Las 6 enfermedades que podrías contraer en un baño

Existen bacterias y virus, habituales en los baños públicos y que es muy fácil llevárselas a casa, incluso al organismo.

Pedro Felipe Cuellar

    Las 6 enfermedades que podrías contraer en un baño

    Los baños públicos en probabilidad tienen menor cantidad de gérmenes que el lavaplatos de tu casa, o con mucha seguridad, menor que la cantidad del lavamanos de los mismos. Aun así, ciertas bacterias y virus son más usuales en estos baños, pues son transmitidas a través de las heces, y son fáciles de contraer si no tienes la costumbre de lavarte las manos; según un estudio estadounidense, solo el 67% de las personas lo hacen siempre.

    Se debe quitar el estigma que se tiene sobre las Enfermedades de Transmisión Sexual ETS, en estos lugares, puesto que, "nunca nadie ha contraído una ETS en el váter, a no ser que haya hecho el amor sobre él", asevera la Dra. Abigail Saluyers, presidenta de la Sociedad Americana de Microbiología.

    La Organización Mundial de la Salud asegura que la falta de higiene supone uno de los principales factores de riesgo para la adquisición de este tipo de enfermedades. Aquí, 6 enfermedades que podrías contraer en un baño público, y privado: 

    1. Escherichia coli (E. coli) 

    Responsable de muchas las intoxicaciones alimentarias, se transmite a través de las heces, normalmente cuando alguien o algo la conduce de estas a la comida, aunque también puede aferrarse a superficies no porosas como la taza del váter. Si nos infectamos tendremos una bonita diarrea, que incluirá probablemente calambres abdominales y vómitos.

    - En tu casa, las juntas deterioradas, las filtraciones de agua favorecen, la humedad y procreación de moho, que libera esporas que se quedan concentradas en la zona y se propagan en el aire, este tipo de hongos provocan reacciones alérgicas leves, picor en los ojos, congestión y moqueo constante, dolor de cabeza, tos; graves, irritaciones en la piel, asma y hasta pérdida de cabello.

    2. Norovirus

    Esto provoca fuertes diarreas, que por suerte se pasan por sí solas en dos o tres días. Los brotes de Norovirus suelen producirse en lugares cerrados y se propaga muy rápidamente, entre persona a persona, y a través de la comida. Se trata de un virus que sobrevive hasta dos semanas en superficies no porosas, incluido el inodoro público, lo mejor es poder lavarte las manos.

    - Por otra parte, no dejes que el baño en tu hogar tenga acumulación de humedad, esta es la principal causa de la aparición de diferentes hongos, existen más de 100.000 especies de moho en el mundo y el clima de tu baño es perfecto para su proliferación.

    3. Shighella (shigellosis)

    Esta bacteria provoca diarreas mucho más severas que la E. coli y el Norovirus, pero su presencia es muchísimo menos habitual. Es una bacteria muy contagiosa y se transmite a través de las heces, por lo que es importante tener siempre los baños muy limpios, así pues, lavar la taza con jabón o lejía acaba con esta bacteria y con muchas otras.

    - Es crucial en tu baño privado, tener buena ventilación, ¿Sabes a quién le encanta ese oscuro y húmedo tubo? Exacto: el moho empezará a acumularse allí, en una zona de más difícil acceso y arreglo, y finalmente planeará la conquista de toda la casa desde su cómoda trinchera.

    4. Streptococcus (Estreptococos)

    El género Streptococcus es un grupo de bacterias que suelen instalarse en la garganta y causan considerables enfermedades inflamatorias, como la amigdalitis, la meningitis y la neumonía. Según un informe de Cleaning & Maintenance Management, el 39% de los váteres públicos albergan este patógeno.

    - En el baño de tu casa, evitar el uso de detergentes con cloruro de amoníaco, y sobre todo, no mezclarlos nunca. Estos líquidos de limpieza provocan irritaciones en piel y pulmones, llegando a provocar asma, según la cantidad y el uso prolongado del mismo, además de esto cambia tus cortinas de vinilo o plástico por cortinas de nylon o polyester lavables.

    5. Staphylococcus (Estafilococos)

    El Staphylococcus aureus, famoso por ser resistente a la penicilina y, más recientemente, a la meticilina. Esta temida superbacteria puede vivir en la taza del váter, o cualquier otra superficie no porosa, durante más de dos meses. Y le bastan tres segundos para transportarse a tu piel.

    6. Rhinovirus (Gripe y resfriado) 

    El virus de la gripe puede vivir dos o tres días en cualquier superficie no porosa y algunas cepas, como la de la gripe aviar, pueden aguantar semanas. Es importante que en los baños públicos no tocarse los ojos, la nariz ni la boca después de haber tocado cualquier superficie del baño, y antes de salir lava tus manos.

    - ¿Neumonía solo al sentarnos en el inodoro o lavamanos? Solo en torno al 1 % de los adultos se contagian de la bacteria a través de la piel, y ni siquiera eso implica que vaya a llegar a tu garganta. En todo baño, la cerámica sanitaria de la taza del W.C. y el lavabo son el lugar de descanso favorito de los vermes o lombrices intestinales y de los virus de la gripe. El contagio es rápido y eficaz, con sentarte o lavarte las manos en el mismo baño que otra persona contagiada estás sujeto a estos agentes malignos

    Fuentes consultadas baños públicos y baños privados

    Mas noticias de Infectología