Dr. Rodríguez, el especialista con más bajas tasas de mortalidad en cirugía de corazón en la isla

Aprendí de mis padres que las cosas hay que hacerlas bien y en beneficio del paciente y sin estar pensando en el ingreso económico


Dr. Rodríguez, el especialista con más bajas tasas de mortalidad en cirugía de corazón en la isla

El especialista está escribiendo un libro sobre cómo educar a la población para escoger la mejor alternativa de tratamiento que esté disponible en la época en la que deban someterse a alguno, el cual, espera publicar en unos dos años y con él, ayudar a muchas más personas, convirtiéndose así, en su aporte, su meta y su manera de terminar su práctica.

Dr. José Ramón Rodríguez Vega

, cirujano cardiovascular y torácico en el

Hospital San Pablo

de Bayamón.

Marcela moreno Wilches
Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública

En entrevista exclusiva con la revista Medicina y Salid Publica (MSP), destacamos la trayectoria del Dr. José Ramón Rodríguez Vega, cirujano cardiovascular y torácico del Hospital San Pablo de Bayamón, médico con las cifras más bajas de mortalidad y morbilidad en cirugías de corazón en Puerto Rico.

Nacido en la capital de Puerto Rico, hijo de un ginecólogo y una endocrinóloga y siendo un joven apasionado por las matemáticas y con un promedio muy alto en sus estudios, cumplió con los requisitos para ser aceptado en la Escuela de Medicina.

Desde su juventud en los campamentos montaba hospitales para atender los primeros auxilios de sus compañeros, además recuerda que a los 12 años vio la primera cesárea que practicó su papá.

“Sobre mis 12 o 14, yo quería ser neurocirujano, para mí era algo muy difícil tener que operar el cerebro”, recuerda.

En el segundo año, fue donde vio en los libros la anatomía del corazón y su funcionamiento y fue ahí donde decidió ser cirujano de corazón.

“Recuerdo cuando se lo comenté a mi papá y me dijo, ¿pero no es más fácil que seas ginecólogo? Te vienes conmigo cinco años y al quinto año yo te dejo mi práctica completa y no tienes que hacer una práctica... imagino que lo decía porque para él fue más difícil hacer su práctica y él quería ayudarnos”, dijo a MSP el cirujano.

“Aprendí de mis padres que las cosas hay que hacerlas bien y en beneficio del paciente y sin estar pensando en el ingreso económico”, expresó el Dr. Rodríguez.

Además, señaló, “la humildad para mí no es algo que uno practica como un libreto en una novela, uno nace con ella y se la inculcan además desde que es pequeñito y esto hace que la práctica de la medicina sea más bonita y se disfrute más porque te identificas con el paciente. Todo paciente que tiene un apéndice agudo, tú le dedicas tiempo a pregúntale qué hace o a qué se dedica, entonces además de sacarle el apéndice, estableces una relación con una vida, con un ser humano, entonces si te encuentras con él 10 años después, te abraza y se acuerda de lo que uno hizo y ese es el lema mío de la práctica”.

Reconocimientos en la medicina

En sus últimos dos años de residencia obtuvo la nota más alta en los exámenes de cirugía cardiovascular y al día de hoy tiene la mortalidad más baja en Puerto Rico y tal vez en EE. UU en cirugía de corazón, lo que logra basado en los estudios más recientes y dejando de lado algunos diagnósticos qué aprendió en su práctica.

El Dr. Rodríguez ha sido premiado por el America's Top Doctor cuatro veces en los años 2009, 2010, 2014, 2015.

Por primera vez en este año, a mí y a mi hermana, nos seleccionaron Puerto Rico Top Doctor entre 300 médicos que tiene el hospital donde yo trabajo”, explica el cirujano a MSP.

Señala que lo logra dado a su pasión por las matemáticas que lo hacen ser tan estadístico

En sus 25 años de practicas el Dr. Rodríguez ha salvado muchas vidas, pero ahora está escribiendo un libro sobre cómo educar a la población para escoger la mejor alternativa de tratamiento que esté disponible en la época en la que deban someterse a alguno, el cual, espera publicar en unos dos años y con él, espera ayudar a muchas más personas, convirtiéndose así en su aporte, su meta y su manera de terminar su práctica.

“El legado que yo voy a dejar en la historia es el legado de un doctor bueno, porque ahora mismo no hay centros de entrenamiento de cirugías de corazón en Puerto Rico, la Escuela de Medicina de Puerto Rico te lleva hasta doctor y hay una residencia de las especialidades comunes, pero en cirugía cardiovascular tienes que ir a Estados Unidos y allí no hay suficientes residencias y yo cumplo 61 años y solo hay un cirujano más joven que yo en Puerto Rico que acaba de llegar y no es puertorriqueño. Ahora, los de 30 o 40 años están interesados en otras especialidades que dan más dinero y son más rápidas”, concluyó el cirujano cardiovascular y torácico.

[gallery ids="91157,91156,91155,91154,91159,91158"]


Artículos Relacionados