Poliomielitis, la infección vírica sin cura que se vuelve a presentar en Estados Unidos

El primer caso de polio en Estados Unidos en una década, se registró el 21 de agosto, en el condado de Rockland, estado de Nueva York.

Pedro Felipe Cuellar

    Poliomielitis, la infección vírica sin cura que se vuelve a presentar en Estados Unidos

    -Poliomielitis-, es una infección causada por el poliovirus, que puede provocar lesiones en los nervios causando parálisis, que en su fase grave, puede generar dificultad para respirar y en ciertos casos la muerte. 

    Pero en un aproximado de 1 de cada 4 infectados, desarrollan síntomas como los de una gripe, dolor de garganta, fiebre, cansancio, náuseas, dolor de cabeza y dolor de estómago, 

    En el caso de síntomas graves, se desarrolla en 1 de cada 200 infectados, con hormigueo, entumecimiento en el tren inferior, infección del cerebro o medula espinal y finalmente parálisis, según información de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

    Actualmente, no se cuenta con una cura para la poliomielitis.

    Cuenta con un tratamiento, que cubre los síntomas, con medicamentos para relajar los músculos, métodos de calor y fisioterapia para estimular los músculos. Sin embargo, si se presenta paráis a causa de esta enfermedad, será permanente. 

    Todos los esfuerzos se centra en la recuperación de calidad de vida para el paciente y búsqueda de mejora en aquellas secuelas que queda la infección. 

    Los casos de polio fueron comunes en Estados Unidos y en todo el mundo, en uno de los brotes más severos en 1952, el virus infectó a 58.000 personas en EE.UU., dejando con parálisis a más de 21.000 y matando a más de 3.100. 

    Pero, entonces para 1979, se empieza el proceso de vacunación con campañas masivas, para reducir drásticamente los casos, dejando como resultados que el último caso natural de polio en EE.UU. se registrara ese mismo año.

    Para 1994, tras el proceso de vacunación mundial, se empieza a considerar erradicada del todo Norteamérica y Sudamérica.

    En el año 2013, se registra nuevamente un caso excepcional en los Estados Unidos, aislado y sin generar más contagios.

    Esta enfermedad altamente contagiosa, es prácticamente nula la opción de detectar contagios entre personas nacidas en Estados Unidos, ya que a nivel nacional forma parte del sistema obligatorio de vacunación escolar.

    El caso 2022, ¿Por qué y cómo volvemos a enfrentar a la Poliomielitis?

    Este nuevo caso se presenta en un joven residente del condado Rockland en Nueva York, quién es actualmente el más reciente caso, luego del caso del 2013 tras casi una década. 

    Así lo informaron las autoridades sanitarias del país, que también confirmaron que no es un caso contagioso, pero que ha desarrollado parálisis a causa de este virus, así mismo aseguran que este joven no tenía la vacuna contra la polio, y que posiblemente tuvo contacto con alguien que contiene el virus vivo debilitado.

    "Basándonos en lo que sabemos sobre este caso y de la poliomielitis en general, el Departamento de Salud recomienda encarecidamente que las personas no vacunadas se vacunen o se refuercen con la vacuna IPV lo antes posible", dijo la Comisionada de Salud del Estado, Mary Bassett, mediante un comunicado de prensa.

    Los funcionarios estatales están trabajando con el Departamento de Salud del Condado de Rockland para conseguir más vacunas contra la poliomielitis, sostuvo la comisionada de salud del condado, Patricia Schnabel Ruppert.

    El virus de la poliomielitis puede transmitirse por contacto directo con una persona infectada o, con menor frecuencia, a través de agua y alimentos contaminados, además, aquellos pacientes infectados pueden propagar el virus durante semanas en su materia fecal, así mismo aquellos pacientes asintomáticos, pueden transmitirles el virus a otros.

    Actualmente, las autoridades sanitarias de New York, sostienen que han identificado el virus de la polio en las aguas residuales de la ciudad, lo que "sugiere" que ha habido transmisión local. 

    Por ello, han instado a la población, especialmente a los niños, a vacunarse, ya que a pesar de ser parte de la reglamentación escolar, se calcula que casi el 14 % de los menores de cinco años no están vacunados, contra este virus. 

    El condado de Rockland, epicentro del primer paciente, está situado a 20 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, en cuya área metropolitana se engloba.

    A principios de agosto, las autoridades anunciaron que el virus ya se había detectado en aguas residuales de Rockland un mes antes de registrarse el caso, que correspondía a un varón adulto no vacunado.

    Para luego, "el departamento de Sanidad de la ciudad de Nueva York y el del Estado de Nueva York han identificado el virus de la polio en las aguas residuales de la ciudad, lo que sugiere la transmisión local del virus", sostienen las autoridades sanitarias de la ciudad en un comunicado. "La polio puede producir parálisis e incluso la muerte. Instamos a los neoyorquinos no vacunados a que se vacunen ahora".

    La ciudad tiene al menos 70 % de los niños de este grupo etario están al día con sus vacunas, lo que los pone en riesgo de contraer polio.

    Los líderes comunitarios que se reunieron con el equipo de los CDC advirtieron que no hay optimismo entre los especialistas, aunque recién este viernes, con el hallazgo en Nueva York, se cree que habrá una toma de conciencia real del potencial de este brote.

    Según datos recientes, las tasas de vacunación contra la polio en Rockland y Orange, al norte de la ciudad de Nueva York, son de apenas el 60 %, mientras que en el resto de los Estados Unidos alcanza al 93 %. 

    Las personas inmunodeprimidas pueden ser vulnerables incluso si están totalmente vacunadas.

    Mas noticias de Infectología