Rompiendo las brechas de inequidad en Puerto Rico, atención a mujeres en la lucha contra el cáncer

El Programa de Detección y Prevención Temprana del Cáncer de Mama y Cuello Uterino del CCCUPR, ha beneficiado a 3 mil mujeres en la isla, según la data del centro hospitalario.

Alexander Triana Yanquén

    Rompiendo las brechas de inequidad en Puerto Rico, atención a mujeres en la lucha contra el cáncer

    En Puerto Rico, se estima que 1 de cada 95 mujeres tienen riesgo de desarrollar cáncer cervicouterino. Este tipo de cáncer es prevenible y las tasas muestran una reducción significativa debido a las campañas y estrategias que se han implementado en la isla.

    Desde el Panel de especialistas del Centro Comprensivo de Cáncer de Puerto Rico (CCCUPR),  el Lcdo. Juan Carlos Benítez, administrador del Hospital del CCCUPR, compartió datos sobre la situación actual, los convenios y alianzas que se han venido realizando en pro de la lucha contra el cáncer cervicouterino.

    Además, otro de los ponentes del panel la Dra. Omayra Salgado, directora del Programa de Detección y Prevención Temprana del Cáncer de Mama y Cuello Uterino del CCCUPR, intervino en el foro y reveló que desde el 2012 a la fecha se ha prestado atención y servicio en el programa a 3 mil mujeres. 

    Se sabe que en la isla, según datos de la Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico (ASES), cerca de 225 mil personas en la isla no cuentan con servicio médico. Esto es sin duda, un tema de preocupación tanto para el gobierno nacional, como para la comunidad médica. 

    Programas de atención y prevención en Puerto Rico

    Actualmente, los datos revelan que el crecimiento en el desarrollo de cáncer cérvico uterino es de 1,6 % por año. Lo cual es mínimo en comparación con otros cánceres. Los expertos aseguran que estas tasas han venido bajando, pero advierten que aún falta mucho para que estas lleguen a cero derivado de la prevención y el diagnóstico temprano. 

    Asegura el licenciado que para hacer frente a la situación, "tenemos varios programas al respecto, para tratar de apoyar, no solamente a las personas que vienen a este hospital", dice Benítez.

    "El Hospital del Centro Comprensivo de Cáncer ha desarrollado unos programas de prevención donde tenemos médicos con protocolos particulares para esta y otras afecciones de cáncer, pero en particular sobre cáncer cervical, acabamos de reclutar 4 ginecólogas-oncólogas que van a estar dirigidas solamente para llevar a cabo estas actividades de prevención, además de atender lo que tiene que ver con cáncer de mama y la salud de la mujer", aseguró el administrador.

    Por su parte, la Dra. Salgado añadió que el Programa de Detección y Prevención Temprana del Cáncer de Mama y Cuello Uterino del CCCUPR, tiene como finalidad ampliar los servicios de atención a "mujeres que cumplan con los criterios de elegibilidad del programa".

    Criterios de elegibilidad del programa

    El programa venía funcionando desde 2008 bajo la dirección del Recinto de Ciencias Médicas, pero un cambio se dio a partir del  2012 y pasó a ser parte del CCCUPR, quienes hasta la fecha han atendido a 3 mil mujeres. Los criterios de evaluación para beneficiarse, según lo explica Salgado son:

    • Mujeres entre los 21 a los 65 años.
    • Mujeres que no tengan un plan médico privado.
    • Que no cuenten con la tarjeta de salud del gobierno de Puerto Rico, o mujeres que tienen plan médico, pero su cubierta básica no incluye las pruebas de detección temprana, o diagnósticas en cáncer de mama y cuello uterino.
    • También tienen que estar entre 250 o menos del nivel de pobreza.
    • Mujeres de 65 años que no tengan Medicare o no cuenten con Medicare parte B. En Puerto Rico, desafortunadamente podemos encontrarnos con mujeres que nunca pagaron el seguro social, y por tanto no tienen el beneficio de Medicare o solamente les cubre la parte A.

    En Puerto Rico, hay una pequeña población, según la data: entre un 7 o un 9 por ciento, los cuales no cuentan con servicio médico: "si lo estratificamos a nivel de género, el 5 % de la población femenina, y si se hace de acuerdo a los criterios del programa esto puede ser un 2 %", aclara Salgado. 

    Según los datos que revela la directora del programa, en Puerto Rico, una cuarta parte de las personas que han atendido son mujeres de República Dominicana, desde el 2012, bajo los estándares del Departamento de Salud y el CCCUPR: "Esto quiere decir que la nacionalidad no es un criterio, siempre y cuando la mujer pueda calificar en cuanto a los requisitos del programa", asegura Salgado.

    Servicios clínicos ofrecidos del programa entre el período de 2012 a la fecha

    Según la Dra. Salgado se destaca que a nivel de cáncer de mama, "1874 mujeres fueron servidas a nivel de detección temprana de cáncer de mama, de las cuales el 92 % vino desde el inicio (detección temprana), de esa data el 25 % tuvieron un hallazgo cuando se le realizaron las pruebas de discernimiento y diagnóstico de cáncer de mama; y el 13% salió con resultado positivo", revela.

    Las cifras de atención y prevención de cáncer de cuello uterino, indican que 1600 mujeres obtuvieron algún tipo de servicio a nivel de detección temprana y en tanto al diagnóstico de la patología, "el 98 % empezó en la etapa temprana, hallazgos un 18 %, de los cuales un 9 % salieron con diagnóstico positivo de cáncer de cuello uterino", dice Salgado.

    Cabe resaltar que de las mujeres con diagnóstico positivo en cáncer de cuello uterino, el 80 % se lo detectaron en etapa temprana. 

    Estrategias para promover la equidad

    Como bien se ha resaltado, en Puerto Rico hay un déficit, una cifra que ronda los 225 mil ciudadanos que no cuentan con ningún tipo de servicio médico. Por esto, los compromisos de programas como este refieren una serie de medidas tales como: 

    • Utilizar los sistemas de vigilancia para identificar las poblaciones a riesgo vulnerable.

    • Acuerdos contractuales para ofrecer los servicios del programa.

    • Acuerdos colaborativos con organizaciones que trabajan con estas poblaciones para las iniciativas de alcance comunitario.

    • Implementación de estrategias basadas en evidencia en sistemas de salud para aumentar la detección temprana del cáncer de mama y cuello uterino.

    • La implementación de encuestas para identificar las barreras de nuestras participantes, y promover lo que es la navegación del paciente.

    Programa de Prevención y Diagnóstico temprano en la población femenina

    En octubre del año pasado se dio a conocer una estadística en la que se revelaba que el 40,5 % de la población vive en condiciones de pobreza en el archipiélago. Esto es un factor determinante que afecta directamente el acceso a servicios de salud por parte de la comunidad boricua. 

    "En cuanto al tema de la inequidad y la disparidad, este programa va dirigido a un sector poblacional femenino que se considera una población en desventaja porque no cuenta con acceso a un seguro médico. Sabemos que no tener acceso puede traer como consecuencia que las mujeres dilaten en obtener los servicios clínicos, particularmente para un tipo de cáncer que es prevenible", dice Salgado.

    "El programa de prevención y detección temprana de cáncer de mama y de cuello uterino de Puerto Rico, ofrece servicios de detección temprana, entiéndase: los papanicolaou, las mamografías y pruebas diagnósticas como son las biopsias y pruebas del VPH, a mujeres con cierto criterios de elegibilidad", asegura la galena.

    Alianzas con otras instituciones y ampliación de servicios

    Uno de los principales problemas que tiene la isla es el acceso y para ello se ha destinado una serie de alianzas como lo comenta el licenciado Benítez, con el fin de ampliar la cobertura.

    "Queremos complementar servicios que hay en la comunidad, estamos en unos acuerdos colaborativos porque los centros 330 se enfocan en prevención, en identificar casos, en manejar la salud general del pueblo", comenta el administrador del CCCUPR.

    A esto se suman alianzas con instituciones académicas como la Universidad de Medicina de Puerto Rico y el Recinto de Ciencias Médicas (RCM), con quienes trabajan ampliando servicios y permitiendo que los residentes realicen sus prácticas atendiendo a los pacientes. 

    "Tenemos una colaboración directa con la Universidad de Puerto Rico y el desarrollo de profesionales en la isla, apoyando que estos profesionales se desarrollen en Puerto Rico y tengan las oportunidades en Hospitales de Estados Unidos. De manera que sean igual de competitivos, que esos profesionales se desarrollen aquí y se queden en Puerto Rico", detalla.

    Avances y recursos tecnológicos

    A pesar de los recursos escasos, y la relación abierta que se ha formado con las diferentes entidades prestadoras de servicios de salud, se han podido implementar avances en tecnología que han permitido brindar mejores servicios y ampliar la cobertura. Así lo aclara el licenciado Juan Carlos Benítez. 

    "Estamos tratando de desarrollar otros servicios como la cirugía robótica, que ha sido punta de lanza de un programa quirúrgico avanzado, donde no solamente estamos dándole esas alternativas de cuidado a los pacientes en Puerto Rico", dice Benítez. 

    Comenta que se ha logrado formar un equipo en conjunto con el RCM con la finalidad de brindar atención, no solo de cáncer, sino de otras patologías. Aclara que obviamente el objetivo se ha venido cumpliendo: "reconociendo la poca disponibilidad que a veces tienen estos, o los largos tiempos de espera para una atención médica que pueden solicitar muchas de las pacientes que están en la isla", dice.

    "De igual forma, para aquellos pacientes que terminan con un resultado positivo, tenemos un grupo de médicos oncólogos-ginecólogos, que dan el servicio completo, quirúrgico y oncológico", asegura el licenciado. 

    De momento, se ha podido establecer, como comenta Benítez, que el 50 % de los pacientes atendidos por el CCCUPR son parte del Plan Vital, lo cual representa un indicador alto de servicio, a pesar de las cuestionables críticas recientes que se han dado a conocer en tanto a la crisis que enfrentan varios de los hospitales en Puerto Rico. 

    "Tenemos alternativas, y lo que hay que ver es principalmente la prevención y que el paciente que tenga la necesidad, encuentre un recurso disponible en Puerto Rico. Nuestro nuevo lema es: servir para siempre", concluye Benítez.

    Ver el foro completo acá:

    Mas noticias de Oncología-Hematología