Consenso médico en torno al tratamiento de la psoriasis en Puerto Rico

Especialistas destacados señalan cuál es la pauta a seguir en el tratamiento contra la psoriasis.

Isbelia Farías

    Consenso médico en torno al tratamiento de la psoriasis en Puerto Rico

    Hay un aumento de la condición de psoriasis entre los puertorriqueños. Por ello, es importante que el paciente atienda ciertos signos que le podrían indicar que la está padeciendo y educarse sobre las mejores opciones disponibles para tener una buena calidad de vida.

    La Dra. Eneida de la Torre, dermatóloga, investigadora y catedrática auxiliar de la UCC, señala que la psoriasis en placa es la más común, así como también hay casos de psoriasis en gota, psoriasis inversa, la pustulosa y la eritrodérmica, que es la más severa. Pero la psoriasis en placa, que es la más usual, se evidencia por áreas enrojecidas, demarcadas en la piel, que tienen mucha escama y picor. Se ve en áreas como los codos, rodillas y cuero cabelludo, pero también se ve en manos o pies y puede avanzar por todo el cuerpo.

    La psoriasis en gota tiene unas lesiones más pequeñas. La psoriasis inversa puede afectar las axilas, los pies e incluso la piel genital. Cuando está inflamada, puede presentarse como inflamaciones pustulares. Esto puede llevar a que se trate de forma errónea. La psoriasis eritrodérmica, afecta a todo el cuerpo y el paciente cae agudamente enferma.

    La psoriasis a veces se confunde con otras condiciones, como la dermatitis o la alergia. El Dr. Luis Ortiz Espinosa, dermatólogo y director médico de Nova Derm Puerto Rico, señala que la psoriasis es una condición multifactorial; hay una tendencia genética, pero también influye el ambiente. Se trata de una condición inflamatoria que tiene que ver con el sistema inmune. Lo más importante es que la gente sepa que la psoriasis no se contagia ni es culpa del paciente, aunque algunos hábitos poco sanos, como la obesidad, afectan.

    El Dr. Samuel Sánchez, presidente de la sociedad dermatológica de Puerto Rico, destaca que varios factores influyen, como los medicamentos betabloqueadores, infecciones como el VIH, tratamientos con esteroides, que pueden llevar una psoriasis en placa a otra más grave, y el factor genético.

    Enfoque respecto a los tratamientos para la psoriasis

    El Dr. Samuel Sánchez indica que, en sus inicios la condición se trataba en su manifestación tópica, pero esto ha cambiado y ahora se maneja de forma más específica. Además, se estudian las comorbilidades. Los nuevos medicamentos son más efectivos y rápidos, los pacientes sufren menos. Aunque hay mucho temor a las medicinas biológicas, estas brindan una oportunidad para los pacientes.


    El Dr. Ortiz añade que los tratamientos tópicos pueden ayudar en una pequeña área, pero hay pacientes con más lesiones y más necesidades, por lo que necesitan más opciones. Se debe insistir en que se hidrate la piel, también se hace tratamiento con luz ultravioleta o con láser. El esteroide también puede ser inyectado en el cuero cabelludo con esteroide. Hay medicinas tradicionales, como el metrotexato, y nuevas medicinas biológicas.

    La psoriasis es tratada según la severidad, resalta la Dra. De la Torre; además de las cremas de esteroides, también se han aprobado otros medicamentos tópicos que no son a base de esteroides, porque estos a veces pueden tener efectos adversos o no son efectivos ya.

    En el caso de la artritis psoriásica, la doctora Paloma Alejandro, reumatóloga de Soto-Raíces Mindful Rheumatix and Medical Research Group, afirma que se trata de una condición sistémica. Aunque se tenga psoriasis, la artritis puede aparecer 8 años después, así que los pacientes deben ser evaluados por un reumatólogo al menos una vez al año. El tratamiento no difiere, es el mismo, incluye medicamentos biológicos y orales, inhibidores de moléculas pequeñas y otros que tratan las dos condiciones al mismo tiempo y, si se trata la psoriasis de manera un poco agresiva, esto puede prevenir que aparezca la artritis más tarde.

    El aspecto emocional y mental del paciente también debe ser abordado, puesto que afectarán la condición. Es importante considerar la nutrición, asevera el doctor Ortiz. Además del tratamiento médico farmacológico, hay un abordaje nutricional y psicológico.

    De la Torre aclara que, aunque en la psoriasis hay lesiones que se ven en la piel, los dermatólogos no serán los únicos médicos tratantes, pues, pueden existir otras comorbilidades, como diabetes, por ejemplo, y esto amerita la atención de otros especialistas, como endocrinólogos o médicos internistas, y que puedan hacer un seguimiento completo.

    Finalmente, el paciente Nelson González da fe de todo cuanto exponen los médicos, pues, ha vivido en primera persona la evolución de los tratamientos para manejar la psoriasis y da gracias a Dios por los adelantos de los que se disponen hoy día.


    Vea el evento completo aquí

    Mas noticias de Dermatología