Reportan más de 2.200 casos sospechosos y 52 decesos por cólera en Haití

A menos de un mes de diagnosticar el primer caso de cólera en Haití, hoy se reportan potenciales enfermos y confirmados en ocho de los 10 departamentos, con una alta incidencia en los niños.

Pedro Felipe Cuellar

    Reportan más de 2.200 casos sospechosos y 52 decesos por cólera en Haití

    ¿Cómo y cuándo volvió el cólera a estar en el ojo de la salud pública de Haití?



    El regreso del cólera inició con la epidemia de 2010 tras el terremoto que azotó al país; desde entonces y para 2019, la enfermedad ya había cobrado más de 10.000 víctimas mortales.



    El primer caso confirmado de la enfermedad, este año, se reportó el pasado 2 de octubre y desde entonces tiene a los equipos médicos de todo el país desbordados, asimismo, la escasez de combustible y el control que ejercen las bandas ha dejado aislada a gran parte de la isla, sin acceso a los tratamientos.



    El cólera, según los expertos, se contrae mediante la ingesta de agua o alimentos contaminados con la bacteria vibrio cholerae, es por esto que organizaciones como Médicos sin Fronteras considera que lo primordial es garantizar el acceso a agua potable a las zonas controladas por las bandas, impactando el número de enfermos y mejorando la calidad de vida de estos. 



    Los niños son los principales afectados



    Los principales afectados de este brote son los niños, cuyos sistemas inmunológicos están debilitados a causa de factores como la desnutrición que según la ONU, afecta a casi la mitad de la población.



    Actualmente, y según el balance del Ministerio de Salud (MSPP) publicado en las últimas horas, al menos 52 personas fallecieron como consecuencia de la dolencia que reaparece en un momento crítico, cuando muchos hospitales se encuentran cerrados por la crisis de combustible y comienzan a escasear las medicinas.



    Hasta la fecha unas 2.243 personas son casos sospechosos y de estos, casi la mitad de ellas son niños y adolescentes menores de 15 años; estas cifras la UNICEF las considera muy por debajo de la realidad, teniendo en cuenta las características demográficas y sociales de la isla. 



    La Dirección de Epidemiología, Laboratorios e Investigación del MSPP pidió a toda persona que presente, lo siguiente, asistir con urgencia a un centro de salud: 



    • Diarrea acuosa aguda, profusa. 

    • Con o sin vómitos.

    • Con o sin deshidratación.



    Sin embargo, los servicios médicos de los hospitales se redujeron considerablemente ante la persistente escasez de hidrocarburos para alimentar los generadores, agravada por el bloqueo que desde mediados de septiembre mantienen las pandillas a la principal terminal petrolera del país.



    Aumento de muertes en pacientes con sistemas inmunitarios comprometidos 



    "La crisis en Haití es cada vez más una crisis de los niños" dijo Bruno Maes, representante de Unicef en el país caribeño, y señaló que en Cité Soleil, donde se registraron los primeros casos hasta ocho mil menores corren el riesgo de morir por malnutrición concurrente y cólera.



    El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advirtió que el cólera es casi una sentencia de muerte para los niños con sistemas inmunitarios debilitados por la falta de alimentos nutritivos.



    Ante el riesgo que presenta esta condición, autoridades médicas piden que se aumenten las campañas de concienciación, y se recomienda que los enfermos tomen suero oral incluso antes de acudir a un centro de tratamiento, así lo confirmó el Dr. William Pape, miembro del Consejo Científico de la OMS y director de los Centros Gheskio, que estudian las enfermedades infecciosas. 



    Cólera en las cárceles de Haití 



    El colectivo Health through Walls, el cual brinda atención médica a reclusos en las cárceles de Haití, confirmaron que este brote, no solo afecta a los presos que se enferman, sino a también a guardas de seguridad, empleados del plantel y personal médico. 



    Por lo que piden y exhortan, al gobierno de Haití que excarcele a algunos presos debido al veloz aumento de casos de cólera en el hacinado sistema carcelario nacional y a una disminución del suministro de agua limpia en todo el país.



    "Se requieren medidas inmediatas para impedir más muertes evitables en las prisiones, la situación no podría ser más grave", destacó el colectivo. 



    El personal médico que trabaja en la Penitenciaría Nacional en Puerto Príncipe, la prisión más grande de Haití, con más de 4.000 internos, ha reportado al menos 21 fallecimientos y 147 hospitalizaciones entre el 4 y el 11 de octubre, dijo Michelle Karshan, cofundadora de la organización sin fines de lucro.



    La bacteria del cólera se propaga con facilidad y causa diarrea severa y deshidratación que puede ser mortal.



    Haití cuenta con 20 penitenciarios, que albergan alrededor de 11.000 reclusos, y los activistas han manifestado gran preocupación debido a que en los cuatro penales principales del país el número de reclusos excede su capacidad en más de 400%. 



    Además, los presos enfrentan desde hace bastante tiempo escasez de alimentos, agua y atención médica, dijo Naciones Unidas en un reciente informe.



    Mas noticias de Infectología