Conozca los 7 patógenos comunes en las Infecciones de Transmisión Sexual, 4 no tienen cura

Las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) representan un problema para la salud pública, ya que en todo el mundo a diario, más de 1 millón de personas contraen una.

Pedro Felipe Cuellar

    Conozca los 7 patógenos comunes en las Infecciones de Transmisión Sexual, 4 no tienen cura

    Según la Organización Mundial de la Salud, las Infecciones de Transmisión Sexual se convierten en problema de salud cuando no se tratan adecuadamente, pues pueden producir complicaciones cardiovasculares, neurológicas, infertilidad y una mayor probabilidad de adquirir VIH.

    Según la autoridad sanitaria, para el año 2020, América ocupaba los primeros puestos de personas infectadas con enfermedades como la sífilis, con un promedio de más de 5 millones de casos, clamidiasis con 27 millones de pacientes y tricomoniasis con 20 millones. 

    A su vez, los numerosos casos que se conocen globalmente del herpes genital superan los 500 millones, sin embargo, expertos han clasificado las enfermedades de transmisión sexual en ocho patógenos:

    • 4 son curables: Sífilis, Gonorrea, Clamidia, Tricomoniasis 

    • 4 no tienen cura: VIH, Hepatitis B, Herpes simple y Virus del Papiloma Humano. 

    A continuación, siete de los más comunes: 

    Espiroqueta Treponema pallidum y la sífilis 

    La sífilis es una enfermedad producida por la espiroqueta Treponema pallidum y caracterizada por 3 estadios clínicos sintomáticos secuenciales separados por períodos de infección asintomática latente.

    Las manifestaciones más frecuentes son las úlceras genitales, las lesiones cutáneas, la meningitis, la enfermedad aórtica y los síndromes neurológicos. En este sentido, hay dos tipos de sífilis: primaria, la cual no produce dolor y se manifiesta con una úlcera o llaga; y la secundaria que genera fiebre, erupciones en las manos y plantas de los pies e inflamación de los ganglios linfáticos, según la OMS.

    Neisseria gonorrhoeae - Gonorrea

    La gonorrea es la enfermedad causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae, que afecta típicamente los epitelios de la uretra, el cuello uterino, el recto, la faringe o las conjuntivas y causa irritación o dolor y secreción purulenta.

    Entre el 10 % y el 20 % de las mujeres infectadas y muy pocos hombres infectados son asintomáticos. Alrededor del 25 % de los hombres manifiesta mínimos síntomas.

    El diagnóstico se basa en el examen microscópico, el cultivo o las técnicas de amplificación de ácidos nucleicos y el tratamiento puede realizarse con diversos antibióticos por vía oral o parenteral, pero la resistencia farmacológica constituye un problema creciente a nivel global. 

    Chlamydia trachomatis - Clamidia 

    Las Chlamydia trachomatis son bacterias intracelulares obligadas e inmóviles, contienen ADN, ARN y ribosomas que sintetizan sus propias proteínas y ácidos nucleicos. La clamidia es más común en personas jóvenes, especialmente mujeres. Es probable que usted se contagie si no usa siempre un condón, o si tiene múltiples parejas.

    En las mujeres, una infección de clamidia no tratada puede propagarse al útero y trompas de Falopio, causando enfermedad inflamatoria pélvica. Esta afección puede causar daños permanentes en el sistema reproductor.

    Trichomonas o Tricomoniasis

    La OMS la considera como la infección más frecuente en el mundo por el número de pacientes, en su mayoría de 40 a 50 años, que la contraen. "La infección es asintomática en al menos un 50 por ciento de las mujeres y un 70-80 por ciento de los hombres", precisa la entidad.

    Las mujeres pueden presentar flujo vaginal anormal, dolor genital y molestias al orinar. Síntomas similares se generan en los hombres, pues tienen quemazón al orinar, irritación en su miembro viril y secreción uretral.

    Se sabe que esta ITS puede aumentar la probabilidad de adquirir VIH. De ahí que se recomienden análisis médicos para diagnosticar y decidir si se debe iniciar tratamiento con antibiótico.

    Virus de Inmunodeficiencia Humana - VIH 

    La infección del virus de la inmunodeficiencia humana es catalogada como un problema de salud pública mundial por la OMS ante el número de personas que han muerto a lo largo de los años: en promedio, más de 36 millones.

    La persona no presenta síntomas en las primeras semanas. De hecho, algunos manifiestan el malestar cuando el virus ya se encuentra en una etapa avanzada.

    Un cuadro, parecido a la gripa, con dolor de garganta, de cabeza y fiebre se torna con el pasar de las semanas en diarrea, pérdida de peso e inflamación de los ganglios linfáticos. Las anteriores señales de alerta hacen vital acudir al médico para comprobar que se trata de VIH.

    A pesar de que no tiene cura, los esfuerzos de la autoridad sanitaria se concentran en tratamientos terapéuticos con la ayuda de fármacos antirretrovirales. Así, se evita que el paciente desarrolle otra serie de complicaciones, entre ellas, tuberculosis, cáncer o sarcoma de Kaposi.

    Virus del Papiloma Humano - (VPH16 y VPH18)

    El virus del papiloma humano (VPH) es la infección de transmisión sexual más común. Hay cerca de 200 variantes de VPH, pero solo 14 de ellas, y en especial la VPH16 y VPH18, son las de mayor riesgo oncogénico y las que tienen más probabilidades de derivar en un cáncer de ano, pene, vagina, vulva, orofaringe o, el más frecuente, el cáncer de cuello de útero.

    La gran mayoría de los que contraen el VPH no presentan síntomas, pero que la manifestación clínica más frecuente son las verrugas en la zona genital, anal, la boca o la garganta. 

    Virus del herpes simple tipo 1 (HVS-1) y tipo 2 (HVS-2) - Herpes genital

    El herpes genital es una infección contagiosa causada por el virus del herpes simple. Hay dos cepas o tipos diferentes de HVS 1 y 2. 

    Ambos pueden causar herpes genitales, aunque la mayoría de los casos de herpes genitales se deben al HVS-2. Cuando es sintomático, el HVS-1 suele presentarse como ampollas o boqueras en los labios (herpes labial o febril), pero también puede infectar la región genital a través del contacto oral-genital o genital-genital. 

    El HVS-2 sintomático suele causar ampollas dolorosas y acuosas en o alrededor de los genitales o el ano, sin embargo, gran cantidad de las personas que tienen estos virus no presentan signos o síntomas, o los mismos mínimos.

    Mas noticias de Infectología