Factores inflamatorios de la psoriasis pueden predisponer a padecer condiciones cardiovasculares

La psoriasis no solo afecta la piel, también puede generar inflamación en otros órganos del cuerpo.

Luisa Ochoa

    Factores inflamatorios de la psoriasis pueden predisponer a padecer condiciones cardiovasculares

    En conmemoración del Día Mundial de la Psoriasis, la Revista Medicina y Salud Pública entrevistó en exclusiva a la destacada Dra. Aileen Santos, dermatóloga estética, médica y quirúrgica y profesora en el Departamento de Dermatología del Recinto de Ciencias Médicas, quien explicó el riesgo que tienen los pacientes con psoriasis de sufrir complicaciones asociadas a su condición.

    La especialista también enfatizó en los cuidados que deben tener, e igualmente en la importancia de seguir el tratamiento con el fin de evitar posibles exacerbaciones y complicaciones en otros órganos del cuerpo.

    "La psoriasis no lleva a padecer cáncer, sin embargo, sabemos que esta inflamación que tenemos en la sangre a causa de la psoriasis, tiene ciertos factores que van a predisponer al paciente a desarrollar en un futuro infartos o derrames", mencionó la Dra. Santos.

    También agregó que, "todos estos factores inflamatorios que están no solamente en la piel, en articulaciones, sino en nuestra sangre pueden predisponer al paciente a enfermedades cardiovasculares". 

    Pese a que no hay una forma de prevenir esta condición, la especialista brindó datos de importancia para la comunidad médica. "Dos tercios de los casos tienen una predisposición genética, pero en un tercio de los casos no hay historial familiar ni genético".

    De acuerdo con diversos estudios, se cree que la psoriasis se origina por un problema del sistema inmunitario en el que las células que combaten infecciones atacan por error las células sanas de la piel. Los investigadores creen que tanto la genética como los factores ambientales juegan un papel determinante.

    Cabe mencionar que el diagnóstico de la condición es característicamente clínico, ya que los dermatólogos observan las placas de la piel que causa la psoriasis, sin embargo, en algunos casos, cuando el diagnóstico no es claro, se pueden implementar otros estudios.

    Con relación a la progresión de la enfermedad, la especialista afirmó que evalúan a los pacientes en periodos de uno a dos meses y evidencian las señales de las placas, si están gruesas, más finas, o si desaparecen.

    Los pacientes con psoriasis no se curan totalmente de la enfermedad, puede que duren varios años en remisión, pero eventualmente las placas pueden volver a aparecer o incluso afectar otras zonas del cuerpo. 

    La especialista también indicó que, "todos los pacientes son un reto, pero cuando el paciente tiene eritrodermia, que es cuando lega cubierto de pies a cabeza, esos pacientes tienen otros riesgos, pueden tener otras complicaciones y los tenemos que tratar con mucha urgencia".

    La psoriasis eritrodérmica es el tipo de psoriasis menos frecuente. Puede cubrir todo el cuerpo con un sarpullido escamoso que puede picar o arder con intensidad y además se desencadena por el uso de corticoides u otros medicamentos, quemaduras graves por el sol u otro tipo de psoriasis.

    Vea el programa completo aquí. 

    Mas noticias de Dermatología