OPS apoya el acceso equitativo a la vacuna contra viruela del mono en países de América

Frente a la escasez de vacunas contra el Monkeypox, una resolución recién aprobada para los países aliados de la OPS insta a facilitar el acceso.

Pedro Felipe Cuellar

    OPS apoya el acceso equitativo a la vacuna contra viruela del mono en países de América

    En Puerto Rico, el Departamento de Salud inició con la vacunación de aquellos que actualmente están infectados del MonkeyPox, utilizando los biológicos aprobados por los EE. UU, actualmente, según el último boletín del Departamento de salud, la Isla tiene ya un total de 45 casos confirmados, siendo la mayoría de hombres adultos y se cuentan con 23 centros de vacunación habilitados, al menos el 50% de los casos tuvo historial de viaje. 

    Siendo ya un total de 10.000 casos a nivel mundial, y con esta cifra en aumento, la Organización Panamericana de Salud, OPS, aprobó mediante una resolución con la meta de lograr a los países que hacen parte de esta para lograr un acceso equitativo a la vacuna contra esta enfermedad. 

    Las vacunas JYNNEOS y ACAM2000 son las aprobadas por la FDA, en años anteriories, para su aplicación, sin embargo, la ACAM2000 no debe usarse en personas que tengan afecciones en la piel (dermatitis atópica), mujeres en embarazo, o personas con sistema inmune comprometido. 

    La directora de la agencia, Carissa Etienne, explicó que solo se encuentra disponible una vacuna de tercera generación contra la viruela del mono y que su elaboración corre a cargo de un solo fabricante, pero que pese a esta escasez de oferta, la OPS ya inició las primeras negociaciones con su productor.

    "Una respuesta coordinada, a tener acceso a esta vacuna a través del Fondo Rotatorio de la Organización", invita Etienne, para tomar medidas necesarias para ayudar a los Estados, y también, insta a que recurran a la agencia y al Fondo Rotatorio, "como el mecanismo técnico regional estratégico más adecuado para brindar un acceso equitativo a esta y otras vacunas".

    Las recomendaciones del Grupo Técnico Asesor de la Organización sobre Enfermedades Prevenibles por Vacunación, así como las del Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional estipulan que los países deben priorizar las vacunas para grupos específicos, así como para los contactos cercanos de un caso confirmado, con el fin de maximizar su impacto teniendo en cuenta el limitado suministro.

    La viruela del mono ya está en 24 países del continente americano

    El director general de la Organización Mundial de la Salud declaró el pasado 23 de julio el brote de viruela del mono como una emergencia de salud pública de importancia internacional.

    El brote que inició a mediados de mayo y hasta el momento afectando a 89 países de todo el mundo, y en el continente americano se han notificado más de 10.000 casos de la enfermedad en 24 países desde el inicio del brote, una cifra que representa el 38% de los casos mundiales.

    "La declaración de emergencia de salud pública de importancia internacional vino con recomendaciones detalladas tanto para los países y territorios que no han detectado ningún caso como para los que ya tienen casos importados o transmisión en sus comunidades", destacó Etienne.

    Entre las sugerencias a poner en práctica que la Organización trabaja con los Estados miembros se incluye la comunicación de riesgos y la participación de las comunidades afectadas, la detección temprana y la vigilancia, el tratamiento y el aislamiento de los pacientes, y el seguimiento de los contactos.

    Sin embargo, Etienne añadió que "la vacunación posterior o previa a la exposición podría ser un complemento de las demás medidas".

    Entendiendo que la sintomatología de esta condición no es una sintomatología que sea permanente, "las lesiones de viruela de mono no son permanentes, no duran años, aunque lo que si pueden durar son las cicatrices, pero las lesiones van madurando, secándose aun naturalmente sin tratamiento y al cabo de unas semanas puede ser de 2 a 3 semanas, forman una costra y se van. La erupción eritematosa, que puede dar bastante difusa o generalizada, tiende a durar menos y a desaparecer más rápido que las lesiones pustulosas", así lo confirma el Dr. Luis Espinosa, pasado presidente de la Sociedad Dermatológica de Puerto Rico.

    Fuente consultada aquí.

    Mas noticias de Infectología