Análisis de orina que se hace mediante el teléfono móvil y ha sido aprobado por la FDA

El sistema se ha diseñado para diagnosticar el daño renal.

Luisa Ochoa

    Análisis de orina que se hace mediante el teléfono móvil y ha sido aprobado por la FDA

    El sistema desarrollado por la start-up llamada Healthy.io permite realizar un análisis de orina en el sitio de residencia del paciente, mediante el teléfono móvil, y acaba de recibir la aprobación de la FDA. 

    Este procedimento regulatorio de la agencia norteamericana acredita la demostración de equivalencia sustancial entre el dispositivo sujeto a aprobación y por lo menos un dispositivo médico con la misma utilidad y similares características técnicas, y que ya esté presente en el mercado. Acreditar esta equivalencia significa demostrar ante la FDA que el dispositivo que se quiere registrar es al menos tan eficaz y seguro como el dispositivo precedente. 

    El sistema se ha diseñado para diagnosticar el daño renal, y tienen la denominación de Minuteful Kidney. La prueba bioquímica que emplea es la determinación de albúmina en orina, marcador de patología renal. 

    La medición de la albúmina en la orina y su ponderación con el nivel de creatinina es una determinación importante tanto para diagnosticar la enfermedad renal como para monitorizar la evolución de la misma. Forma parte de los análisis médicos rutinarios que se hace a los pacientes en los centros de salud y hospitales. Caso de detectarse albuminuria se realiza un seguimiento sistematizado posterior.

    Esta empresa ya disponía de una autorización obtenida en 2019 para una prueba orientada a un uso profesional que también empleaba como captador y procesador de datos un teléfono móvil, además de otra anterior relativa a un kit de multideterminación bioquímica en orina.

    Una concentración de albúmina en la orina que permanece igual o disminuye puede significar una mejora en la función renal del paciente, y esto es relevante para determinar el riesgo de que una enfermedad renal evoluciones hacia una insuficiencia renal, incluso con requerimiento de diálisis.

    Además, la función renal se ve afectada por patologías como la diabetes, la hipertensión o la enfermedad cardíaca, entre otras, y, por tanto, para este tipo de pacientes de riesgo el control adecuado de la albuminuria es todavía más relevante.

    Los niveles de albúmina en orina puedan depender de que el paciente desarrolle un buen cumplimiento terapéutico cuando, por ejemplo, tenga indicados fármacos antihipertensivos. O también de las medidas de adecuación de la dieta que se le hayan prescrito. Estas circunstancias, que basculan sobre la esfera motivacional del paciente, justifican aún más la oportunidad sanitaria que supondría que él mismo pudiera llevar un control de su estado de funcionamiento renal, como parte de su autocuidado, y de ahí ha surgido la idea de crear este sistema de medición de la albuminuria para uso domiciliario.

    En los centros sanitarios, la prueba de albúmina se realiza de manera habitual mediante un sistema de tira reactiva, que cambia de color caso de detectar la proteína.

    Para el desarrollo de un modelo funcional que ofrezca garantías y pueda cumplimentarse por el paciente en su casa, una de las características tecnológicas más llamativas del sistema de Healthy.io es que emplea la cámara del teléfono para validar si se ha producido ese cambio en el color de la tira reactiva. De esta manera, se automatiza la determinación y se reducen los errores de interpretación, a la vez que se alimentan los datos desde el propio móvil.

    De hecho, una de las aportaciones tecnológicas es haber transformado la cámara del móvil en un dispositivo médico, con el objetivo de aumentar la fiabilidad del análisis. Un camino que han podido recorrer en paralelo a la mejora de las capacidades técnicas de las ópticas de los teléfonos inteligentes. 

    El kit que ofrece este sistema incluye una tira reactiva, un recipiente para obtener la muestra y una tabla de colores en la que existe un hueco para acunar la tira una vez realizado el contacto con la orina.

    Los pacientes introducen el cartón reactivo en el cacillo que contiene su orina, liberarlo del exceso de líquido, situarlo en el hueco habilitado, y tomar una foto empleando una aplicación específica. Esta fotografía será analizada para establecer la positividad o negatividad del biomarcador, lo cual utiliza una técnica patentada de análisis colorimétrico basado en inteligencia artificial. Los resultados se podrán enviar directamente al médico desde el teléfono. La tabla de colores preestablecidos sirve para optimizar la calibración y evitar errores.

    Más usos de la cámara

    Minuteful Kidney puede ser de ayuda a personas que deben mantener un control constante de su función renal, y en teoría es posible que reduzca su probabilidad de avanzar hacia una insuficiencia renal o diálisis. Una particularidad que tiene prevista la empresa es que el médico pueda ordenar el envío logístico del kit al paciente, y recibir el resultado directamente nada más realizarse la prueba, con lo que se evitan desplazamientos innecesarios.

    En Healthy.io se han propuesto avanzar en la creación de otras aplicaciones médicas en las que se pueda utilizar la cámara del móvil como elemento diferencial. Han generado también otros productos en la misma línea, como Minuteful For Wound (para la monitorización de heridas), Minuteful UTI (para determinar la infección de orina) y Minuteful 10 (que ofrece una gama más amplia de análisis en orina).

    Fuente consultada aquí.

    Mas noticias de Patología y Laboratorios