Triquiasis palpebral: lo que sucede cuando las pestañas crecen hacia el interior del ojo

Este trastorno puede generar múltiples molestias oculares, sin embargo, hoy en día existe variedad de tratamientos que eliminan el problema de raíz.

Luisa Ochoa

    Triquiasis palpebral: lo que sucede cuando las pestañas crecen hacia el interior del ojo

    Al crecimiento anómalo de las pestañas, que en vez de aumentar hacia afuera lo realizan al interior del globo ocular, se le conoce como Triquiasis palpebral, una anomalía oftalmológica que puede afectar gravemente la salud de la persona que la padece si no se trata.

    ¿Por qué es peligroso que las pestañas crezcan hacia adentro del ojo? La literatura médica refiere que existe el riesgo de que las pestañas rocen la conjuntiva e incluso la cornea y pueden incluso llegar a ocasionar molestias oculares; abrasión corneal; patologías como la queratitis y la pérdida de visión. 

    Por ende, diferentes portales de medicina y especialistas en oftalmología mencionan varios aspectos para identificar y tratar esta condición, con el fin de evitar una afectación permanente en el ojo.

    De acuerdo con datos científicos, el párpado superior posee entre 100 y 150 pestañas y el inferior entre 70 y 80. Generalmente, las pestañas son una protección esencial para los ojos porque evitan la entrada de polvo, pero en las personas con Triquiasis palpebral ocurre lo contrario.

    Síntomas del crecimiento de las pestañas al revés

    Aunque existen pacientes que no presentan ningún signo previo de alarma y sus pestañas crecen hacia adentro de forma congénita, los síntomas más evidentes aparte de la orientación de las pestañas pueden ser: 

    Enrojecimiento ocular;

    Irritación;

    Lagrimeo constante;

    y/o sensibilidad a la luz.

    Expertos sugieren que si las personas identifican alguna señal de afectación ocular como las mencionadas anteriormente, consulten con un oftalmólogo para llegar al diagnóstico adecuado y recibir tratamiento de forma anticipada.

    Principales factores de riesgo 

    La Triquiasis palpebral puede afectar a personas de cualquier edad, sin embargo, es más común en los adultos. Sus principales desencadenantes están relacionados con una infección en los ojos, padecer enfermedades autoinmunes, haber sufrido un trauma ocular y presentar inflamación en los párpados.

    También, existen otros factores que aumentan los riesgos de padecerla, como:

    • Epiblefarón: la piel que se encuentra alrededor del ojo forma un pliegue que hace que las pestañas tomen una posición vertical.

    • Tracoma: Infección ocular grave.

    • Enfermedades raras de la piel y las mucosas como el penfigoide y el síndrome de Stevens-Johnsons.

    • Enfermedad ocular de Herpes zóster.

    Tratamientos actuales para la Triquiasis palpebral

    El tratamiento para la Triquiasis palpebral depende del grado de complejidad, así como también el estado de los párpados y la causa de la anomalía. Fuentes médicas explican que cuando el problema es leve y solo afecta a unas pocas pestañas, la terapia consiste en una depilación mecánica o eléctrica para eliminarlas.

    En otros casos se puede realizar una cirugía de ablación que se aplica mediante radiofrecuencia o láser para eliminar las pestañas anómalas de forma permanente. Cabe mencionar que el oftalmólogo antes de proceder a esta intervención ambulatoria anestesiará el ojo.

    Asimismo, existen otros tratamientos quirúrgicos que pueden ser tomados en cuenta para tal fin, como:

    Electrólisis: en este proceso se utiliza electricidad para eliminar de manera inmediata el vello, aunque puede resultar doloroso para el paciente.

    Criocirugía: se consigue separar las pestañas y los folículos por medio de la congelación.

    Cirugía estándar: consiste en la rotación del párpado hacia afuera para lograr alejar las pestañas de la córnea y de la superficie ocular. 

    Pese a que las alternativas de tratamiento varían según la gravedad de la patología, expertos enfatizan en la importancia de tratarla, ya que si no se corrige a tiempo, las molestias oculares se pueden incrementar, derivando en mayores complicaciones como úlceras corneales que producen cicatrices que alteran de por vida la visión.

    Diferencias entre Triquiasis, Entropión y Distiquiasis

    Aparte de la Triquiasis palpebral, existen otros trastornos oculares como son Entropión y Distriquiasis que pueden llegar a causar confusión en el paciente, ya que también desarrollan el crecimiento anómalo de las pestañas. Sin embargo, estas son causadas por diferentes condiciones:

    Entropión

    Aunque provoca un crecimiento de las pestañas hacia el globo ocular, no son las pestañas que crecen de forma anómala, sino el borde del párpado que se mete hacia adentro.

    El borde palpebral se pliega de forma errónea hacia la superficie del ojo y, por este motivo, las pestañas no van hacia afuera.

    Distiquiasis

    En este caso, las pestañas nacen incorrectamente en las glándulas de Meibomio. La afección puede desarrollarse de forma congénita y ocasionar graves molestias en los ojos.

    Fuente consultada aquí.

    Mas noticias de Oftalmología