la capacidad para almacenar y actualizar información, la capacidad de mantener la atención en la tarea relevante y la capacidad de manipular la información mentalmente (por ejemplo, ordenarla, combinarla o transformarla).

    "La pregunta es, realmente, si el presidente ya presenta deficiencia en alguna de las múltiples funciones cognoscitivas que en su totalidad proveen las destrezas" comentó, refiriéndose a las respuestas en el debate pasado. "A Biden, como a la gran mayoría de personas de 80 y pico años, las funciones de memoria, especialmente la memoria de trabajo, le falló". 

    El Dr. Pons Madera señala que, a los 81 años, es común experimentar un cierto deterioro en la memoria de trabajo, especialmente en situaciones estresantes, lo cual puede afectar la capacidad de un líder para tomar decisiones informadas y mantener la coherencia en la comunicación pública.

    No obstante, en situaciones de estrés intenso, como debates o reuniones internacionales críticas, estas fallas pueden ser más evidentes y problemáticas. "lo que pasó allí, fue un proceso de agravarse ante el estrés de estar ante cientos de millones de personas en el mundo, el estrés de la pregunta, el estrés ante la presencia de esta otra persona", explicó un poco más a fondo. "El estrés es el enemigo número uno de la memoria de trabajo y le traicionó", subrayó el Dr. Pons Madera.

    Puedes ver la entrevista completa con el experto aquí. 

    En este caso, ¿De donde viene la necesidad de distorsionar la realidad?

    Por otro lado, el experto también mencionó a Donald Trump, quien tiene sus propios desafíos, incluyendo una tendencia a distorsionar la verdad. Esta conducta puede ser vista como un obstáculo para la confianza pública y la transparencia, aspectos vitales para el liderazgo presidencial.

    "Voy a a hacer referencia a dos factores: Número uno, dijimos que Biden a su edad tiene unas deficiencias cognoscitivas, Trump está 3 años detrás, también tiene deficiencias cognitivas, lo que pasa es que es un artista en esconderlo, esconder su déficit y en cambiar el tema" comenta el psicólogo; para el segundo factor explica que "hay libros, artículos y artículos de periódico de gente prominente que han puesto en orden todas las características de personalidad y han diagnosticado que Trump tiene un trastorno narcisista de personalidad y que es sociópata".

    La mentira sistemática de este candidato, se atribuye a su habilidad para esconder sus deficiencias cognitivas y a su deseo narcisista de mantener una narrativa que refuerce su discurso. "Parte de las mentiras de Trump provienen del narcisismo" explica el psicólogo.  

    En conclusión, aunque cada candidato presidencial tiene sus propias fortalezas y debilidades, el análisis del experto, se centra en evaluar sus aspectos psicológicos y habilidades cognitivas, factores que pueden influir significativamente en su capacidad de liderazgo en un contexto político globalmente interconectado y dinámico.

    La discusión sobre la salud cognitiva de los candidatos a la presidencia es un aspecto crucial que los votantes deben considerar. La capacidad para manejar la presión, retener información, la coherencia entre su discurso y sus acciones y tomar decisiones informadas es esencial para un liderazgo efectivo. 

    El Dr. Pons Madera reconoce las contribuciones y la experiencia de ambos candidatos, pero también resalta la importancia de evaluar cuidadosamente su capacidad para desempeñar el rol más alto de la nación, especialmente en un mundo cada vez más complejo y exigente.

    Más noticias de Psicología